4 lecciones que aprendí al viajar por el mundo con Tony Robbins y me cambiaron la vida

Las importantes conclusiones de este emprendedor tras sus viajes a Inglaterra, India, Canadá y Hawái te ayudarán a repensar tu propio potencial para el desarrollo personal.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Mentalmente, era un desastre cuando me encontré por primera vez con Tony Robbins. Fue alrededor de 2008, acababa de tener un ataque de pánico total y acabé acurrucado en posición fetal en el jardín de un amigo. Traía un cóctel de comportamientos poco saludables, problemas en las relaciones y estrés laboral. Completamente desconectado de mi propia alma y espíritu, mi cuerpo se apagó.

Tony Robbins

En ese momento no tenía idea de lo que estaba pasando ni cómo aliviar mi dolor, así que busqué en YouTube y me encontré a este hombre alto que empezó a tener sentido para mí. Fue Tony Robbins. Terminé invirtiendo en su curso Personal Power II, y algo hizo 'click'. Fue el momento en que descubrí que podía cambiarme. Esto inició mi viaje de transformación y descubrí que cuanto más trabajaba en mí mismo, mejor se volvía mi vida.

Seis años después, asistí a un mastermind en Las Vegas, y alguien que trabajaba de cerca con Robbins me ofreció un boleto de cortesía para Unleash the Power Within (UPW), y entonces decidí inscribirme en su Platinum Partnership, una inversión de 65,000 dólares en ese momento. Recuerdo haber estado sentado a la mesa, mi corazón latiendo con fuerza; esta iba a ser la mayor inversión que había hecho en mi desarrollo personal.

Parte de esta inversión significó que estaría viajando por todo el mundo con el hombre que había tenido un gran impacto en mí, y mi primera charla privada con él fue en un show del West End en Londres. Ahí es donde aprendí mi primera gran lección de Robbins.

1. Londres, Inglaterra: el poder de los ojos y la presencia

Robbins es el maestro de la presencia, y para mí esta fue una gran lección porque realmente me costaba trabajo hacer contacto visual como resultado del acoso infantil y la ansiedad social. Debido a que no me sentía seguro con la gente, tenía problemas para mantener el contacto visual y, en consecuencia, las personas pensaban que era descortés. No era el caso, realmente fueron tiempos difíciles.

En Londres, le describí algunos de mis desafíos personales a Robbins. Me miró directamente a los ojos y me preguntó: "¿Vas a ir a la India?". Le dije que sí, y él dijo: "Te voy a arrancar eso allí mismo". Sentí sus palabras por todo mi sistema nervioso, y desde ese día, quise dominar la presencia. Es cierto lo que dicen sobre las personas más exitosas: te hacen sentir como si fueras la única persona allí. Robbins me enseñó que los ojos son la conexión con el alma.

2. Chennai, India: reprogramación profunda

Hasta el viaje a la India, no me habría etiquetado como 'espiritual', pero estaba abierto a 'creer' ya que estuve meditando de vez en cuando por un par de años. En la India, nos sumergimos profundamente en la meditación y fue la primera vez que tuve una experiencia extracorporal. Robbins expande su pensamiento más allá de lo que se enseña en el mundo occidental.

Mientras estaba en una habitación privada con el canalizador de energía de Robbins, me di cuenta de que había muchas cosas sobre el mundo que no conocía. Durante las meditaciones más profundas, nos enseñaron cómo curarnos y reprogramarnos a nosotros mismos, y esto me dio una nueva perspectiva sobre la energía y cómo estamos atrapados como adultos en los eventos de la infancia. Por primera vez fui introducido para trabajar en el campo cuántico. Estar en un ambiente donde la gente tiene poco también te hace sentir humilde, y este viaje lo hizo.

 

 

3. Whistler, Canadá: el amor por los animales

El viaje a Canadá se centró en inversiones. Robbins trajo multimillonarios, pero fue un solo comentario para otro emprendedor lo que más me ayudó. El hombre estaba sufriendo depresión y Robbins dijo tres palabras que cambiaron mi vida: "Consíguete un perro". En ese momento, tener mi propio perro no estaba en mi radar, pero tan pronto como llegué a casa, hice la llamada y elegí a un King Charles Cavalier Spaniel para que fuera mi nuevo amigo.

Mi perro Buda, cuyo nombre se inspiró en el viaje a la India, ha estado conmigo durante cinco años y ha jugado un papel muy importante en mi propio crecimiento personal. También trae mucha felicidad a los demás. Los perros son una lección tan poderosa de presencia y amor incondicional. Siempre que estoy afuera y él solo quiere oler las flores, me recuerda que haga una pausa en lugar de volver corriendo al trabajo.

4. Hawái, Estados Unidos: poner fin a las relaciones de codependencia

Un evento completo se centró en las relaciones, y en ese momento, yo estaba en una relación tóxica y mis propios comportamientos eran muy inconscientes. Mucha rabia, resentimiento, celos y miedo me llevaron a mostrarme muy pasivo. Había una gran parte de mí que no quería estar en la relación en la que estaba, pero tenía tanto miedo de estar solo que me quedé en ella por mucho tiempo. Robbins me ayudó a empezar a comprender las relaciones en un nivel más profundo, y fue poco después de este evento que tuve el coraje de terminar una relación que nos había causado mucho dolor a ambos. Hay tanta verdad en el hecho de que no puedes permitir que la persona adecuada entre en tu vida si estás atascado dependiendo de alguien que te está agotando.

Robbins ha tenido un gran impacto en mi vida porque actué de acuerdo con lo que me enseñó. Puedes aprender lecciones clave de liderazgo solo a partir de su energía, pero mi consejo personal es usar sus enseñanzas como una entrada para profundizar en lo que sea que te esté pasando en ese momento.

Cuando damos un salto para trabajar con alguien más de cerca, acortamos años nuestro proceso de transformación, porque nos acercamos a la persona y accedemos a información privilegiada no solo del líder, sino de aquellos de quienes se rodea. Si bien tenía un gran temor sobre mi inversión a este nivel, en realidad, realmente no me 'costó' nada debido a las conexiones que hice y el negocio que pude generar después, aunque esa no era mi intención original.

Es muy probable que ese salto que tienes miedo de dar te lleve a donde quieres estar. Yo confié en mi instinto, y si eso te lleva a Robbins o a alguien más, no te concentres en lo que perderás, eso se basa en el miedo, concéntrate en lo que obtendrás al tomar medidas. Entonces, el retorno de la inversión está totalmente bajo tu control.

Ingresa Ahora