La startup china Pony.ai ofrecerá servicio de robotaxi sin conductor para 2022 en California

La empresa con sede en China y Estados Unidos está realizando pruebas de transporte de pasajeros en sus vehículos sin conductor. Los robotaxis de Pony.ai empezarían a operar comercialmente en algún momento del próximo año.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
5 min read

La startup Pony.ai, que opera en China y Estados Unidos, inició las pruebas de conducción de sus nuevos vehículos autónomos en calles de California. La empresa planea lanzar el servicio de robotaxi sin conductor en ese estado para 2022.

La compañía reveló que está probando sus vehículos autoconducidos diariamente en la vía pública de Fremont y Milpitas, en California. Los ensayos no se limitan a EU, ya que Pony.ai está haciendo lo mismo en la provincia de Guangzhou, China, su otra ciudad sede. Su objetivo es implementar el servicio totalmente autónomo al público el próximo año.

“Ir completamente sin conductor es clave para lograr la autonomía total y un catalizador indispensable para hacer realidad nuestra ambiciosa visión", dijo James Peng, CEO y cofundador de Pony.ai en un comunicado.

Las pruebas son solo el principio

Una vez que Pony.ai demuestre que sus autos sin conductor son seguros, aún tendrá algunos obstáculos regulatorios que superar antes de poder operar comercialmente.

Cualquier empresa de vehículos autónomos que quiera cobrar al público por los viajes sin conductor, necesita permiso del Departamento de Vehículos Motorizados y de la Comisión de Servicios Públicos de California.

A principios de junio, Cruise se convirtió en la primera compañía en recibir un permiso de servicio autónomo sin conductor en el estado, lo que le permite hacer pruebas de transporte de pasajeros. El siguiente y último paso sería conseguir el permiso de despliegue, algo que solo la empresa de robótica estadounidense Nuro ha logrado.

Si bien 55 empresas ya tienen permisos activos para probar vehículos autónomos en California, están sujetas a realizarlas con un conductor de seguridad. El hito de Pony.ai está en que es la octava empresa que recibe autorización para hacer pruebas sin conductor. La lista incluye las empresas chinas AutoX, Baidu y WeRide, así como las estadounidenses Cruise, Nuro, Waymo y Zoox, el vehículo autónomo de Amazon. Solo a Nuro se le ha otorgado el llamado permiso de despliegue, que le permite operar comercialmente.

El camino de Pony.ai rumbo al ‘driverless’

Fundada en 2016 por Peng y Lou Tiancheng, ex desarrolladores de Baidu, Pony.ai realiza ensayos de autos ‘driverless’ con conductor de seguridad desde 2017.

Para 2019, la compañía empezó a probar los viajes compartidos para clientes en Fremont e Irvine, California. El servicio de robotaxi, llamado BotRide, consistía en una flota de autos Hyundai Kona eléctricos y autónomos, que operaban con el sistema de conducción autónoma de Pony.ai, pero supervisado por un conductor de seguridad humano tras el volante en todo momento. Las pruebas piloto de BotRide concluyeron en enero de 2020, pero la compañía afirma que está lista para reanudar el servicio de viaje compartido para el público.

Poco después, la empresa empezó a operar un servicio público de robotaxi llamado PonyPilot en el área de Irvine, California. Debido a la pandemia de Covid-19, Pony cambió el transporte de pasajeros por el de paquetes y se asoció con la plataforma de ecommerce Yamibuy para ofrecer servicio de entrega autónomo de última milla a los clientes.

A medida que la pandemia disminuye y California vuelve a las operaciones normales, Pony.ai se alista para lanzar su servicio de robotaxi comercial. Ya cuenta con varios socios y fondos por más de 1,000 millones de dólares, incluidos los 400 millones que invirtió Toyota.

En noviembre de 2020, la compañía dijo que su valoración había alcanzado los 5,300 millones de dólares tras una nueva financiación de 267 millones. Además, tiene varias asociaciones o colaboraciones con fabricantes de automóviles y proveedores, incluidos Bosch, Hyundai y Toyota.

 

 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur