Ahmed Hafnaoui, el joven nadador de Túnez que impresionó al mundo al ganar la medalla de oro en Tokio 2020

Él nos recuerda que un campeón olímpico puede provenir desde cualquier nación y no hay competidor pequeño.

Por

En la transmisión de la prueba de los 400 metros libres masculino, los comentaristas se enfocaron en las estrellas, como la estrella australiana Jack McLoughlin o el estadounidense Kieran Smith. Sin embargo, llegó la sorpresa desde el carril exterior número 8: Ahmed Hafnaoui quien llegó para grabar su nombre en oro.

@Tokyo2020, Twiter

Desconocido para muchos, Ahmed de 18 años, pasó de estar en la peor posición de la alberca del Centro Acuático de Tokio, a convertirse en campeón olímpico. Túnez suma su quinta medalla de oro y la tercera en natación. El tunecino ganó al parar el reloj en 3 minutos 43.26 segundos.

En una justa muy reñida, Ahmed apretó en los últimos 50 metros y fue cuando los medios le empezaron a prestar atención. Junto a nadadores profesionales que llevan años de experiencia y tienen la economía, política, tecnología e historia a su favor, el tunecino logró impresionar con esfuerzo, pulmones y voluntad hasta el final.

Con una amplia sonrisa expresa su sentir y desde las gradas, en solitario, su entrenador estalla en jubilo. A diferencia de sus competidores, el joven se presenta de forma sencilla a recibir su medalla con sus tenis, una playera y unos shorts, además de su cubrebocas que guarda en su bolsillo.

Lee: Tom Daley teje para calmar sus nervios y para ayudar a niños con tumores cerebrales

El joven medallista, empezó a nadar a los 6 años, cuando su padre lo inscribió en un club de natación. Y aunque cuenta con una limitada experiencia en competencias internacionales como octavo puesto en los 400 libres de los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018 y séptimo en la de 800 metros, el amor al deporte viene de su padre. Este formó parte de la selección nacional de baloncesto de Túnez.

“No puedo creerlo. Es un sueño y se ha hecho realidad. Fue genial, fue mi mejor carrera”, comentó después de la prueba. De verdad no paraba de repetir que no podía creer su resultado. En 2019, le dijo al medio La Presse que tenía como objetivo ganar su primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2024 en París.

No obstante, su familia siempre creyó en la capacidad de Ahmed. En las redes sociales se volvió viral un video que los muestran gritando eufóricos por el triunfo del joven nadador.

Su historia nos recuerda que los campeones pueden provenir de cualquier lugar, sin importar su edad e incluso su experiencia, sino su fuerza de voluntad.

Ingresa Ahora