¿No te gusta madrugar? Te decimos cómo despertar temprano

Despertarse temprano puede parecer un sueño imposible, pero no lo es si haces algunos ajustes en tu rutina de sueño.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿No planeas atrapar gusanos mañana por la mañana? Aún querrás levantarte temprano.

Depositphotos.com

Según los hallazgos publicados por Molecular Psychiatry, las personas que se levantan al sol pueden disfrutar de una ventaja para la salud mental. La investigación reciente del Reino Unido mostró una correlación entre levantarse temprano y niveles más bajos de depresión y ansiedad. En otras palabras, si estás luchando por ajustar tu estado de ánimo, tus hábitos de sueño pueden ser tu problema.

Los beneficios psicológicos no son la única ventaja para detener el baile interminable del despertador. La gente de la mañana suele informar de altos niveles de productividad. Esto podría deberse a varias razones, incluida una mañana sin distracciones.

Sin embargo, aquí está el problema: ¿Qué pasa si estás preprogramado para ser un noctámbulo? Si tu ritmo circadiano está afinado para darle una sacudida de energía a las 11:00 p.m., naturalmente puedes resistirte a levantarte. Después de todo, deseas tus nueve horas completas de sueño, incluso si eso significa que te levantas al mediodía.

Aunque cambiar los engranajes de tu cerebro para despertarte al amanecer lleva tiempo, puede suceder. Es posible que debas hacer varios cambios y ceñirte a ellos hasta que se conviertan en hábitos.

1. Diseña una rutina de higiene del sueño personalizada

La higiene del sueño sigue siendo uno de los comportamientos diarios más subestimados que pueden facilitarte la vida. Cuando adoptas un régimen de higiene del sueño personalizado, tu cuerpo se adapta a un horario esperado. Irónicamente, incluso si duermes menos de lo recomendado por la noche, podrías ver un aumento de salud.

¿Por qué es esto? Como se explica en un artículo del Washington Post, la constancia del sueño puede desempeñar un papel más importante que las horas de descanso. Citando un estudio publicado por NPJ Digital Medicine, los autores postulan que el sueño impredecible es un gran peligro. Te desequilibra psicológica y físicamente, haciéndote más propenso a todo, desde las angustias hasta los errores de trabajo.

Una buena forma de desarrollar un mapa de higiene del sueño es pensar en tus responsabilidades. Crea un protocolo que sea razonable y factible. Por ejemplo, es posible que desees irte a la cama a las 10:30 p.m., puedes leer un libro durante 30 minutos y luego irte a dormir hasta las 6:00 a.m. La rutina puede parecer extraña durante las primeras semanas. Sin embargo, síguela. Es probable que veas cambios positivos importantes.

2. Haz algo que te guste cuando te levantes. (Puntos de bonificación por salir al exterior).

Muchos de nosotros caemos en la trampa de prometernos un "regalo" cada noche. Tal vez sea un atracón de ver Netflix o tocar un instrumento musical. Esperamos la actividad anticipada durante todo el día. Y somos reacios a detenerlo solo para irnos a la cama. Como resultado, el tiempo pasa y levantarse temprano es cada vez menos probable.

¿Suena familiar? Puedes revertir este proceso haciendo algunas de tus cosas favoritas por la mañana. De esta manera, querrás levantarte en lugar de quedarte en la cama. Si es posible, intenta caminar afuera a primera hora, incluso si tienes que ponerte un abrigo, gorro y guantes.

Estar al aire libre a la primera luz del día puede hacer que tu cuerpo y tu mente se sientan bien. De hecho, es posible que recibas un impulso de alguna terapia de luz natural. Como se explica en una noticia de NBC, los rayos del sol pueden provocar que tu cuerpo detenga la producción de melatonina. En otras palabras, perderás el deseo de volver a meterte bajo las sábanas.

3. Cuéntale a un amigo o adopta a otra persona por la mañana

Despertarte la primera vez que suena la alarma es mucho más fácil cuando sabes que serás responsable al hacerlo. En consecuencia, busca a alguien que te ayude a convertirte en un madrugador competente. Podría ser alguien de tu hogar, como un cónyuge o un hijo. O bien, podría ser un amigo o vecino que también está tratando de mejorar para despertarse antes.

Cuando tienes un cómplice, atraes a alguien más a tu imagen. Además, tienes una razón y un propósito para ascender. Después de todo, si no te levantas de la cama, estás decepcionando a otra persona.

¿Necesitas una razón más convincente para despegarte del colchón? Entra en un en trabajo de medio tiempo que requiere que te levantes. Por ejemplo, podrías enseñar una clase de ejercicios para despertarse en el gimnasio si estás en forma y estás calificado. O puedes ofrecerte como voluntario para trabajar temprano en la mañana en un comedor de beneficencia o refugio. Saber que tienes que estar en algún lugar te ayudará a mantenerte enfocado en tu objetivo.

Puede parecer una tarea de unicornio levantarse antes de las 8:00 a.m. o más temprano. Ten la seguridad de que es factible. Solo tienes que burlar tus tendencias nocturnas con pragmatismo y persistencia.

Ingresa Ahora
John Rampton

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network VIP

John Rampton is an entrepreneur, investor and startup enthusiast. He is the founder of the calendar productivity tool Calendar.