Movistar quiere ayudar a reforestar el Nevado de Toluca y otras áreas de México con esta iniciativa

La empresa lanzó la campaña de reciclaje "Un celular, un árbol".

Por

Movistar presenta “Un celular, un árbol”, el programa mediante el cual, busca cumplir una sola promesa: plantar un árbol por cada celular que reciba para reciclar. Todas las personas que deseen darle una segunda vida a su teléfono móvil, sembrar un árbol para que se capture el dióxido de carbono (gases de efecto invernadero) y contribuir a reducir el calentamiento global pueden participar. 

Cortesía de Movistar

Para ello solo deberán entregar sus viejos equipos en un Centro de Atención y Ventas Movistar, o bien, este año, gracias a la alianza con Recicla Electrónicos México-REMSA, lo pueden reciclar a nivel nacional desde sus casas o el lugar que prefieran de forma segura, entrando desde su dispositivo a https://app.juntaentregayrecicla.com.mx/#/home

“Desde Movistar México queremos invitar a todas las personas a sumarse a esta iniciativa con la que estamos seguros lograremos grandes resultados, entre más celulares recibamos para reciclar, un mayor número de árboles serán plantados; siendo estos de vital importancia para los ecosistemas, puesto que un árbol adulto puede absorber hasta 150 kilogramos de dióxido de carbono al año, además de impulsar la economía circular y el uso eficiente de los recursos naturales al reincorporar estos equipos a la cadena productiva; por otro lado vamos a ayudar a la generación de un impacto social, como fuentes de empleo y desarrollo de las comunidades donde plantaremos los árboles y se reciclarán los residuos recabados”, dijo Ana de Saracho, directora de Asuntos Públicos, Regulación y Mayorista.

Grandes acciones requieren grandes aliados

Con el apoyo de Reforestamos México A.C. y Recicla Electrónicos México-REMSA, la empresa tiene el objetivo de reforestar la mayor cantidad de hectáreas en el Nevado de Toluca, zonas aledañas a la Ciudad de México y Área Metropolitana, principales pulmones de oxígeno limpio para una de las zonas más densamente pobladas y con mayor cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero. Asimismo, se dará el seguimiento, cuidado y mantenimiento de los árboles que se planten durante los próximos años, con la finalidad de asegurar su supervivencia y contribuir a la generación de empleos y economía local de los pobladores de las zonas reforestadas.

“Programas como “Un celular, un árbol”, podrían contribuir a evitar que desechos peligrosos dañen los ecosistemas y afecten la biodiversidad, además, actividades como la reforestación son de suma importancia, para que nuestro planeta recupere millones de hectáreas en ecosistemas. La actual pandemia ha puesto de relieve la importancia de conservar y utilizar de manera sostenible los recursos naturales, reconociendo que la salud de las personas está vinculada a la salud de los ecosistemas. Invitamos a todas las empresas y a la sociedad a adoptar patrones de producción y consumo sostenibles que fomenten una economía circular para lograr un desarrollo sostenible”, comentó Abi Esmirna Márquez Silva, coordinadora de Gobernanza y Cambio Climático del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, oficina en México.

Ingresa Ahora