¿Experimentas Burnout? Aquí te decimos cómo solucionarlo

Estos sencillos pasos pueden ayudarte a recuperar el control y lo mejor de ti mismo.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Según una encuesta realizada por Indeed que incluyó a 1,500 trabajadores estadounidenses, el agotamiento va en aumento. Más de la mitad (52%) de los encuestados experimentan agotamiento en 2021, frente al 43% que dijo lo mismo en la encuesta de Indeed anterior a COVID-19. Los baby boomers muestran un aumento del 7% en el agotamiento y los de la generación X alrededor de un 14% más que el año pasado.

Francisco Moreno vía Unsplash

El burnout no ocurre de la noche a la mañana: es un estado de agotamiento emocional, físico y mental causado por un estrés excesivo y prolongado.

El estrés a veces puede ser saludable y usarse para ayudar a desempeñarse a niveles máximos; sin embargo, cuando se vuelve constante sin descanso y rejuvenecimiento, se torna crónico. Como resultado, puede causar un sistema inmunológico debilitado, ansiedad, depresión, insomnio, aumento o pérdida de peso e irritabilidad.

El burnout ocurrió para mí cuando no estaba prestando atención a los signos y señales de mi mente y cuerpo. Un día, estaba trabajando en un gran proyecto cuando miré el reloj y vi que eran las 4:30 PM, me di cuenta de que no había comido ni bebido nada, ni había ido al baño, desde las 7 de la mañana. Finalmente aterricé en el hospital con fatiga suprarrenal y desarrollé algunas enfermedades crónicas. Se necesitaron tres meses para recuperarme por completo. Tómate el tiempo para prestar atención a todos los signos de agotamiento que puedan estar apareciendo en tu vida.

Los psicólogos Herbert Freudenberger y Gail North desarrollaron las 12 fases del síndrome de burnout, que se enumeran a continuación.

  1. Ambición excesiva: la compulsión de probarte a ti mismo. 
  2. Trabajar más duro: trabajar más horas y no poder desconectar. 
  3. Descuidar las necesidades: descuidar el cuidado personal como comer, hacer ejercicio, dormir y la interacción social.
  4. Desplazamiento de conflictos y necesidades: desplazando tus problemas
  5. Los valores están sesgados: no hay tiempo para necesidades no relacionadas con el trabajo, el trabajo es el único enfoque, no hay tiempo para pasatiempos, amigos o familiares.
  6. Negación: negación de los problemas emergentes y culpar a los demás.
  7. Retraimiento: ausencia de vida social o interacción con seres queridos
  8. Cambios de comportamiento: cambios de comportamiento obvios para familiares y amigos, incapacidad para concentrarse o mayor sensibilidad.
  9. Despersonalización: no verse a sí mismo ni a los demás como valiosos y perder el contacto con uno mismo y con sus propias necesidades.
  10. Vacío interior: sensación de vacío, ansiedad o comportamiento adictivo.
  11. Depresión: un sentimiento cada vez mayor de falta de sentido, pérdida y desinterés.
  12. Agotamiento total: agotamiento mental o físico, los síntomas pueden requerir atención médica.

Cómo vencer el agotamiento y curarlo

Las presiones externas e internas siempre estarán presentes en la vida y, sin embargo, tu salud, felicidad y relaciones no tienen por qué verse comprometidas. Aquí hay algunas herramientas y técnicas que he encontrado útiles.

Identifica la fuente. ¿Qué creencia o actividad está contribuyendo al agotamiento, la ansiedad, la preocupación y el estrés? ¿Cuáles son algunas formas alternativas de pensar sobre la situación o las diferentes acciones que puedes tomar?

Consulta contigo mismo. ¿Cómo te sientes actualmente? ¿Cómo te quieres sentir? La conciencia es clave a la hora de evaluar la situación y comprobar consigo mismo.

Pide ayuda. Habla con un terapeuta, contrata a un coach, conéctate con amigos y familiares de confianza. No sufras en silencio; la gente quiere ayudar. Está bien pedir y recibir ayuda y apoyo.

Proteje tu paz y prioriza. Tu bienestar mental, emocional y físico no tiene precio. Cuando no nos tomamos el tiempo para priorizar, tanto nuestro espacio como nuestro tiempo pueden ser ocupados por las solicitudes y demandas de otras personas. Priorízate a ti y a tu paz primero.

Programa tu semana tanto para trabajar como para divertirse. ¿Tu horario actual te apoya? Echa un vistazo al programa que estás siguiendo actualmente y ajústalo para respaldar tu máximo rendimiento. Programa tu semana de trabajo con tiempo de relajación y juego incluido en el plan.

Comprométete a hacer algo por ti mismo todos los días. ¿Con qué frecuencia haces cosas por los demás antes de hacer algo por ti mismo? Comprométete a hacer algo por ti mismo todos los días. Puede ser tan simple como dar un paseo de cinco minutos, leer diez páginas de un libro o tomar un descanso para llamar a un amigo.

Tómate un día libre sin ningún motivo. Se te permite tomar un día de salud mental. Tómate un día libre sin distracciones y observa qué pasa; puede que cambies tu perspectiva de la vida.

Mueve tu cuerpo, medita y prueba EFT (técnica de libertad emocional). Mover el cuerpo es fundamental: levántate de la silla y estírate, baila o sal a caminar. Entra en un estado meditativo: esto puede ser pasear a tu perro en el parque, lavar los platos o mirar una vela. Practica EFT (técnica de libertad emocional), que es una herramienta alternativa, la cual incluye tocar diferentes puntos de presión en el cuerpo mientras dices afirmaciones positivas para ayudar a aliviar el dolor físico y la angustia emocional.

Recupera tu poder. Establece límites y define tus limitaciones. ¿Con qué frecuencia dices "sí" cuando quieres decir "no"? ¿Pones las necesidades de los demás antes que las tuyas? Recupera tu poder y define cuáles son tus límites para ti y los demás.

Presta atención a tus necesidades. ¿Qué necesitas en este momento? ¿Duermes lo suficiente y te mantienes hidratado? Es tan simple, pero tan pasado por alto. ¿Qué necesidades básicas estás descuidando? Haz un inventario y luego toma las medidas adecuadas.

Recuerda lo que te trae alegría. ¿Qué te hace feliz y te trae alegría? ¿Con qué frecuencia haces estas cosas? Haz espacio para tu felicidad y para las cosas que te traen alegría. Hoy, ¿cómo experimentarás más alegría y felicidad? ¿Y esta semana?

Practica la autocompasión y la celebración. Si aún no lo has escuchado hoy, estás haciendo un trabajo increíble. ¿Con qué frecuencia reconocemos nuestros logros? Piensa en lo lejos que has llegado en los últimos cinco a diez años. No tienes que esperar a que otros te celebren: puedes convertirte en tu mejor animador. 

El burnout se puede prevenir y curar. Se curioso, desacelera, toma conciencia y utiliza las herramientas, técnicas y estrategias que pueden ayudarte en el camino.

Ingresa Ahora
Kelly Lynn Adams

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network Contributor

Kelly Lynn Adams is a consultant, executive certified coach, growth strategist and high-performance optimization expert. She speaks, coaches and writes on the power of high performance, mental wellbeing, stress-management strategies, sustainable business growth and clarifying purpose and passion.