Los secretos de las mujeres emprendedoras para tener buenas finanzas

Te enseñamos a ver el lado no tan oscuro de las finanzas en los emprendimientos liderados por mujeres.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Las mujeres emprendedoras tienen diversas dudas en todo lo que representan las finanzas, desde el esquema empresarial hasta el personal. Algunas veces se considera que en efecto son diferenciadas, pero en otras ocasiones, se piensa que son una misma. La realidad es que el fortalecimiento del empoderamiento femenino es una de las claves para impulsar su potencial económico y personal.

Depositphotos.com

De acuerdo con datos del MSME Finance Gap del Banco Mundial, la falta de inclusión financiera de las mujeres impacta negativamente en las empresas que ellas lideran al existir una brecha de financiación de 92 mil millones de dólares para las micro, pequeñas y medianas empresas femeninas.

“Necesitamos perderle el miedo a involucrarnos en los números de nuestro negocio. Muchas veces solo por escuchar el concepto ‘Finanzas’. El primero pensamiento es un ‘no es para mí, yo desconozco lo relacionado a los números’. Las finanzas consisten en llevar un buen control y un ‘diario’ de lo que está pasando en nuestro negocio de forma numérica. La realidad es que, a menor estrés financiero, se van a tomar mejores decisiones al corto, mediano y largo plazo. Es decir, al conocer la situación financiera de nuestro negocio tenemos mayor flexibilidad y oportunidad para tomar decisiones asertivas, en lugar de reactivas”, explicó Ana Paula Deleze, directora de Finanzas en Victoria147.

Sabemos que el talento femenino vive lecciones valiosas en materia económica. Asimismo, requiere despejar algunas dudas del dinero y los negocios. Con base en la experiencia, preparamos tres recomendaciones para encontrar la luz al final del túnel de las cifras.

1. Destinar un sueldo, el primer paso al éxito

Imagen: Depositphotos.com

Lo tuyo es mío y lo mío es tuyo, no aplica en los negocios. La primera recomendación es tener cuentas separadas, una personal y una del emprendimiento.

Ante ello es vital instaurar un sueldo al trabajo que se realiza Al inicio del emprendimiento es complicado y probablemente no será el ideal, pero es parte del proceso y evolución del proyecto. Independiente a que puedas pagarte el sueldo ideal, debes establecer cuál sería ese monto, así como fijar metas y objetivos, para lograrlo poco a poco.

Si no separas las cuentas personales del negocio es muy fácil que se te salga de control, que comiences a gastar de forma personal más de lo que tienes o debes. Lo peor es que tu negocio nunca tenga la capacidad de ser rentable.

En caso de no hacerlo es muy probable que te enfrentes a las siguientes consecuencias:

  • Utilidades del negocio dedicadas a asuntos personales.
  • Cobertura de costos del negocio con tus propios ahorros.

2. Analizar el gasto, el costo y el precio, es más fácil de lo que parece

Imagen: Depositphotos.com

Para tener control de las finanzas necesitas revisar constantemente los detalles, para no perder ninguno de vista. Incluso evita esconderlos, no queremos que se escape ningún detalle.

Al identificar todos los costos variables y gastos fijos, podrás clasificarlos y calcular el precio de venta de tus productos o servicios. Además, al contar con un mapeo de tu mercado, podrás revisar si les hace sentido con sus hábitos de consumo, pero si lo defines mal en un inicio va a ser complicado que después lo cambies, es posible que pierdas la credibilidad con tus clientes.

Las finanzas te darán información sobre el status de tu negocio y te ayudarán a tomar mejores decisiones. Ya sea que te den luz al momento de estimar el periodo de tiempo ideal de contratar a una nueva persona o bien, saber cuándo es más conveniente invertir, crear nuevas estrategias de ventas, entre otros.

3. Toma las riendas del dinero

Imagen: Depositphotos.com

No dejes las finanzas de tu negocio en manos de alguien más. Es muy común que por creencia como “No soy buena en los números”, dejemos el control total a externos, como a la persona encargada de la contabilidad. Ante lo cual, es importante que las mujeres emprendedoras conozcan a detalle cuánto dinero están generando (ingresos) y cuanto está gastando cada mes, por lo tanto, saber cuál es su utilidad.

De esta manera se podrán tomar decisiones estratégicas y minimizar el riesgo de un mal control o uso de los recursos del negocio. Al mismo tiempo que se pueden desarrollar nuevas habilidades profesionales y personales, para las mujeres que se desempeñan en los diferentes ámbitos.

Ingresa Ahora