5 maneras en las que las mujeres nos están inspirando en los Juegos Olímpicos

Viendo más allá del medallero, la fuerza y lucha por parte de las atletas femeninas son las grandes lecciones que nos está dejando Tokio 2020.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Después de un año caótico, los Juegos Olímpicos traen historias que nos hacen reflexionar, llegan al corazón y nos demuestran lo que los seres humanos pueden lograr con temple, tenacidad, paciencia, disciplina y mucha constancia. Aún con todo en su contra los atletas Olímpicos están dando todo en Tokio, sin embargo, en está edición las mujeres son las que nos llenan de esperanza e inspiran para ser mejores como seres humanos y sociedad.

Wikipedia, Rede Do Esporte, Yusra Mardini/ Instagram

Humanidad

Dentro del Equipo Olímpico de Refugiados, que se creó durante los Juegos Olímpicos de Río, se encuentra Yusra Mardini, una joven siria de 23 años que huyó de su tierra natal debido a la guerra.

En un viaje extremadamente difícil, a los 17 años arribó a Turquía y luego tuvo que cruzar el mar para llegar a Grecia. El pequeño bote tenía una capacidad para seis personas, pero salió al mar con 20.

La embarcación dejó de funcionar frente a las costar de Turquía y se comenzó a hundir. La mayoría de los pasajeros no sabían nadar pero Yusra y su hermana sí, entonces se lanzaron al agua y comenzaron a empujarlo hasta la costa de Lesbos, Grecia.

“Si me iba a ahogar, al menos lo haría habiéndome sentido orgullosa de mí y de mi hermana”, dijo la atleta a la ONU.

Luego viajó a pie a Alemania, donde reside actualmente y se entrena. Ella fue nombrada embajadora de la buena voluntad más joven del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en abril de 2017. En 2018 publicó un libro con su historia que se espera llegue a la pantalla grande. Mardini participó en Río 2016 y Tokio 2020.

Salud Mental

Naomi Osaka es hija de una madre japonesa y un padre haitiano, quien fue criada en Estados Unidos, ella fue la tenista encargada de encender el pebetero en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Una atleta que ha enfrentado a la prensa, el racismo y aún la incomprensión de sus raíces japonesas, lo que la llevó a retirarse y renunciar a su ciudadanía estadounidense.

Nacida en Japón, en la isla de Hokkaido, su padre buscando una vida mejor y para que su hija tuviera la oportunidad de destacarse de manera profesional, decidió mudarse a Estados Unidos. Osaka se enamoró del tenis desde los tres años de edad y de manera poco usual, empezó su carrera como jugadora profesional desde el inicio en 2013 en lugar de comenzar por el Circuito Juvenil de la ITF.

En mayo, Osaka se retiró del Abierto de Francia y luego de Wimbledon, ella explicó que tenía serios problemas de salud mental y largos episodios de depresión durante tres años, además que le causaba ansiedad hablar con los medios de comunicación, por lo que decidió tomarse un break.

Los Juegos Olímpicos de Tokio marcan su regreso a la cancha luego de dos meses de descanso mental. ¿Por qué es importante reconocerlo? En Japón hay un alto índice de suicidios en el último año, de acuerdo con la BBC, incluso una luchadora profesional, Hana Kimura, se quitó la vida después de aparecer en un popular reality show, 'Terrace House'.

A los 23 años, Naomi ha protestado contra el racismo y se unió al movimiento 'Black Lives Matter'. Ha ganado varios torneos de tenis de prestigio como cuatro Grand Slam, en 2018 el abierto de Estados Unidos contra Serena Williams, en 2019 el Abierto de Australia, entre otros. Ha sido la atleta femenina con mayores ingresos en la historia y la revista Times la ha nombrado una de las mujeres más influyentes del planeta.

Aunque no se lleve una medalla en estos Olímpicos, Osaka deja marcado un presedente en la historia del tenis y de Japón sobre cómo sobreponer tu salud a cualquier otra cosa.

Juventud y grandeza

“Patina como niña”, es el mensaje que ha resonado en las redes sobre la grandeza de dos niñas de 13 años que se llevaron las medallas de oro y plata en skateboarding femenil.

Después de dos décadas de estar a la sombra de la rama varonil, la japonesa Momiji Nishiya ganadora del oro, y la brasileña Rayssa Leal quien se llevó la plata, hacen que las niñas de todo el mundo sueñen con subirse a una patineta.

Rayssa captó la atención desde que se hizo viral un video en Instagram. En él, la brasileña de entonces de siete años, hizo un flip por tres escaleras, intentándolo una y otra vez hasta que la maniobra le salió, vestida con un atuendo de hada, con todo y alas.

“Yo creo que todos los deportes son válidos para chicas y chicos, no hay barreras en los deportes. No creo en las ideas de que estudiar y hacer skate son incompatibles”, dijo Rayssa en conferencia de prensa luego de ganar la presea.

Esto marcará un antes y después de los Juegos Olímpicos, donde ocurrió el podio más joven de la historia y uno de los más inspiradores.

Perseverancia

Oksana Chusovitina se despidió de los Juegos Olímpicos con 46 años de edad. Ella se convirtió en la gimnasta artística con más participaciones en la historia. ¡Una verdadera veterana!

Con una ovación por parte de los jueces, los demás competidores, entrenadores, voluntarios y periodistas presentes le dijeron adiós a la gimnasta uzbeka luego de no clasificar en la final de salto, la cual es su especialidad.

Los juegos de Tokio han sido los octavos para Oksana quien inició su carrera olímpica en Barcelona 1992 con el Equipo Unificado, allí ganó la medalla de oro por equipos, luego participó con Uzbekistán en Atlanta 1996, Sídney 2000 y Atenas 2004, más tarde representó a Alemania en Pekín 2008 (donde ganó plata en salto) y Londres 2012, ya desde Río volvió a competir como uzbeka.

Un ejemplo de constancia y perseverancia para la disciplina. Luego de convertirse en madre, había anunciado su retiro, sin embargo, cuando el pequeño cumplió tres años se le diagnosticó leucemia, así que ella y su esposo se mudaron a Alemania para tratarlo, pero tuvieron que vender todas sus posesiones. Chusovitina regresó a la gimnasia para recaudar dinero, pero tuvo que defender la bandera alemana.

@danawang

Did you watch her last completion today? ##tokyoolympics ##olympicspirit ##olympicgames ##tokyo2021 ##olympics2021 ##OksanaChusovitina

♬ original sound - DJ Precise

De acuerdo con Marca, el sueño de la gimnasta era conseguir una medalla para su país, Uzbekistán, pero se retira sin conseguirlo. No obstante, se va con todo el reconocimiento y la escuela que dejó para miles de niñas en la gimnasia del mundo.

Libertad de elegir

Se dieron dos casos que los unen con la misma premisa: la libertad de elegir. Ambos evidenciaron algo que se tomaba como un hecho indiscutible y parte de las reglas: el uniforme de las atletas. Una cuestión que nos hizo preguntarnos, ¿cuál es la “ropa adecuada” que deben usar las deportistas?

La Federación Europea de Balonmano (EHF) multó al equipo femenino de Noruega porque se negaron a usar el bikini obligatorio durante el Campeonato Europeo de Balonmano de Playa 2021.

La multa ascendió a 1.500 euros, 150 euros por jugadora. El código de vestimenta indica que las mujeres deben usar un bikini con un ancho lateral de un máximo de 10 centímetros, de “ajuste ceñido” y con corte en un ángulo hacia arriba de la parte superior de la pierna. Mientras que los hombres pueden usar pantalones cortos que “no sean demasiado holgados” y con 10 centímetros por encima de la rodilla.

Afortunadamente, ellas cuentan con el apoyo de la Federación Noruega de Balonmano quien dijo estar orgullosa de lo que están haciendo las mujeres del equipo por alzar la voz, además del equipo varonil y la cantante Pink quien se ofreció a pagar la multa.

“Juntos seguiremos luchando para cambiar las regulaciones internacionales para la ropa, para que las atletas puedan jugar con la ropa con la que se sientan cómodas”, explicó la Federación.

En abril, las gimnastas alemanas Seitz, Bui y Voss, comenzaron a usar este tipo de leotardo en la Copa Europea de Gimnasia en Basilea, Suiza, el cual causó polémica. Comúnmente se utiliza uno con mangas cortas o largas pero con corte de bikini.

“Al hacer splits y saltos, a veces los leotardos no cubren todo. En ocasiones se deslizan y esa es la razón por la cual usamos una nueva forma de leotardo que permita a todas sentirse seguras durante las competiciones y los entrenamientos. Cada vez que no te sientes segura, te distraes de lo que quieres conseguir en tu presentación”, declaró Sarah Voss en una entrevista para la BBC.

“Queríamos mostrar que cada mujer, de todo el mundo, debería decidir qué ponerse”, agregó Elizabeth Seitz, de acuerdo con CNN.

Lo que piden estas atletas es tener la libertad de poder elegir el atuendo con el que se sientan más comodas al momento de competir.

Ingresa Ahora