Cómo contratar a más de 300 personas en un año

Cuando inicié en los primeros dos años tuve que contratar a más de 300 personas para lograr llegar a nuestras metas. Aquí te cuento un poco de cómo lo hice.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Depositphotos.com

Una startup es una empresa diseñada para crecer rápido. Ser recién fundada no hace en sí a una empresa en su etapa temprana. Tampoco es necesario que trabaje en tecnología, o que acepte financiamiento de riesgo, o tenga algún tipo de "salida" la bolsa de valores. Lo único esencial es el crecimiento. Todo lo que asociamos con las startups se deriva del crecimiento.

Si deseas iniciar una, es importante entender eso. Necesitas saber que lo que estás buscando es el crecimiento exponencial. Al menos 3x o 4x anual en tus principales indicadores, y eso, no necesariamente, pero sí muy probablemente, se asocie a tener que crecer a tu equipo sobre todo al principio a un ritmo similar. La buena noticia es que si consigues un crecimiento sano y financieramente viable, todo lo demás tiende a caer en su lugar. Lo que significa que puedes utilizar el crecimiento como una brújula para tomar casi todas las decisiones que enfrentes.

Parte de lo que involucra crecer, es justamente tener más gente que te ayude a lograr tu visión, si en realidad eres una startup, entonces tendrás que contratar mucha gente y rápido. Muy rápido. Algunas empresas de capital de riesgo miden el crecimiento incluso semanalmente y dicen que un crecimiento sano, en etapas tempranas, para un emprendimiento es de entre 10 a 15% semanal.

Por otra parte, Endeavor considera un paso más que las startups, estas son las scaleups que son aquellas empresas, que ya se han consolidado pero que mantienen un crecimiento anual de más del 20% durante 3 años consecutivos. En cuanto a los empleos que generan, encontró que las scaleups crecieron en recursos humanos cerca del 80%, mientras que las startups llegaron a un 20% y las empresas tradicionales tienen un nivel cercano a cero por ciento.

Pero, ¿cómo encontrar al equipo correcto en tan corto tiempo? ¿cómo saber el valor que te agrega cada empleado y hasta cuánta gente necesitarás para lograr tus metas? 

No es fácil, sobre todo porque eres una empresa nueva; seguro estás desarrollando un área de trabajo que poca gente conoce, necesitarás gente especializada, que se aviente el clavado contigo a un mundo incierto como el de las startups, además de que para tener a la gente correcta necesitas igualar los sueldos de otras empresas grandes para ser competitivo en el mercado laboral, cuando no necesariamente todavía estás generando ganancias.

En mi experiencia como emprendedor serial, aquellas personas fundamentales son las primeras dos o tres que contratas. Ellos marcarán el espíritu de la empresa, dirigirán y darán la bienvenida al resto y si ellos no tienen bien puesta la camiseta es probable que no se logren los objetivos. 

Aquellas personas fundamentales son las primeras dos o tres que contratas / Imagen: Depositphotos.com

Una vez que tienes a tu primer círculo y confías en él, hay que definir muy bien qué se necesita para cada puesto extra que se contrata, cuáles serán sus funciones y por qué es importante para seguir creciendo exponencialmente. 

También es importante generar un análisis según la curva de ingreso marginal del producto. Dado que contratar más trabajadores genera más ingresos, pero también tiene un costo adicional, ¿cuál es la cantidad óptima de trabajo que se debe contratar?

Cuando has resuelto esta curva con los datos de tu negocio entonces sabrás qué personas necesitas, pero tiempo es dinero y encontrar a la gente correcta generalmente requiere de bastante tiempo, aunque hoy en día existen herramientas, como los modelos de Inteligencia Artificial que te pueden ayudar contratar más gente desde pools más grandes de talento de forma más rápida. De hecho, Hitch, una de las empresas en las que soy socio se dedica a eso, justo porque en emprendimientos anteriores me di cuenta de este problema y quise, junto a mis talentosos socios, resolver esto para proporcionar una herramienta confiable y efectiva de contratación.

Además de contratar bien y rápido, es importante hacerlo con gente que será compatible con la cultura empresarial que estás creando. Parte importante de esto es tener desde el inicio un modelo y bases de cultura laboral que te guíen en este proceso. Por ejemplo, Netflix tiene muy claro lo que necesita de sus trabajadores. Aquí una muestra de su manual de cultura:

“El entretenimiento, como la amistad, es una necesidad humana fundamental; cambia cómo nos sentimos y nos da puntos en común. Queremos entretener al mundo. Si lo logramos, habrá más risa, más empatía y más alegría.

Como todas las grandes empresas, nos esforzamos por contratar a los mejores y valoramos la integridad, la excelencia, el respeto, la inclusión y la colaboración. Sin embargo, lo que tiene de especial Netflix es cuánto nosotros:

  1. Fomentar la toma de decisiones independiente por parte de los empleados.
  2. Compartir información de manera abierta, amplia y deliberada
  3. Son extraordinariamente sinceros el uno con el otro
  4. Mantener solo a nuestra gente altamente eficaz
  5. Evitar las reglas

Nuestra filosofía fundamental es la de las personas sobre el proceso. Más específicamente, tenemos grandes personas trabajando juntas como un equipo de ensueño. Con este enfoque, somos una organización más flexible, divertida, estimulante, creativa, colaborativa y exitosa". 

Como pueden ver, tienen muy claro el tipo de gente que necesitan, al mismo tiempo que buscan reforzar su cultura y sus metas. También aquellos que quieran aplicar para trabajar en esa empresa sabrán qué se espera de ellos. Por eso recomiendo que toda startup cree su propio decálogo cultural. Quizá como emprendedor estés más metido resolviendo problemas, pero sin duda creo que esto es una parte fundamental de crecer. 

Ingresa Ahora