Los emprendedores que mandaron 'a volar' a dos de los tiburones de Shark Tank México

Los creadores de Chop Chop Bike llegaron al programa buscando 4 millones de pesos por el 5% de su empresa y fueron rechazados por los sharks, aunque no por las razones que creeríamos.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales. Este artículo fue actualizado en Julio 28, 2021

“Desde que tengo 14 años estoy vendiéndole a mis compañeros de clase y demás [personas] lo que se pueda, empecé ofreciendo dulces en la secundaria que no había en la cafetería [de la escuela]… Yo los compraba en un lugarcillo que tenía dulces gringos y cosas diferentes y siempre me ha gustado eso”, dice Andrés Vera, en entrevista para Entrepreneur en español.

Cortesía de Shark Tank México

Años más tarde Andrés fundaría muchos negocios, dentro de los que se encuentra Chop Chop Bikes, marca de bicicletas a la que se le unió su amigo de la infancia Mauricio Ochoa.

“Yo conozco a Andrés desde la primaria, nosotros somos de Acapulco, estudiamos en un colegio que se llama ‘Liceo’ y él era un grado arriba que yo, pero jugábamos fútbol todos los recreos juntos, siempre había cierta rivalidad entre él uno y el otro, pero seguíamos siendo amigos y fue hasta 12 años después que los dos nos reencontramos en un crossfit, en este afán de hacer ejercicio y hacer algo que nos motiva bastante”, comenta Mauricio Ochoa.

Andrés invitó a Mau a ser parte de un proyecto que se encontraba preparando y así fue como tiempo después fundaron Chop Chop Bikes.

“En términos de capital iniciamos con lo que teníamos en la bolsa, como tres mil pesos para invertir en hacer bicicletas, la primera inversión que hicimos fue muy sencilla porque fue para comprar los cuadros de las mismas”, explica Andrés.

El día de hoy cuentan con cinco tiendas en la Ciudad de México, un canal de ecommerce, entregas a nivel nacional en el país azteca y han logrando ventas por 47 millones de pesos con metas de 80 millones para este año. 

Izquierda: Mauricio Ochoa, derecha: Andrés Vera / Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

“Me gustaría decirte que [el crecimiento] es un paseo de flores y arcoíris y la verdad que no” – Mauricio Ochoa.

Para ambos emprendedores lo complicado de crecer y emprender ha sido enfrentarse con su propio ego y estar dispuestos a ceder para que el proyecto avance. Sin embargo, al final han entendido como lograrlo, y, de hecho, explican que para llevarte bien con tus socios superar tu propio ego es un gran apunte.

“En mi caso, yo me podía esforzar mucho en mis diseños y todo lo que implicaba esta parte de la bicicleta y pues de repente tenía alguna falla. Entonces, recibir todo ese feedback malo de algo que quieres tanto es muy doloroso, al principio yo no lo quería aceptar y decía ‘lo que hice está poca madre’, sin querer ver esas fallas, entonces el tener la mente abierta a estos feedback o a estos fallos que hemos tenido constantemente, ha sido como el reto más grande, y levantar nuestros estándares, pensar que a pesar de que estés dando tú 100% siempre se puede dar un poco más, es un constante crecimiento y hay que estar a gusto con eso”, dice Mauricio.

Por su parte, Andrés nos explica que emprender es enfretarse a una realidad para la cual no siempre te prepara la sociedad o el sistema actual. “Es entender una verdad muy sencilla que es: vas a fracasar muchas más veces de las que tienes éxito”.

Enfrentar los miedos y estar en paz

¿Cómo han logrado estos emprendedores superar estos reveses? Para ello, han sido resilientes, tenido tolerancia a la frustración, y han logrado un excelente trabajo en equipo.

“Definitivamente, enfrentarse con esos miedos o con esa realidad genera emociones y sentimientos en ti totalmente nuevos, es difícil, emprender no es nada sencillo es muy complicado, son malas noticias por todos lados, pero es indescriptible, lo increíblemente padre que se siente el tener logros que sabes que tu creaste con tus propias manos, con la ayuda de un equipo que has ido formando”, dice Andrés.

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

“Estar en paz con el hecho de que vas a fallar y tomarlo como parte del camino. Mucha gente que yo he visto emprender se puede llegar a frustrar y puede dejar el proyecto porque no le salió a la primera vez, y si algo sabemos de nuestros grandes mentores es que han fallado miles de veces y que probablemente no fue ni siquiera su primer negocio o emprendimiento y han venido de una serie de fallos”, agrega Mauricio.

Al final, ambos están de acuerdo en que la pasión que un emprendedor siente por sus por sus proyectos es la que los va a sacar adelante.

“¿Para qué quieren dinero?, les está yendo muy bien”

Por algo el inversionista Carey Smith les dice a los fundadores de empresas que “no necesitan tanto dinero como creen”.

Estos jóvenes llegaron a Shark Tank México, que se transmite todos los viernes a las 21:30 horas por Canal Sony, buscando una inversión de cuatro millones de pesos por el 5% de su empresa. Sin embargo, se llevaron una grata sorpresa que no tuvo que ver nada con dinero.

“¿Para qué quieren dinero?, les está yendo muy bien”, dijo Rodrigo Herrera, y agregó “Creo que, si vendieron 28 millones de pesos el año pasado y este van a vender 80 solos sin capital externo, simplemente con la reinversión están en el peor momento para tener un socio para ustedes, por que no necesitan el dinero urgentemente para algo, están con sus flujos solos, esos flujos son muy sanos, muy buenos… Felicidades como emprendedores son un ejemplo para cualquier mexicano, yo estoy fuera”.

“Incluso él [Rodrigo Herrera] nos animó a rechazar cualquier tipo de propuesta y nos decía ‘oigan, pues vienen por este dinero, pero ya buscaron otras opciones como créditos y nos dio ahí los números rápidamente como para saltarnos esta parte de tener un Shark, de ceder parte de la empresa y nos reconocía mucho que él veía algo en nosotros que le recordaba a él cuando empezaba y realmente el proyecto yo creo que ya tenía mucho vuelo y pues nos felicitaron bastante”, explica Mauricio Ochoa.

Posteriormente, recibieron una oferta de Arturo Elías Ayub y Marcus Dantus, quienes les ofrecían los cuatro millones por el 20% de la empresa, mientras que Mauricio Hoyos les ofreció los cuatro millones por el 30% de participación.



Imagen: cortesía de Shark Tank México. 

Luego de una cálida negociación los emprendedores le ofrecieron el 10% a los sharks por cinco millones de pesos. Sin embargo, estos no cedieron mientras Andrés y Mauricio mantuvieron su postura. 

"Eres un tipazo", le dijo Arturo Elías Ayub a Andrés. "Nos mandaste a volar de una manera educada, muy bonita, muy decente, nosotros a ti también", comentó el inversionista.  

“La experiencia la verdad estuvo increíble, yo creo que sí invirtieron en nosotros, pero no el dinero, y la verdad es que nosotros no íbamos y lo digo y creo que ya lo saben, pero nosotros no fuimos por el dinero, el dinero es una consecuencia de hacer las cosas bien, y muchas veces te perjudica en ciertas etapas. No sé, si el día uno nos hubieran dicho ‘¡Ay! toma 10 millones de pesos’ hubiéramos logrado lo que tenemos”, explica Andrés.

Chop Chop Bikes se enfocará en seguir diseñando y comercializando sus propias bicicletas, buscan dejar el nombre del equipo muy alto, no solo en México sino a nivel mundial y quieren convertirse en la marca de bicicletas número uno en México y Latinoamérica. Asimismo, buscarán expandirse a Norteamérica y Europa.

Los fundadores de esta marca nos regalaron algunos consejos para llevarte bien con tu socio y que logres el crecimiento de marca que ellos han tenido:

  • Lograr un acuerdo mutuo así no estén 100% de acuerdo con la decisión: “Después de cualquier roce o complicación con el socio siempre se tiene que tomar en conjunto hacia donde se va a jalar o qué dirección tomar, si aunque tengan ideas diferentes, incluso si se resuelve con un volado, los dos tienen que estar de acuerdo en jalar en una dirección”.
  • Ser honestos: Ser brutalmente honesto con tu socio, pase lo que pase a nivel de tu vida personal y lo que puedas, es la persona con la que compartes o las personas con las que compartes tu vida de una manera súper importante y se merecen el 100% de tu honestidad, sea buena o sea mala… de ahí parte la confianza que nos va hacer compartir éxitos y fracasos.

Ingresa Ahora