Ellos son los emprendedores a los que dos tiburones de Shark Tank México quieren convertir en un unicornio

"Rodrigo y yo hemos estado esperando un unicornio y queremos que sea este", dijo Arturo Elías Ayub sobre la tienda Komet.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Dos personas con la misma afición “viajar y trabajar en el extranjero” se conocieron en el internship (pasantía) de una gran empresa en 2015, ambos con 21 años, no sabrían que más adelante desarrollarían un negocio juntos. 

Cortesía de Shark Tank México

A Carlos Tello y a Rodolfo Pérez, siempre les llamó la atención vivir y trabajar en otros países. Luego de graduarse y de varias búsquedas en internet Carlos lo logró, siguió sus estudios en Irlanda y luego decidió que quería ir a Asia, mientras Rodolfo siguió desarrollándose profesionalmente en México, pero sin olvidar su sueño. 

“En 2018 que estaba trabajando en una gran empresa, nuevamente contacté a Carlos porque vi que él había tenido estas experiencias en el extranjero, él estaba trabajando en China y me acerque para preguntarle cómo había llegado allá, cómo había conseguido esa experiencia”, explica Rodolfo Pérez en entrevista con Entrepreneur en español

Estos dos jóvenes se mantuvieron en contacto y cuando se abrieron vacantes en la empresa para la que Carlos trabajaba en el país asiático, el emprendedor no dudó en contactar a su amigo. Estuvieron trabajando juntos, adquiriendo experiencia y siendo una solución para los chinos en cuanto a entender al mercado latinoamericano. 

En este tiempo ambos jóvenes empezaron a desarrollar sus propias ideas de negocios hasta que dieron en el clavo y pensaron en una solución para las devoluciones de productos de los marketplaces de China que hacían clientes desde países como México. 

“Sin dudarlo mucho cuando salió una vacante que Carlos me compartió también aplique y nos volvimos a reencontrar en 2019, trabajando en otra empresa juntos, ahora en China, ya no en México. Y de ahí, cada quien tuvo su tiempo en esa compañía, empezamos a desarrollar nuestros propios negocios, que fue nuestra intención, yo creo que siempre en el camino del emprendimiento”, explica Rodolfo. 

“Estuvimos trabajando un rato [en una compañía de ecommerce]  y después de esas oportunidades se abrieron otras para que emprendiéramos, que era simplemente darle servicio de consultoría a los chinos. Y llega un punto en el que nosotros éramos una solución para ellos, su solución en Latinoamérica. Debido a eso nació la tienda Komet”, dice Carlos Tello. 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

Una segunda oportunidad

Komet es una tienda en línea que vende las devoluciones y liquidaciones de grandes marketplaces en México. Lo que hacen estos emprendedores es comprar los productos devueltos por clientes a grandes tiendas de comercio electrónico y colocarlos a disposición de otros en su sitio web en forma de lotes. 

“Todo esto que ves tú de lotes como de cosas que a lo mejor no se pudieron vender en una primera instancia y a cierto nivel de precio, bueno con nosotros tienen una segunda oportunidad de venderse a un precio mucho mejor y que de hecho permite hacer negocio a nuestros clientes”, explica Carlos. 

Asimismo, cuentan con un producto llamado “cajas sorpresas”, las cuales pueden ser desde ropa hasta objetos electrónicos y representan la única manera de adquirir algunos productos sin tener que pagarlos al mayoreo.   

Empoderar a otros 

De acuerdo con datos de Invesp, al menos el 30% de todos los productos pedidos en línea se devuelven, en comparación con el 8.89% de las tiendas físicas. Esto representa pérdidas y un proceso que puede tornarse “engorroso” para los grandes marketplaces del mundo. Por ejemplo: devolver un producto de México hasta China podría costar mucho más caro que incluso destruirlo o desecharlo. 

Carlos y Rodolfo buscan resolver este problema, dándoles una segunda vida a este tipo de artículos. Además, los emprendedores se convierten en el puente para que otros obtengan un ingreso extra.

“En el mero negocio, al adquirir productos por lotes muy grandes, volumen y mayoreo, los clientes que normalmente atraemos y que son nuestra base fuerte, son emprendedores y microempresarios que quieren iniciar un negocio o tener una segunda fuente de ingresos”, comenta Rodolfo. 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

Komet vende artículos al mayor con el objetivo de que sus clientes puedan reparar y revender o incluso solo revender a otros y que esto genere una utilidad para ellos. 

“Ahora en la pandemia que se perdieron muchos trabajos, escuchamos varias historias de éxito de clientes nuestros que hallaron en tienda Komet una forma de poder comprar productos, repararlos en algunos casos, y en otros nada más revenderlos para conseguir una utilidad y así salir adelante en estos meses que han sido bastante complicados”, explican.  

Repentino nado en el tanque con tiburones 

Desde que nació este emprendimiento en junio de 2020, Carlos trabaja y vive en Hong Kong, China, mientras que Rodolfo se encarga de las operaciones en México. 

Una aplicación tardía a Shark Tank México que se transmite todos los viernes a las 21:30 horas por Canal Sony, les haría creer que no participarían en el programa. Sin embargo, se abrió una vacante inesperada y con menos de un mes de anticipación Carlos tuvo que encontrar un vuelo a la Ciudad de México. 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

“La verdad es que aplicamos tarde y por suerte nos tocó que nos llamaran para reemplazar a un equipo que no pudo ir al final… Fue algo más o menos repentino, ya que yo no le avisé con más de un mes de anticipación a Carlos que tenía que buscar un vuelo de Hong Kong a México. También se complicaba un poco porque justo era en plena pandemia y había muchos limitantes por ahí, pero creíamos que valía mucho la pena… Por nuestra experiencia de trabajo juntos ya habíamos tenido presentaciones de un nivel empresarial importante, pero no en este formato”, explica Rodolfo. 

Convertirlos en unicornio 

Los emprendedores llegaron al tanque pidiendo 5 millones de pesos (250 mil dólares aproximadamente) por el 15% de su empresa. Tras la plática de negociación recibieron ofertas de Alejandra Ríos, Arturo Elías Ayub y Rodrigo Herrera

“De la mano de Rodrigo y de la mía yo creo que la vamos a volar del parque cañón… Rodrigo y yo hemos estado esperando un unicornio y queremos que sea este”, dijo Arturo Elías Ayub. 

Finalmente, luego de una contra oferta, Carlos y Rodolfo aceptaron una propuesta de Arturo y Rodrigo que fue de 6 millones de pesos por el 33% de participación con la condición de regresar un millón a los tiburones luego de la primera venta. 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

“Yo recuerdo que cuando entramos al tanque estábamos nerviosos y que a pesar de que tienes la experiencia, el conocimiento, y estás seguro del proyecto, por su puesto que te causa cierto nervio estar en ese escenario más después de haberte chutado las 5 temporadas completas en un par de días, pero creo que estábamos seguros de que lo que íbamos a presentar hacía sentido, estábamos seguros de toda la información y eso fue clave. Como experiencia fue muy padre poder convivir con los otros emprendedores, poder compartir ideas en el poco tiempo o en los pocos momentos que pudimos platicar”, comenta Rodolfo. 

Aliados clave 

Desde el año pasado hasta ahora los emprendedores han logrado ventas por 10 millones de pesos mexicanos y aunque declaran que lo más difícil ha sido “empezar a girar la rueda”, lo que para ellos significa encontrar clientes, proveedores y aliados, han demostrado hacerlo muy bien. 

“Gracias a las relaciones comerciales que logramos [en China], al habernos ido a vivir a ese país y pues los clientes que teníamos de otros negocios pudimos apalancarnos un poquito para obtener buenos tratos y no requerir una inversión inicial tan alta”, explica Carlos. 

Para que logres conseguir aliados clave para tu emprendimiento estos jóvenes nos explican que lo más importante es: 

  • Tener interés real: demuestra que de verdad estás interesado en hacer ese negocio. 
  • Ser sincero y respetuoso. 
  • Resolver problemas. 

“Si pones estos tres puntos juntos vas a tener una relación de ganar-ganar porque de verdad y sinceramente estás interesado en solucionar los problemas de la otra parte del negocio y los dos van a ganar de esa manera”, comenta Carlos. 

“Comunícate, entiende las necesidades y crea ese interés genuino en resolver el problema y no solamente busques un beneficio para ti”, finaliza Rodolfo.

Ingresa Ahora