La necesidad de Silicon Valley como punto geográfico disminuyó: Andrés Barreto

El managing director de la aceleradora TechStars nos explica por qué los inversionistas del mundo están volteando la mirada al talento latino.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El momento del emprendimiento latinoamericano llegó. No hay otra región en el mundo que esté viviendo un punto de ebullición más claro que el ecosistema de startups de América Latina, pues en los últimos meses se han creado varios unicornios - empresas que alcanzan una valorización superior a los mil millones de dólares-, principalmente en México, Colombia, Argentina, Chile y Brasil.

Cortesía TechStars

Esto se debe a que los inversionistas del mundo están volteando la mirada al talento latino y a que, para bien o para mal, la pandemia ha sacudido muchas cosas que teníamos por ciertas. Una de ellas es el trabajo con aceleradoras semilla (entidades o compañías que impulsan startups a cambio de participación en el negocio) de todos lados del mundo que están inyectando capital a los emprendedores locales. 

Para darnos una idea, según datos de la Association for Private Capital Investment in Latin America (LAVCA), en los últimos seis años, las inversiones en capital de riesgo crecieron 673% en América Latina. 

Para conocer un poco más sobre como las aceleradoras y los inversionistas están viendo las oportunidades del ecosistema emprendedor latinoamericano, entrevistamos a Andrés Barreto, empresario, conferencista y managing director de Techstars. Esta aceleradora invierte en emprendimientos de todo tipo en sus etapas más tempranas. Típicamente inyecta 120 mil dólares y tiene más de 50 programas alrededor del mundo. Desde 2007 han apoyado a más de 2,500 empresas. 

Nota de la editora: La entrevista ha sido editada para dar mayor claridad.

ENTREPRENEUR EN ESPAÑOL (EN): Andrés, tomando en cuenta Kavak, Tiendanube, NuBank, -todas estas startups que están alcanzando el grado de unicornio este año-,¿cómo ves el ecosistema emprendedor latinoamericano en estos momentos? 

ANDRÉS BARRETO (AB): Yo he sido parte del ecosistema emprendedor en América Latina desde 2008 y apenas en 2021 estamos viendo los ejemplos que tú mencionas. Lo interesante es que la mayoría de sus inversionistas son de afuera de la región, lo cual demuestra que el mercado latinoamericano no solo es su talento sino también resulta atractivo para invertir desde afuera. 

Antes de eso teníamos inversionistas locales y también teníamos ejemplos de empresas que su mercado era global, pero que operaban desde Latinoamérica. Pero ahora tenemos que cada vez más inversionistas desde Estados Unidos y Asia están volteando a la región para apoyar a más emprendedores. 

EN: ¿Qué es lo que crees que está pasando con el emprendedor latinoamericano? ¿Crees que ya alcanzamos otro nivel de madurez? 

AB: Yo creo que el emprendedor latinoamericano siempre ha tenido una madurez incluso una resiliencia que uno no ve en los mercados desarrollados, como Estados Unidos, porque antes era casi imposible levantar rondas de inversión. Típicamente escuchábamos que los negocios se financiaban solo con amigos y familia y ángeles inversionistas, pero era complejo acceder a contactos con mayor capital. 

Creo que lo que ha madurado es el ecosistema de inversionistas que ahora está viendo las oportunidades de la región y les está poniendo dinero. Lo que está ocurriendo este año es que estos emprendimientos que empezaron hace 7 años llegaron a un punto entra capital de fondos mucho más grandes que antes no llegaba porque eran compañías muy pequeñas. 

Sin embargo, también surgió otra oportunidad muy grande con la pandemia: Antes un emprendedor de Latinoamérica tenía que viajar a Silicon Valley, tener contactos ahí e invertir tiempo, conocimiento y capital en recaudar dinero desde allá. Ahora basta con una llamada por Zoom. Las barreras geográficas se están desbaratando, tanto para los emprendedores como para los inversionistas. La necesidad de “Silicon Valley” como punto geográfico disminuyó. El acceso a la oportunidad se hizo más fácil, al alcance de una videollamada. Finalmente, vemos que con la naturaleza del trabajo remoto, un emprendedor en Miami, Boston, Guadalajara, Medellín o Córdoba tiene el mismo acceso a mercado comercial y capital para crear productos que nacen globales desde el primer día. 

EN: Andrés, sueles hablar de otros puntos geográficos además de San Francisco como puntos de arranque para los emprendimientos latinos. ¿Qué les dirías a aquellos que siguen apostando solo por el hub estadounidense para levantar capital? 

AB: A los emprendedores que ahora están buscando capital les digo: No se limitan geográficamente. Si pueden levantar capital en México, Colombia, Chile o Argentina es casi lo mismo porque las presentaciones se hacen por videoconferencias. 

En Estados Unidos hay 900 fondos que llamamos microfondos que manejan menos de 200 millones de dólares, es decir, son los que firman los cheques pequeños que les servirán a las startups latinas para arrancar. Esos son los que están volteando a ver las oportunidades en América Latina. 

Por ejemplo TechStars y otras aceleradoras están abriendo las puertas para que los emprendedores participen en sus programas y reciban esa inversión sin tener que reubicarse físicamente, porque en muchos casos no es necesario y en otros simplemente no se puede. 

EN: Todavía parece ser que muchos emprendedores latinos cometen errores básicos al momento de presentar su pitch o al hacer su due diligence. Ustedes como aceleradora, ¿qué áreas de oportunidad han detectado en los emprendedores de la región? 

AB: Nosotros trabajamos fuertemente para ayudar a los emprendedores a que su levantamiento de capital sea eficiente. Entrenamos a nuestros emprendedores a generar momentum; a generar mucho interés de los inversionistas hacia su startup en un tiempo comprimido. 

El truco es juntar todas las reuniones con los inversionistas en la misma semana o en un espacio muy corto de tiempo. Eso crea presión para esa pregunta fastidiosa que hacen los inversionistas de “¿Cuánto has levantado en tu ronda?” “¿Quién más está interesado?” Puede que en ese momento no tengas a nadie, - incluso que sea tu primera reunión -, pero les puedes decir “Ahora no tengo un líder de esta ronda, pero tengo 30 reuniones agendadas esta semana y vamos a tomar una decisión de cuáles inversionistas vamos a aceptar en este levantamiento para final de mes”

EN: Ustedes tienen como compromiso financiar a mil CEO para 2026. ¿Por qué esa cifra y esa fecha? 

AB: No solamente buscamos que sean mil, sino que sean CEO diversos. Si estamos pasando un momento de transformación digital y económico mundialmente, tenemos la oportunidad de crear una industria innovadora que no cometa los mismos errores de las primeras cuatro o cinco décadas de Silicon Valley. Es decir, tener solo a hombres blancos liderando inversión, empresas, juntas directivas o desarrolladores de software. Era una industria que se volvió muy excluyente, pero ahora que todo está cambiando y hay un boom en las economías en Latinoamérica, es el momento de hacerla incluyente y esta vez sí tener participación de diversidad de género, etnias, orientación sexual. ¿Por qué no hacer una revolución industrial digital más incluyente? 

Y pusimos como fecha 2026 para tener un plazo de cinco años para lograrlo, pero yo creo que lo conseguiremos antes. 

EN: Si pudieras pedir algo para la región latinoamericana, ¿qué sería? 

AB: Yo quiero ver que más empresas lideradas por mujeres continúen incrementando ese dinero captado. Hay quienes aseveran que solo el 2% del capital va a empresas lideradas por mujeres o minorías y eso tiene que cambiar. Por eso cada programa de TechStars tiene su propia meta para impulsar a mujeres o minorías y muchas veces a mujeres de minorías. 

Yo quiero ver que eso siga creciendo. 

EN: Por favor, regálanos 3 consejos para acercarnos a una aceleradora como TechStars. 

AB: El primero es que más allá de la idea, lo importante es tener un buen equipo. Tener un grupo fundador muy fuerte y diverso, no solamente en habilidades sino también en género y etnias. Asimismo que este equipo haya identificado un problema claro. Con estos dos puntos resueltos, ahora debes demostrar ejecución: qué puedes hacer para resolver este problema. 

El Techstars Boulder Accelerator fue fundado en 2007 como un programa de aceleración y desde entonces ha ayudado a 160 compañías a crecer su negocio y llevarlo al siguiente nivel. Ofrece una red de contactos y mentores con una experiencia importante a nivel global en la creación y escalamiento de empresas. En su programa, los emprendedores realizan el trabajo de dos años en los tres meses que tiene de duración.

Puedes aplicar para la nueva edición de TechStars Boulder hasta el 6 de octubre. Encuentra más información aquí

Ingresa Ahora