Las startups con este tipo de fundador obtienen un 151% más ingresos

Para los inversores de capital de riesgo, seguir el dinero y buscar mayor diversidad entre los fundadores es lo mismo.
Las startups con este tipo de fundador obtienen un 151% más ingresos
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network Contributor
CEO & Cofounder at Spekit
8 min read
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En 2020, la proporción de fondos de riesgo que se destinaron a fundadoras se redujo a solo un 2.3%. En un mundo donde tener acceso a capital puede hacer o deshacer tu empresa, eso significa que solo dos mujeres por cada 98 hombres tienen esa oportunidad. Yo soy una de esas dos mujeres.

Este mes, mi empresa, Spekit, anunció nuestra ronda de financiación Serie A de 12 millones de dólares para cambiar la forma en que los empleados aprenden en el lugar de trabajo. Es un logro con el que solo podíamos soñar hace tres años, cuando hacíamos lluvia de ideas de productos en el ascensor y durante el almuerzo. El camino hacia la Serie A estuvo para nosotras, como para todas las mujeres, pavimentado de obstáculos. No asistí a una escuela de la Ivy League. No era una emprendedora en serie. Y, sobre todo, mi cofundadora y yo somos mujeres.

Estadísticamente, las cartas estaban en nuestra contra y lo seguirán estando mientras nuestra empresa escala. Has escuchado las estadísticas, pero permíteme compartir algunas: cuando los equipos exclusivamente femeninos tienen la oportunidad de pitchar, los capitalistas de riesgo (venture capitals o VC) dedican un 30% menos tiempo a su solicitud de recaudación de fondos, un 50% más de tiempo a la sección de tracción y un 24% más de tiempo en las diapositivas del producto. Básicamente, nos someten a un escrutinio más duro y prolongado y, al final, recaudamos en promedio un 30% menos que los equipos de fundadores masculinos.

Pero los desafíos que hemos tenido que superar también nos dan una plataforma para influir en el cambio. Leer los titulares de fundadoras increíbles como Whitney Wolfe Herd, la CEO más joven de la historia en cotizar en la bolsa con Bumble, me recuerda que esta financiación es una oportunidad para cambiar el panorama.

Juntos, podemos dar forma a un mundo empresarial que reemplace el sesgo por la inclusión, la convención por la oportunidad y las suposiciones por la lógica. El primer paso para construir este nuevo futuro es abordar varias áreas clave.

Construir una empresa icónica requiere capital

La última lista de Forbes de los 100 líderes más innovadores abarca desde Jeff Bezos hasta Marc Benioff. Un mejor título podría haber sido '100 hombres más innovadores', dado que había exactamente una mujer que llegó a la lista. Para sus rankings, Forbes analizó a los CEOs y los calificó en función de su reputación en los medios en cuanto a innovación, conexiones sociales y capital, un historial de creación de valor y las expectativas de los inversores para la creación de valor.

Mi respuesta favorita provino de Anand Giridharadas, editor general de la revista TIME, quien escribió en Twitter: “Hay el doble de hombres llamados Stanley que de mujeres con cualquier nombre. Y solo hay dos Stanley".

La lógica detrás del proceso de selección de Forbes era defectuosa, lo que finalmente admitieron. Todo el episodio expuso la amplia naturaleza del sesgo que impide a las mujeres recaudar fondos o ser nominadas para dirigir las empresas más emblemáticas del mundo.

Menos del 1% de las nuevas empresas que están en una ronda semilla alcanzarán el estatus de 'unicornio' con una valoración 1,000 millones de dólares. Suma esto al al 2.3% de las mujeres que reciben financiación de riesgo y verás que las fundadoras tienen más posibilidades de ganar la lotería que de estar en la lista de 'líderes más innovadores'.

Los VC pueden y deben jugar un papel fundamental para mover la balanza. En lugar de invertir en alguien que se parezca a esos 99 hombres de la lista de Forbes, busquen a las fundadoras que simplemente necesitan el capital para llegar allí.

Crédito: Depositphotos.com

Usar métricas clave de rendimiento para impulsar las inversiones

Al observar solo los retornos de inversión de las empresas fundadas por mujeres, First Round Capital descubrió que las emprendedoras en las que invirtieron se desempeñaron un 63% mejor que los equipos de hombres fundadores. Otro estudio de Boston Consulting Group reveló que por cada dólar de inversión recaudado, las startups dirigidas por mujeres generaban un 151% más en ingresos que las startups dirigidas por hombres. No estamos hablando de unos pocos puntos porcentuales aquí. Esto equivale a cientos de millones en rendimientos más altos para una VC. 

No hay duda de que la diversidad juega un papel clave en estas métricas. Un estudio de Harvard Business Review es uno de los muchos que describen la relación estadísticamente significativa entre diversidad e innovación. Una encuesta entre más de 1,700 empresas de todo el mundo reveló que las empresas con una diversidad superior al promedio tenían ingresos por innovación un 19% más altos.

No puedo pensar en un incentivo más claro para que los capitalistas de riesgo reevalúen sus prácticas de inversión. Dado que las mujeres representan más del 40% de todos los emprendedores de este país, el conducto está claramente ahí. Es solo cuestión de encontrarlo.

Implementar prácticas que prioricen la diversidad

No, la respuesta no es que los VC salgan corriendo y empiecen a invertir en todas las empresas fundadas por mujeres. Se trata de cambiar estos patrones arraigados, costumbres obsoletas y prejuicios que frenan el progreso.

Mallun Yen, fundadora y socia de Operator Collective, estaba íntimamente familiarizada con estas estadísticas cuando decidió invertir en mi empresa. Su fondo es 90% mujeres y 40% personas de color. En asociación con Leyla Seka, ex vicepresidenta de Salesforce que dirigió la iniciativa de igualdad de remuneración en la empresa, el fondo se fundó “porque [ellos] creen que el poder del capital de riesgo se concentra en un grupo homogéneo que no representa dónde está [su] industria ahora o hacia adónde va".

Afortunadamente, existen algunas formas sencillas en las que cualquier VC puede representar mejor dónde se encuentra actualmente nuestra industria y hacia dónde se dirige:

  • Adoptar un proceso de pitch basado en datos. Una investigación realizada por Harvard Business Review reveló un sesgo en la forma en que se interroga a las mujeres en el proceso de pitching en comparación con sus homólogos masculinos, e incluso mostró cómo los pitches con voces masculinas superaron con creces a los de voz femenina. Al adoptar un proceso de pitching estrictamente basado en datos, los fondos pueden eliminar el sesgo de la ecuación y centrarse en la calidad de la oportunidad.
  • Implementar pautas de abastecimiento. Exijan a sus equipos que busquen al menos una empresa fundada por mujeres por cada dos empresas fundadas por hombres. Esto los obligará a salir de su zona de confort y ser creativos con las oportunidades que traen a la mesa.
  • Establecer puntos de referencia (benckmarks). Hagan que la diversidad de su cartera sea una iniciativa claramente definida para su fondo y establezcan puntos de referencia para lograrlo.

Estos tres pequeños cambios pueden tener un gran impacto para cambiar el status quo y dar a las fundadoras de todo el mundo la oportunidad de estar en la próxima lista de los 100 líderes más innovadores de Forbes.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur