Lo que debes saber para administrar una empresa familiar con éxito

Iniciar y operar una empresa familiar puede ser un gran reto, por eso te dejamos algunos consejos para administrar con éxito el negocio de tu familia.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.

El siguiente es un extracto de 'Start Your Own Business: The Only Startup Book You'll Ever Need' (Inicia tu propio negocio: el único libro de startup que necesitarás), octava edición. Puedes pre-ordenar una copia aquí.

Depositphotos.com

Según el Centro Conway para Empresas Familiares, en Ohio, el 64% del producto nacional bruto de Estados Unidos proviene de empresas familiares. De hecho, el 35% de las empresas de Fortune 500 están controladas por familias. En resumen, los negocios familiares y/o administrados por familias comprenden un porcentaje significativo de todos las que hay Estados Unidos y lo han hecho durante décadas. Notarás que, en algunos casos, los miembros de la familia manejan tiendas locales, y en otros casos sus nombres aparecen en listas de millonarios como fundadores de grandes corporaciones.

Según la gente de SCORE, las empresas familiares emplean al 60% de la fuerza laboral estadounidense. No solo eso, sino que las empresas familiares también se encuentran en todas partes del país y en numerosas industrias.

Entre las empresas familiares de mayor éxito en los Estados Unidos se encuentran Berkshire Hathaway, Ford Motor Co., Walmart, Cargill, Dell Technologies, Oracle, Mars, Tyson Foods, ViacomCBS, Virgin Group, The Gap, The Estee Lauder Companies, Las Vegas Sands Corp., Hearst Corp. y muchas, muchas pequeñas empresas en todo el país.

¿Qué es una empresa familiar y cuales son sus pros y contras?

Una empresa familiar puede significar que fue fundada y/o dirigida por un esposo y una esposa, hermanos, hermanas o toda la familia. Algunas se han transmitido de generación en generación. De hecho, las empresas familiares tienen raíces profundas en todo el mundo.

El negocio familiar más antiguo es un hotel japonés llamado Houshi Ryokan, que ha sido administrado por la misma familia desde el año 718. Es seguro asumir que esta pequeña posada en la costa oeste de Japón ha tenido varias renovaciones durante los últimos 1,300 años.

Las empresas familiares tienen varias ventajas. Por un lado, pueden reunir a los miembros de la familia en un proyecto o misión compartida, y a partir de esa unión hacer el esfuerzo extra necesario para iniciar y administrar un negocio. Por lo general, esto se debe a que tienen un fuerte compromiso y lealtad personal entre ellos.

Durante los tiempos de inactividad (que ocurren en cualquier negocio), es más probable que las familias se unan y hagan lo que sea necesario para mantener el negocio en marcha. También hay una sensación de estabilidad, ya que un negocio puede continuar de generación en generación. Y si los miembros jóvenes de la familia están interesados, pueden aprender el negocio a medida que crecen, lo que significa que es más probable que se comprometan al involucrarse más conforme crecen.

Las familias también pueden construir una cultura de trabajo  más fuerte, que generalmente se transmite de una generación a la siguiente. Tienden a ser más indulgentes y tolerantes cuando se trata de horarios de trabajo, decisiones y juicios relacionados con el trabajo e incluso errores. Los horarios flexibles, el cuidado infantil y otros beneficios necesarios para negociar con los empleados pueden ser mucho más fáciles de resolver. Además, los miembros de la familia pueden estar más dispuestos que los empleados contratados a hacer sacrificios para que el negocio despegue, lo que puede minimizar los gastos.

La otra cara de la armonía en los negocios familiares es que los miembros pueden asumir roles para los que carecen de habilidades y experiencia. Esto puede provocar estrés y tensión. Cuestiones como la rivalidad entre hermanos y el favoritismo también pueden causar conflictos entre la familia y problemas para el negocio. Además, es posible que algunos miembros de la familia no quieran ser parte del negocio ni quieran heredarlo algún día. Y en algunos casos, las necesidades de la empresa pueden interferir con las necesidades de la familia y esto puede resultar desastroso.

Entonces, ¿cuáles son los secretos de una empresa familiar exitosa?

Para administrar con éxito un negocio familiar sin ir a la quiebra o terminar unos contra otros, StartupNation ofrece las siguientes 12 claves:

  1. Establecer algunos límites.
  2. Implementar métodos de comunicación claros y regulares.
  3. Asignar roles y responsabilidades con claridad y de forma justa.
  4. Tratar el negocio como una empresa desde el principio.
  5. Reconocer las ventajas de que el negocio sea propiedad de la familia.
  6. Tratar a todos los miembros de la familia de forma justa.
  7. Poner todos los acuerdos comerciales por escrito.
  8. No repartir trabajos de 'simpatía' a los miembros de la familia.
  9. Trazar líneas de gestión claras.
  10. Buscar asesoramiento externo.
  11. Desarrollar un plan de sucesión.
  12. Exigir primero experiencia externa (es decir, los miembros de la familia toman cursos para aprender su función en el negocio; por ejemplo, quien elijan como contador debe tomar clases de contabilidad).

Los miembros de la familia que trabajan juntos pueden vincularse y tener grandes experiencias. Se trata de comunicarse, compartir el mismo objetivo y no permitir que la empresa interfiera con sus relaciones personales. Eso significa saber cuándo no hablar sobre el negocio y comprender el papel de todos dentro de la empresa y su compromiso: algunos miembros de la familia pueden tener más tiempo para comprometerse mientras que otros, tal vez en la universidad, pueden no tener el mismo tiempo para ofrecer. No siempre es fácil, pero puede funcionar muy bien para todos los involucrados. Y recuerde, es posible que no todos los miembros de la familia quieran estar en el negocio familiar, y eso también está bien.

Ingresa Ahora