5 peligros de las redes sociales que están afectando tu salud mental

Las redes sociales pueden brindar oportunidades increíbles, pero pueden ser peligrosas si se abusa de ellas.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Las redes sociales pueden ser una plataforma extremadamente valiosa para una amplia variedad de usos, pero también pueden ser muy peligrosas si se usan incorrectamente. Lo sé de primera mano como alguien que ha estado profundamente involucrado en la industria de las redes sociales por mucho tiempo. A lo largo de los años, he visto el impacto negativo que las redes sociales pueden tener en el bienestar mental.

Depositphotos.com

Las redes sociales pueden brindar oportunidades increíbles, pero pueden ser nocivas si se abusa de ellas. Aquí hay cinco formas en que las redes sociales pueden ser peligrosas y qué se puede hacer para evitar los efectos potencialmente negativos.

1. Pueden reemplazar la interacción en vivo si lo permites

La interacción en las redes sociales y la cantidad de seguidores que alguien tiene no puede reemplazar la interacción humana en la vida real, pero los usuarios se involucran tanto en sus vidas dentro de las redes sociales que se pierden la interacción humana de calidad.

Esto no es saludable. Debes pasar tiempo con familiares y amigos, y con tu teléfono escondido. Pasar tiempo de calidad con tus seres queridos debe ser una prioridad. Ninguna tecnología puede reemplazar la estimulación mental que brindan las discusiones cara a cara.

En lugar de abrir tu feed de Instagram o Facebook, abre los contactos de tu teléfono y llama o contacta por FaceTime a un amigo. Haz planes para tomar un café, ir de excursión o cualquier otra cosa que les guste hacer a los dos. El poco tiempo que pasen juntos tendrá un impacto más significativo y saludable que emn engagement en las redes sociales.

2. La envidia se basa en vidas fabricadas

La comparación social no es nada nuevo. Las personas se han comparado a sí mismas y a sus vidas con las de quienes las rodean durante mucho tiempo. Las redes sociales acaban de amplificar esto, ya que está justo en la cara de los usuarios cuando abren una aplicación de social media.

Tan pronto como abres Instagram, por ejemplo, hay una fuente interminable de lo que parece una vida ideal. Desde logros personales y lujosas vacaciones, hasta ropa cara de diseñador y coches de lujo. Puede parecer que todo el mundo está viviendo la vida perfecta.

Puede producirse un sentimiento de envidia, pero es importante comprender que las redes sociales son un escapatrate de los mejores momentos. No es la vida real. Nadie va a publicar que está teniendo un mal día o tomarse una selfie sin maquillaje y publicar una foto con granos.

No te preocupes por lo que estén haciendo otras personas. En cambio, concéntrate en tu propia vida y las cosas buenas que estás experimentando. Agradece lo que tienes y mantente enfocado en tus sueños y metas, sin distracciones externas. No permitas que las narrativas falsas y las vidas inventadas en las redes sociales to lleven a paralizarte o descarrilarte de tus propios objetivos y progreso.

3. Se pierden momentos y se diluyen las experiencias memorables

¿Cuándo fue la última vez que estuviste en un concierto o evento deportivo? Si has asistido a un gran evento en los últimos años, probablemente hayas notado que muchas personas toman fotografías o videos sin parar. Al hacer esto, se están perdiendo la experiencia como debería ser.

Si estás en un concierto y todo tu objetivo es conseguir la toma perfecta o capturar el videoclip perfecto, te perderás muchas cosas. Estos recuerdos perdidos pasan volando a tu lado mientras tu atención está absorta en tu teléfono.

Si has hecho esto antes, no te preocupes, todos lo hemos hecho, pregúntate esto: ¿Cuántas veces regresaste y miraste esas fotos o videoclips del evento? Probablemente no sea las suficientes para justificar perderte la experiencia completa.

La vida que nos rodea se mueve rápidamente. No dejes que los recuerdos asombrosos, con potencial para durar toda la vida, te pasen volando porque tu cabeza está perdida en tu teléfono.

No hay nada de malo en documentar un evento o una experiencia en redes sociales. Al principio, toma algunas fotografías. Publícalas si quieres. Pero luego guarda su teléfono y disfruta el momento: disfruta de todos los recuerdos a través de tus propios ojos.

4. Generan adicción

Esto no debería sorprender a nadie, pero las redes sociales pueden ser muy adictivas. La mayoría de quienes pasan demasiado tiempo en redes sociales serán las primeras en decirte que sí. Entonces, ¿por qué no reducen su tiempo? Porque es muy adictivo.

Piensa en cuántas veces abres Facebook, Instagram, TikTok, Snapchat y Twitter. Hay muchas razones por las que las redes sociales son adictivas, y una de ellas es el elemento de misterio. Cuando abras Instagram, ¿qué tipo de contenido verás? Instagram lo sabe, por eso tu feed no está en orden cronológico. La aleatoriedad realza ese misterio. Esto puede hacer que el usuario se caiga por la madriguera de las redes sociales, lo que puede quemar varias horas al día.

Limita tu impulso de consultar tus redes sociales desactivando las notificaciones. Además, coloca tus apps sociales en una carpeta en la segunda página de tu pantalla de inicio. Esto reducirá la necesidad de revisarlos cuando abras tu teléfono para otras tareas.

5. Pueden arruinar tu sueño y afectar tu salud física

Gran parte de la discusión sobre los impactos negativos de las redes sociales se centra en la salud mental, pero también puede dañar tu salud física. Muchas personas permiten que las redes sociales reduzcan drásticamente su calidad de sueño. Estar pegado a las éstas  por la noche o mientras estás acostado en la cama puede evitar que te duermas.

Si te vas a dormir con sentimientos de envidia, celos, tristeza o depresión, también puede afectar profundamente tu descanso. Es buena idea desconectarte de las redes sociales unas horas antes de acostarte. Dale a tu cuerpo y mente tiempo para descansar sin las distracciones de estas apps.

Intenta reemplazar  las redes sociales con otra actividad antes de acostarte. La meditación, el estiramiento, los ejercicios de respiración o incluso la lectura de un libro pueden ayudar a desviar tu atención de los impulsos de ver tus feeds. Además, no duermas con su teléfono al lado de la cama. Tenerlo al alcance de la mano puede resultar muy tentador. Déjalo en la otra habitación o en algún lugar que requiera que te levantes físicamente de la cama para ir por él.

Ingresa Ahora
Dylan Vanas

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network Contributor

Dylan Vanas is a marketing entrepreneur and agency owner. He has been featured in dozens of publications including Inc, Entrepreneur, Yahoo, Fox, ABC, Influencive and others. He currently runs the marketing SaaS company AgencyBox, as well as his own marketing-consulting agency.