El emprendimiento que surgió en cuarentena e hizo historia en Shark Tank México

Alejandro y Génesis se convirtieron en productores de un ajo negro.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En tiempos de cuarentena y distancia social muchas personas lograron reinventarse, intentar cosas nuevas o simplemente descansar y hacer un alto en su vida. En su caso Alejandro Rendón y Génesis Analy García probaron convertirse en productores de “ajo negro”, situación que los encaminó hacia Shark Tank México.

Cortesía de Shark Tank México

“Estábamos en la cuarentena, encerrados por el COVID cerca de octubre, noviembre del año pasado [2020], y nos dimos cuenta de que era un producto muy bueno para estos tiempos para que la gente lo conociera”, explica Alejandro en entrevista para Entrepreneur en español.

Así fue como nació “Curandero”, marca que un poco más tarde cambiaría su nombre a “Ajo Mexa”, gracias a la atracción que sintió uno de los tiburones del show que se transmite por Sony, hacia el primero. 

¿Qué es el ajo negro?

De acuerdo con una publicación de blog de la Farmacia San Pablo, se trata de un alimento que se obtiene de la fermentación del ajo que conocemos normalmente, a temperaturas de 50 a 60 grados centígrados durante 30 días. El proceso de producción se realiza controlando la humedad y sin conservadores u otro tipo de aditivos. 

“Se trata de un ajo blanco tradicional, el cual se somete a un proceso de fermentación con la humedad y temperatura controlada, el resultado es el ajo negro… Lo fascinante de esto es que se convierte en una superfood. Este producto es 10 veces más poderoso que el ajo blanco tradicional, además su textura es suavecita y su sabor es agridulce”, explica Alejandro. 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

De acuerdo con los emprendedores, este alimento aporta “muchos beneficios para la salud” y en un entorno donde “todos empezaron a cuidarse mejor” parecía obvio que este podía ser un excelente producto que ofrecer. 

“Vimos la oportunidad de presentárselo a México para que lo conociera, para que la gente reforzará su sistema inmunológico. Y qué mejor que a través de un producto natural”, comenta el emprendedor. 

“Con estos tiempos de pandemia la gente se va a empezar a cuidar, esa es la idea que queríamos atacar ‘¿Cómo vamos a empezar a reforzar nuestro cuerpo? ¿Cómo va ser en esta nueva normalidad?’ Así fue como surgió Curandero”, dice Génesis. 

¿Cuáles son las propiedades del ajo negro? 

Aparte de no tener el fuerte sabor del ajo tradicional, este alimento es antioxidante, posee un alto contenido de aminoácidos y zinc. Asimismo, se le atribuyen propiedades antienvejecimiento, además de todos los beneficios que se conocen del ajo tradicional. 

El precio de este comestible es más elevado que el del ajo normal. “Una cabeza suelta te cuesta unos 60/70 pesos [mexicanos], depende de donde la compres. Sí, es un producto caro, ya que es gourmet, pero de qué vale la pena, sí lo hace. "No hay dudas de que el producto es bueno”, expresa Alejandro.

¿Esto es real? 

“Siempre había querido participar”, dice Génesis al ser cuestionada sobre cómo llegaron a Shark Tank México que se transmite todos los viernes a las 21:30 horas por Canal Sony. 

“Antes de todo esto yo ya era fan del programa, lo veía desde hace mucho tiempo y soñaba con estar ahí, pero lo veía tan inalcanzable”, comenta la emprendedora. 

Tras abrir las cuentas de redes sociales de Curandero y empezar a vender a través de ese canal, recibieron un mensaje en Instagram dónde los invitaban a participar en la sexta temporada de Shark Tank México. Al principio, los esposos no creían que esto fuera posible. “Nosotros preguntándonos ¿Será verdad? Cómo va ser posible si no hemos vendido más que 5 bolsitas”, expresa Alejandro. 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

Pitch histórico 

De esta manera Alejandro y Génesis se dedicaron a reunir toda la documentación e información necesaria para el show, en el cual llegaron pidiendo 350 mil pesos por el 40% de participación en su marca y para su sorpresa lograron cerrar dos tratos, hecho que sucede por primera vez en la historia de Shark Tank. 

“Rodrigo nos ofreció 350 mil pesos, pero por la compra del nombre, sin ningún tipo de participación. Es decir, 'tú me das los derechos de la marca de Curandero y yo te pago los 350 mil pesos y se acabó', sin hacer ningún negocio”, explica Alejandro. 

Aunque Rodrigo Herrera no quisó participar en la empresa, Marcus Dantus y Marisa Lazo le ofrecieron 100 pesos por el 40% en un deal diferente al de Rodrigo. Tras platicar entre ellos los emprendedores decidieron tomar ambas oportunidades: vender el nombre de la marca y asociarse con Marcus y Marisa. 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

Ajo Mexa 

Tras ceder los derechos del primer nombre de su marca Alejandro y Génesis pensaron en un nuevo concepto llamado Ajo Mexa.

“Esta decisión la tomamos porque necesitábamos capital, vamos literalmente empezando, es decir, no estamos constituidos, ni siquiera habíamos hecho una factura, nada más las entregas que teníamos, fue a los amigos y conocidos. Estaba todo cerrado, no era como que podías entrar en ese momento a las tiendas de autoservicio, todo estaba totalmente detenido”, dice Alejandro. 

Ahora los emprendedores quieren enfocarse en ampliar su producción, poder emplear a más personas, marketing, la expansión de su negocio, y productos derivados del ajo negro. 

Ingresa Ahora