Naves industriales, qué son y cuál escoger según tus objetivos de negocio

Debido al ecommerce muchas empresas han aumentando el uso de estos lugares.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Las naves industriales son lugares o espacios que se han utilizado en diferentes mercados con el objetivo de almacenar, producir, manufacturar o distribuir. 

Depositphotos.com

Estas construcciones existen desde la Revolución Industrial, pero a través del tiempo las naves industriales se han ido adaptando a las necesidades de las diferentes empresas que las utilizan. 

En tiempos de pandemia, los diferentes tipos de negocio han centrado sus modelos en el comercio electrónico como medida de supervivencia y se ha producido un crecimiento muy acelerado en todos los aspectos que este abarca. 

Debido al ecommerce muchas empresas han modificado el uso de sus espacios de almacenamiento aumentando la demanda de estos lugares. De hecho, los sectores de logística y del comercio online podrían representar hasta 42% de la demanda total de naves industriales y bodegas a nivel nacional este año en México, según comenta Francisco Muñoz, vicepresidente senior de industrial y logística para la firma de corretaje CBRE México. 

En este sentido, Grupo CCIMA empresa mexicana de construcción y especialista en naves industriales, nos compartió tres utilidades que puedes darles a estos espacios sin importar el giro al que se dedique tu organización: 

  • Almacén de materias primas: es muy eficiente y útil contar con un almacén de materias primas porque se puede disponer de los productos en cualquier momento, además de que sí las materias requieren de una temperatura especial se puede integrar un sistema termoacústico para tener un mejor control y cuidado de los materiales o mercancía.
  • Logística: se puede utilizar para todas las estrategias de logística para el logro de la correcta distribución del producto, la nave puede optimizar aún más las operaciones sí se cuenta con una ubicación que conecte a todos los puntos de entrega, por lo que se podrán disminuir costos y tiempo.
  • Producción: son ideales para los procesos de producción tales como: inyección de plástico, ensamble de productos pequeños, empaquetado de productos a granel, fabricación de partes de productos electrónicos como tarjetas PCB, así como el almacenaje y distribución de los mismos.

Para elegir la nave que se ajuste a las necesidades de tu negocio debes considerar el tamaño, la ubicación y por supuesto, el material del que está construida para asegurar que su costo se logrará recuperar en un retorno de inversión de mediano plazo y antes de adquirir una querrás saber que cuente con las siguientes características: 

  • Plataformas niveladoras para el buen control de maniobras.
  • Cortinas de rampa y anden con amplio espacio ideal para entrada y salida de materiales y mercancías.
  • Circuito eléctrico 110V/220V capaces de soportar el uso de energía prolongado.
  • Sistema termoacústico para aislar de frío o calor, dependiendo la temperatura que manejen los productos u operaciones de máquinas.
  • Garantía de compra que te brindará seguridad al utilizar tu nave desde el comienzo.

Las naves industriales y sus usos pueden llegar a ser muy variados y útiles para el sector industrial y empresarial, solo es necesario conocer cuáles son las que existen y se adaptan mejor a las necesidades de cada empresa. 

Ingresa Ahora