Hay escasez mundial de alitas de pollo y así afecta a clientes, vendedores y restauranteros

El precio de las alitas de pollo se disparó a niveles récord, pues la alta demanda del producto ha provocado una escasez mundial, y las consecuencias ya se sienten en los bolsillos.
Hay escasez mundial de alitas de pollo y así afecta a clientes, vendedores y restauranteros
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Staff
4 min read

En menos de dos décadas, las alitas de pollo pasaron de ser poco menos que sobrantes, a protagonizar menús en todo el mundo. Durante la pandemia de Covid-19, la demanda por este platillo aumentó a tal grado que ahora hay escasez mundial de alitas de pollo, lo que está afectando los bolsillos de clientes, vendedores y restauranteros.

En junio de 2019, mucho antes de los confinamientos, el precio de las alitas de pollo rondaba los 47.96 pesos por kilo. Un año después, en junio de 2020 y ya en plena pandemia, llegaron a los 49.62 pesos el kilo, lo que representa un alza anual de 3.46%.

El pasado mes de junio, las alitas de pollo alcanzaron un precio récord de 62.10 pesos por kilo, lo que significa un alza superior al 25%. Es decir, que en dos años el aumento acumulado ha sido de casi 30%.

En comparación, el precio anual de la pechuga de pollo subió 17.9% mientras que el de las piernas y muslos a granel creció 11.9%, según datos del INEGI.

¿Por qué hay escasez de alitas de pollo?

La explicación a la escasez y el encarecimiento de las alitas de pollo está en la famosa ‘ley de oferta y demanda’ y en las matemáticas básicas. Los pollos sólo tienen dos alas y si éstas se consumen más que el resto de las piezas, rápidamente habrá escasez de alitas y mayor oferta de otras partes del pollo, lo que provocará un incremento en el precio del producto más cotizado.

“La pandemia vino a cambiar la situación de la industria avícola. Debemos tomar en cuenta que el pollo solo tiene dos alas y no se puede producir más pollo porque el resto de las piezas (como la pechuga y piernas) no elevaron su demanda al mismo nivel. Mi expectativa es que eventualmente los mercados encontrarán su balance”, detalló Arturo Calderón, presidente ejecutivo de la Unión Nacional de Agricultores (UNA).

 

Las alitas de pollo se conviertieron en uno de los favoritos del fast food para pedir a domicilio durante la pandemia de Covis-19, por lo que no hay suficiente oferta para satisfacer la demanda y el desbalance se refleja en un alza de precio. Imagen: Guillermo Nolasco vía Unsplash.com.

Por su parte, Gustavo Barraza Miller, director de operaciones de Grupo HEMA, que maneja la cadena Buffalo Wild Wings en México, señaló que la escasez de alas de pollo es un problema mundial, “porque no existe la capacidad en el planeta para cubrir esta situación”.

En varias zonas de Estados Unidos y Canadá ya existe desabasto de alitas de pollo. En el caso de México, la escasez se ha presentado en varias localidades, especialmente en el estado de Nuevo León. Además, EU redujo sus exportaciones de alitas a México para poder cubrir su propia demanda interna.

Así te afecta el alza de las alitas de pollo

La histórica alza en el precio tiene a los restauranteros y vendedores de las alitas de pollo entre la espada y la pared.

Mientras ellos deben pagar el precio por kilo 25% más caro que el año pasado, ese incremento no puede verse reflejado en su menú. Aumentar los precios en este momento pondría cualquier negocio de alitas en riesgo de perder competitividad, ya que se trata de un mercado con mucha oferta.

Si continúa la tendencia al alza de las alitas de pollo, llegará el momento en que los restauranteros ya no puedan amortizar el costo de su materia prima. Será entonces cuando deberán subir los precios de la carta, lo que se reflejará en los bolsillos de los clientes.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur