Simone Biles se retiró de Tokio 2020 por salud mental, ¿cómo saber si es momento de priorizar el cuidado personal por encima del éxito?

La decisión de la gimnasta Simone Biles nos enseña que quizá el verdadero éxito está en ser feliz con las medallas ganadas, y no en sacrificar la salud mental y física para ir por una más.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La gimnasta estadounidense Simone Biles conmocionó al mundo por segundo día consecutivo durante los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Ayer se retiró de la competencia por equipos debido a problemas físicos, y hoy miércoles anunció que tampoco participará en el all-around femenil individual, informó USA Gymnastics. La decisión de la atleta obedece a motivos de “salud mental”, lo que pone de nuevo una pregunta en la mesa: ¿cómo saber que es momento de pausar nuestra búsqueda del éxito para dar prioridad al cuidado personal?¿

Fred Lee | Getty Images

A sus 24 años, Biles llegó a los olímpicos de Tokio como la atleta de más alto perfil en la selección de Estados Unidos. Es el rostro de los Juegos para NBC, debe cumplir con obligaciones de varios patrocinadores, y además fue figura central en el caso contra Lawrence G. Nassar, médico del equipo de gimnasia estadounidense acusado de abusar de varias deportistas, incluida Simone.

Por supuesto, también era la gran favorita para conquistar el oro en el all-around individual de gimnasia, que se realizaría este jueves, la misma competencia en la que arrasó en Río 2016.

Cabe recordar que ese año Simone Biles se coronó como la gimnasta estadounidense con más medallas de oro conseguidas en unos únicos Juegos Olímpicos, tras ganar cuatro preseas doradas: all-around por equipos, all-around individual, salto y piso. Sin embargo, esta vez dio un paso atrás.

“Después de una mayor evaluación médica, Simone Biles se ha retirado de la competencia del all-around femenil individual en los Juegos de Tokio 2020, para poder enfocarse en su salud mental", anunció USA Gymnastics en un comunicado vía Twitter.

"Simone seguirá siendo evaluada a diario para determinar si podrá o no participar en las finales por aparatos de la semana próxima. Jade Carey, quien obtuvo la novena mejor marca en las calificaciones, participará en su lugar en el all-around”, anunció la organización.

“Apoyamos plenamente la decisión de Simone y aplaudimos su coraje al priorizar su bienestar. Se valentía demuestra, una vez más, por qué es un modelo a seguir para tantos", concluye el comunicado.

"Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos", afirma Simone Biles

Si bien la noticia la confirmó USA Gymnastics, Simone Biles no es el tipo de persona que se queda callada y explicó su decisión.

"Después de la actuación que hice, no quería seguir. Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo", dijo Biles luego de que el equipo de Estados Unidos quedara en segundo lugar superado por el Comité Olímpico Ruso.

"Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos", recalcó la gimnasta, quien apenas pudo competir en salto de caballo en la sesión por equipos antes de salir para ser atendida. Su puntuación fue de solo 13.766, la peor entre las integrantes del equipo de EU.

Minutos después, se hizo oficial que Simone Biles se retiraba de la final y sería sustituida por Jordan Chiles.

Más tarde, la gimnasta dio cuenta de su sentir con un post en sus redes sociales.

“Realmente a veces siento que tengo todo el peso del mundo en mis hombros. Sé que lo olvido y hago que parezca que la presión no me afecta, pero, maldita sea, ¡a veces es difícil, jajaja! ¡Los Juegos Olímpicos no son una broma!”, escribió.

Ahora, Simone está clasificada para competir en las finales de salto, barras asimétricas, piso y barra de equilibrio los días 1, 2 y 3 de agosto, pero se mantendrá bajo evaluación para determinar si participará o no.

¿La gloria olímpica o la salud mental? He ahí el dilema

La presión por dar una actuación perfecta y cumplir con las expectativas, pesa sobre la gimnasta desde mucho antes de llegar a Tokio 2020. El martes, Simone reveló que empezó a “luchar contra todos esos demonios”, no pudo contenerlos y sentía que había perdido el rumbo, al grado de preguntarse por qué estaba aquí.

Su participación en salto de caballo, donde no logró dar el número de giros que había planeado, le dejó claro que algo andaba mal. Entonces, la estrella de la gimnasia contemporánea salió del escenario y renunció a la competencia, diciendo que no estaba preparada mentalmente para continuar.

Biles dijo que ama competir, pero “sentía que todavía lo estaba haciendo por otras personas”. Y agregó: “Me duele en el corazón, porque de alguna manera me han quitado de hacer lo que amo por complacer a otras personas”.

Así, Simone Biles se suma a otros atletas de su generación que priorizan la salud mental por encima de las expectativas de los demás.

Según Steven Ungerleider, psicólogo deportivo de Oregón, Estados Unidos, la postergación de los Juegos Olímpicos aumentó la tensión en los atletas al cambiar sus rutinas y sus planes de vida de un momento a otro.

“Mantienes tu ritmo porque sabes que el cuarto año es el año olímpico. […] Te preparas psicológica, emocional y físicamente y, de repente, alguien decide postergarlos y te sientas a morderte las uñas mientras piensas: ‘Tengo que esperar otro año’. Se acumula mucha ansiedad”, señaló el especialista a The New York Times y agregó que la usencia de público también es un factor desmotivante, ya que como deportista “te alimentas de eso”, dijo.

En sus declaraciones, Biles relató que llegó a los olímpicos en buen estado, pero estaba lidiando con algunos problemas que se hacían más difíciles cada día. Explicó que la terapia y los medicamentos generalmente funcionan, pero que las situaciones de alto estrés hacen que se asuste y no pueda manejar sus emociones.

La gimnasta confesó que hace cuatro o cinco años hubiera competido a pesar del riesgo de lesionarse o ignorando su estado mental. Sin embargo, la madurez cambió su perspectiva.

“Hoy me pasó algo como: sabes qué, no, no quiero hacer algo estúpido y lastimarme”, explicó Simone Biles. “Simplemente no vale la pena, en especial cuando tienes a tres atletas increíbles que pueden dar un paso al frente y hacerlo. No vale la pena”.

La salud mental SIEMPRE es prioridad

Para muchas personas, ya sean emprendedores o empleados, es fácil ignorar las señales de que algo anda mal a nivel emocional, y enfocarse en alcanzar sus metas profesionales o de negocios. Piensan que no importa mucho cómo se sienten, mientras sigan haciendo cosas 'productivas'.

Algunas señales de que debes darle más importancia a tu salud mental y quizá hacer una pausa en tu camino al éxito son:

  • Te resulta difícil concentrarte en tus tareas y eso te ha restado productividad.
  • Pensar en tus pendientes de trabajo te provoca ataques de pánico o ansiedad.
  • Ya no te emocionan los nuevos proyectos en tu área.
  • Cada mañana te cuesta más trabajo levantarte, en especial cuando piensas en ir a trabajar.
  • Simplemente dejaste de ser feliz con lo que haces.

Saber cuándo retirarte para cuidar tu salud mental no es un fracaso, es solo un respiro para reordenarte y seguir, incluso si eso significa cambiar de rumbo.

El nombre de Simone Biles ya está escrito con letras de oro en la historia de los Juegos Olímpicos, de la gimnasia, del deporte y de Estados Unidos, ella no tiene nada más qué demostrar. Su decisión nos enseña que quizá el verdadero éxito está en ser feliz con las medallas ganadas, y no en sacrificar la salud mental y física para ir por una más.

Ingresa Ahora