Mejoran la calidad de vida de las familias mexicanas en vulnerabilidad alimentaria

Con el objetivo de aportar al desarrollo y bienestar de los niños de familias en vulnerabilidad alimentaria, Saber Nutrir, el programa de responsabilidad social de Grupo Herdez, presentó sus resultados más destacados.

Por

La sustentabilidad ha sido siempre esencial para la cultura de Grupo Herdez. Es la base para asegurar su permanencia, aportando al bienestar de las personas, las comunidades y el planeta. Por ello, en 2012 la  compañía se convirtió en signatario del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, una de las iniciativas  globales más importantes en temas de sustentabilidad, y dio vida a Saber Nutrir

Herdez

Saber Nutrir transforma la vida de niños y familias en vulnerabilidad alimentaria, dándoles las herramientas  para tener una alimentación balanceada y autosuficiente. El programa proporciona capacitación y apoyo para reforzar los proyectos de Seguridad Alimentaria, alineados con tres de los Objetivos de Desarrollo  Sostenible de las Naciones Unidas (ONU): Hambre Cero, Agua Limpia y Saneamiento y Trabajo decente  y Crecimiento Económico. 

Este año, Saber Nutrir fue reconocido en el reporte de Las Empresas Mexicanas por la Agenda 2030, del  Pacto Mundial. “Este reconocimiento reafirma que estamos dando pasos correctos y generando impactos  positivos para las comunidades de México, al mismo tiempo que sumamos a una agenda global para el  bienestar de todos”, comentó Héctor Hernández Pons, director general y presidente del Consejo de Grupo  Herdez. 

Por su parte, Eugenia Ortiz Rubio, Gerente de responsabilidad social y servicios corporativos de Grupo  Herdez, apuntó, “Saber Nutrir tiene metas claras, como continuar impulsando proyectos de  comercialización en la zona Mazahua y proyectos de seguridad alimentaria en Yucatán durante este 2021  y con esto transformar la vida de muchas familias, sin dejar de mencionar el apoyo de las marcas de Grupo  Herdez y nuestro aliado Fundación Pro Mazahua”. 

Cortesía: Herdez

Para llevar a cabo dichas acciones, Saber Nutrir cuenta también con el apoyo de ingenieros agrónomos,  nutriólogos y promotores miembros de la comunidad, que capacitan y apoyan a los beneficiarios,  realizando el monitoreo de los proyectos para que operen de manera correcta. Además, anualmente,  colaboradores de Grupo Herdez se suman a estos equipos para la instalación y el mantenimiento de los  proyectos a través de las jornadas de voluntariado. 

La principal fortaleza de Saber Nutrir es brindar a las comunidades las herramientas y la capacitación necesaria para su desarrollo. De esta manera, genera confianza y seguridad en las familias de las  comunidades para salir adelante.  

Hasta el momento, Saber Nutrir ha capacitado a 30 comunidades con 1,818 proyectos en total.  

En San José del Rincón, Estado de México, de acuerdo con la línea base recopilada en 2013 y comparada  con la última evaluación nutricional realizada en noviembre de 2020, el porcentaje de niños con estado nutricional saludable aumentó de 23% a 35%, la obesidad disminuyó de 4% a 1% y el sobrepeso se  encuentra en el 9% de la población infantil evaluada. Sin duda, el logro más importante en 2020 fue la disminución del 10% en la desnutrición infantil. 

En el último año, la respuesta de la comunidad Mazahua a los proyectos de comercialización del programa  ha tenido resultados extraordinarios, con la participación de 43 familias en 30 proyectos para la  comercialización de jitomate, fresa, borregos y guajolotes obtuvieron una ganancia en 6 meses de  $750,000. El módulo de borregos fue el proyecto estrella. 

Con un impacto claro y demostrado, Saber Nutrir es la promesa por un mundo mejor para las comunidades  y familias mexicanas. “Sin duda este año ha sido significativo para el programa, pues hemos podido iniciar  nuevos proyectos, como el de “Seguridad alimentaria para familias mayas del sur de Yucatán”, en las  comunidades de San Simón, Choyob y Yax-ha, en los municipios de Santa Elena y Muna. Con este nuevo  proyecto se beneficiarán a 68 familias con la instalación de 10 módulos para la producción de huevo y  aves de traspatio, 20 módulos para producción de hortalizas, 24 cisternas con captación de agua de lluvia  y 14 sistemas de saneamiento e higiene” apuntó Eugenia Ortiz Rubio. 



Cortesía: Herdez

Con lo anterior, es innegable que el impacto de la economía sustentable es de gran valor para las  comunidades. Algunas de ellas comienzan con un proyecto menor, y a partir de ahí van creciendo hasta  convertir a toda la comunidad en sustentable. Saber Nutrir continuará su labor, la cual se fortalece con las  donaciones y compra de productos de las marcas de Grupo Herdez, apoyados de los mexicanos  comprometidos con el bienestar de las familias y niños que más lo necesitan.

Ingresa Ahora