Prestadero es autorizada como 'Institución de Financiamiento Colectivo' bajo la Ley Fintech

Los usuarios podrán tener la certeza de que las empresas IFC están reguladas y supervisadas por la CNBV.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Este miércoles 23 de junio la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) junto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Banco de México, publicaron en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la autorización pata que la empresa de tecnología financiera mexicana Prestadero pueda operar como Institución de Financiamiento Colectivo (IFC).  

Depositphotos.com

La plataforma, que fue la primera comunidad de préstamos entre personas en Internet en México, antes operaba como una Sociedad Anónima Promotora de Inversión de Capital Variable, y ahora se convierte en una Sociedad Anónima Promotora de Inversión de Capital Variable, Institución de Financiamiento Colectivo (S.A.P.I. de C.V., I.F.C.). 

Pero, ¿qué significa esta designación? 

"Somos la primera plataforma de financiamiento colectivo en operar en nuestro país, y ahora estamos autorizados para operar como una entidad regulada", respondió Gerardo Obregón, fundador y director general de Prestadero a Entrepreneur en Español. "Cuando iniciamos Prestadero, identificamos una oportunidad de ofrecer créditos e inversiones justas.  Encontramos en el financiamiento colectivo una manera de lograrlo, pero sabíamos que, al ser un modelo disruptivo, no existiría una regulación específica. Desde entonces, encontramos la forma para operar dentro del marco legal existente, siempre abogando por una regulación específica que protegiera de mejor manera a nuestros usuarios e inversionistas". 

Gerardo Obregón, fundador y director general de Prestadero / Imagen: Cortesía Prestadero

Sin esta autorización, Prestadero no podría seguir operando como plataforma de financiamiento colectivo porque no estaría cumpliendo con los requisitos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). Con ella, los usuarios podrán tener la certeza de que las empresas IFC están reguladas y supervisadas por la CNBV pues han cumplido con todas las obligaciones necesarias de estas fintech de financiamiento e inversión.

"La autorización nos permitirá generar mayor confianza ante nuestros usuarios actuales y atraer nuevos solicitantes de crédito o inversionistas. También nos permitirá seguir operando como una IFC regulada y así facilitar la inversión de fondos de capital riesgo internacionales y conseguir prestamistas institucionales, como bancos, sin que éstos últimos tengan que preocuparse por la administración, análisis o cobranza del crédito. Finalmente, podremos poco a poco utilizar a nuestros recursos en mejoras de nuestros productos que estaban concentrados en cambios para cumplir con todos los requisitos regulatorios de la plataforma", señaló Obregón. 

Con esta autorización, las IFC podrán: 

  • Generar mayor confianza ante sus usuarios actuales y atraer nuevos clientes, solicitantes de crédito o prestamistas 
  • Seguir operando como una IFC regulada y así facilitar la inversión de fondos de capital riesgo internacionales 
  • Conseguir prestamistas institucionales, como bancos, sin que éstos últimos tengan que preocuparse por la administración, análisis o cobranza del crédito 

La Ley Fintech de México es única en Latinoamérica, ya que busca regular empresas de tecnología financiera que en algún punto tienen contacto con dinero del público en general (como IFPE o IFC), además de modelos novedosos (Sandbox regulatorio). De esta manera, busca igualar el campo de juego para los emprendedores del sector que tengan nuevas ideas con reglas homogéneas. 

"Prestadero fue pionero de crédito en línea en México, y esta autorización nos permite seguir ofreciendo productos diferenciados. Sí, somos una fintech como muchas otras que existen en el país, pero nuestra misión es ofrecer productos financieros justos, como nuestros créditos personales de hasta 300 mil pesos sin avales, garantías ni anticipos, con tasas que empiezan en 8.9% anual, finalizó el fundador de la fintech mexicana. 

Ingresa Ahora