¡Orgullo! Estos estudiantes desarrollaron guitarras eléctricas artesanales, juegos de mesa incluyentes y un proyecto con desechos de avestruz

Conoce a los tres ganadores de 2021 del concurso organizado por el Cegint del ITESO.
¡Orgullo! Estos estudiantes desarrollaron guitarras eléctricas artesanales, juegos de mesa incluyentes y un proyecto con desechos de avestruz
Crédito: Cortesía ITESO

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
7 min read

¡Si hay talento, solo falta apoyarlo! Un estudiante de arquitectura que fabrica guitarras eléctricas artesanales de gran calidad, una psicóloga que diseña juegos de mesa dirigidos a la enseñanza de lenguaje Braille para invidentes y lenguaje de señas para las personas con discapacidad auditiva, y una investigadora que utiliza los desechos óseos del avestruz para aliviar problemas de salud como los embarazos ectópicos resultaron ganandores del del Concurso de Emprendimiento de Alto Impacto 2021, convocado por la Incubadora de Empresas Tecnológicas del Centro para la Gestión de la Innovación y la Tecnología (Cegint) del ITESO

Los tres proyectos seleccionados recibirán, además de una beca para echarlos a andar en la Incubadora de Empresas Tecnológicas del ITESO, premios económicos de 200 mil pesos para el primer lugar, 100 mil para el segundo y 50 mil para el tercero.  

¡Conoce más estos proyectos!

La búsqueda del mejor sonido  

Imagen: ITESO

Músico multiinstrumentista desde los seis años de edad y apasionado del jazz, Yeremi Dennis González siempre ha estado en la búsqueda de tocar y crear arte con instrumentos propios. Esa indagatoria personal lo llevo hace dos años a comprar herramientas para diseñar y fabricar sus propias guitarras eléctricas, un proyecto que comenzó como un taller en casa y escaló hacia una idea de negocio, Dennis Guitars, con la que ganó el primer lugar en el Concurso de Emprendimiento de Alto Impacto 2021.  

“No me lo esperaba (ganar) y no me lo creo todavía, pero el proceso me ayudó muchísimo para el desarrollo de mi empresa. Si no fuera por el concurso, cuestiones como el esquema de monetización, estudio del mercado, costo unitario y otros temas, no los habría desarrollado", comentó el estudiante de quinto semestre de la Licenciatura en Arquitectura del ITESO.  

El confinamiento sanitario por el Covid-19 afectó los ingresos de muchos músicos por la cancelación de conciertos masivos. Sin embargo a Dennis le permitió profundizar en la elaboración artesanal de sus guitarras, utilizando maderas disponibles a costos bajos como el fresno de pantano y la caoba de Honduras para diseñar el cuerpo del instrumento, y el maple del Pacífico y el tzalam para los brazos.  

Las guitarras eléctricas de Dennis están en un proceso de tener un sonido propio característico que las distinga de otras en el mercado. Para ello, desarrolla pastillas con diseños diferentes e imanes de neodimio que permitan una sonoridad más potente. Además en el proceso de acabado no utiliza goma laca, para que “la resonancia sea más natural y no haya interferencia entre las ondas sonoras”, explica.  

Juego de mesa para ser incluyentes   

Imagen: ITESO

Mónica, adulta mayor de 63 años, perdió su visión por un glaucoma y necesitaba ayuda para iniciar una nueva vida aprendiendo a comunicarse por medio del sistema Braille. Sofía Morgenroth, egresada de la Licenciatura en Psicología del ITESO, la ayudó a adquirir este lenguaje adaptando unos cubos de plástico para facilitarle el proceso. Ese material también le permitió a Mónica aprender Braille de forma autónoma, ya que los estudios solo le permitían a Sofía verla una vez a la semana.   

Esta semilla sembrada hace dos años en un Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) germinó en Idélu, primera marca en México en crear juegos de mesa psicoeducativos que promueven la inclusión mediante el aprendizaje del Braille y del lenguaje de señas para personas con discapacidad auditiva. El éxito de la idea se reflejó en el segundo lugar obtenido en el Concurso de Emprendimiento de Alto Impacto.  

“Ha sido un proceso emocionante crear mi propio trabajo y productos para ayudar a los pacientes y más personas a crear puentes e interactuar con personas con discapacidad, y romper paradigmas, estereotipos y limitantes negativos contra ellas”, resume Morgenroth, ganadora del segundo lugar del Concurso de Emprendimiento de Alto Impacto 2021 con sus compañeros Nataly Salazar, estudiante de Ingeniería en Sistemas Computacionales del ITESO, y Diego Pintor, alumno de Ingeniería Financiera.  

Idélu, registrada como empresa apenas en enero de este año, ya tiene un juego de mesa en el mercado: Sprooch. Es un juego de memoria con 81 cartas, 27 con el alfabeto en braille, 27 con el abecedario en lengua de señas y 27 con las letras latinas. Se dirige a todos los públicos, desde personas con discapacidad hasta psicólogos, maestros en educación especial o familiares que quieren enseñar a sus hijos o aprender por si mismos los lenguajes inclusivos.  

Desechos de avestruz para mejorar la salud  

Imagen: ITESO

La matriz ósea de avestruz es considerada un producto de desecho por los criaderos. Sin embargo una investigación demuestra que este componente puede ser utilizado para beneficio de la salud humana y animal. Ahora esos hallazgos podrán cristalizarse como una idea de negocio, ya que la investigadora Cecilia Erika Ramírez Alba consiguió el tercer lugar en el Concurso de Emprendimiento de Alto Impacto de 2021.  

El primer uso es para fabricar implantes que reestructuren o regeneren el tejido de las trompas de falopio luego de un embarazo ectópico, que es cuando el embrión humano se aloja fuera de la matriz, por lo general en alguna trompa uterina, haciendo inviable seguir con un embarazo normal y ocasionando complicaciones a la mujer como dolores intensos en el abdomen o sangrados vaginales. Aunque no es un problema que suceda con mucha frecuencia, es imperativo atenderlo rápidamente mediante cirugía.   

“Las trompas uterinas son un tejido que no se regenera sino que sana haciendo cicatrización, y ésta hace disfuncional a la trompa, por lo que se requiere de un implante para poderlas hacer funcionales”, explica Ramírez.  

El segundo hallazgo es la reutilización de los huesos de avestruz para fabricar un suplemento alimenticio dirigido al crecimiento óseo sano de razas grandes de perros como un Gran Danés, que con este producto obtendrían nutrimentos que no tienen al consumir las croquetas genéricas del mercado.  

En ambos casos, Ramírez y su equipo harán sus primeras pruebas con animales antes de extender sus productos a los humanos, tal y como demanda la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Respecto a los implantes, se está definiendo la especie en la que se probarán antes de aplicarlos en trompas uterinas de mujeres en 2022. En relación con el suplemento alimenticio de uso veterinario, se espera que tras el aval oficial su impacto en el mercado ayude a lograr la sostenibilidad financiera que permita posicionar los implantes.  

Otro beneficio tangencial de la introducción en el mercado del producto derivado de la matriz ósea de avestruz es el beneficio que generará en la economía de Jalisco, especialmente entre los criaderos de este animal de cuello largo, que suelen desaprovechar las propiedades de ese material y se enfocan en producir huevos o carne.  

Keep Reading

Latest on Entrepreneur