¿Cómo encuentro dinero para comenzar mi negocio?

La regla básica para saber cuanto dinero tienes que pedir es planificar en que piensas utilizarlo y cuales son los hitos o milestone en lo que vas a utilizarlo.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La mayor dificultad en el emprendimiento en sus primeras fases es la búsqueda de diferentes formas de obtener dinero, financiamiento, para poder poner en marcha tu idea y llegar a superar el llamado "valle de la muerte" o fase inicial de tu proyecto hasta que comiences a obtener resultados positivos cubriendo tus costes. En estas primeras fases la forma más usual de obtener financiación es recurrir a fuentes informales de financiamiento, como amigos y conocidos para, poco a poco, ir recurriendo a lo que se denominan redes de business angels o inversores privados que puedan servirte de referencia para obtener otros inversores posteriormente.

Depositphotos.com

A partir de estas primeras fases, es donde ya te encontraras obteniendo un retorno positivo y puedes utilizar otras formas de financiación como lo que se denominan rondas de financiación A, B, C, etc. o a través de empresas de capital riesgo (venture capital). En las fases posteriores al valle de la muerte, ya tu empresa tiene capacidad de obtener financiación de estos inversores profesionales con la finalidad normalmente de ampliar expandir los mercados que atiendes desde tu startup.

Sin duda, los primeros años, antes de obtener retornos positivos, son decisivos para tu proyecto de emprendimiento; ya que, en ellos testearás y consolidarás tu producto y la idea de negocio. Para que puedas hacerte una idea de la importancia de una planificación y ejecución especialmente cuidada, tan solo un 25% de las startups llegan a superar el año de vida de acuerdo con un estudio realizado por la revista Forbes.

El pilar fundamental para sustentar tu planificación es una correcta asignación de los recursos que dispones y el control de la liquidez disponible, tal como si fuera el cuadro de mandos de un avión. Para facilitar su control existen indicadores financieros que te permiten el seguimiento como months to runaway y burn rate, que sirven para controlar de forma precisa cuando te quedarás sin liquidez para tus gastos o inversiones y cuando deberías realizar una búsqueda de financiación para tu proyecto

Normalmente, esta búsqueda de financiamiento debe realizarse para un periodo máximo de 12 a 15 meses durante el cual debes testar tus hipótesis sobre tu producto o servicio y cumplir una serie de hitos o milestone como, por ejemplo, inscribir tu empresa en el registro mercantil, testear un mercado objetivo, implantar un nuevo software o maquinaria que mejore tu proceso productivo.

En un país como México, aproximadamente el 72% de las empresas son Pymes de acuerdo con la Secretaría de Economía de México y un 35% están creadas por jóvenes emprendedores. Adicionalmente, México es un país con baja penetración bancaria y por lo tanto con un alto volumen de población fuera del sistema bancario. Si a esto unimos la pandemia global por el COVID-19 que limita la interacción personal, todo esto está limitando el contacto de forma tradicional, en persona, con cliente y posibles inversores para nuevos emprendedores. Por ello la planificación de las necesidades de liquidez y la consecución de nuevos inversores es primordial para la supervivencia de tu startup. El principal efecto del COVID que debes tener para tu empresa es la ampliación del plazo para cada entre cada búsqueda de financiación en hasta más de 30 meses de acuerdo con TechStars.

Fuentes de financiamiento según la fase de tu proyecto empresarial

Para aclara las posibles fuentes de financiación para tu empresa a continuación te presento una tabla que puede servirte como guía para solventar este problema de acuerdo con las fases en que se encuentre tu proyecto empresarial:

Imagen: Juan Pedro Asencio Flores

Pero, ¿qué significan estos conceptos o agentes y por qué cada uno tienen una fase determinada?

Ideación

En la primera fase de tu proyecto, la fase de ideación, te encuentras en una fase muy inicial de tu producto o servicio tan solo con una bonita idea de negocio y muchas ganas de comenzar a trabajar. En esta fase tienes una hipótesis que crees que puede ser cierta y que normalmente se basa en una necesidad de mercado no atendida y que has descubierto por tu experiencia anterior. Las formas principales de comenzar a buscar financiación son con dinero propio, de amigos o conocidos o mediante algún concurso sobre emprendimiento público o privado que te ayude a poner en marcha tu idea. Antes de esta fase debes comenzar a desarrollar tu plan de negocio y definir con claridad qué es lo que pretendes realizar y como piensas que sería posible.

Adicionalmente, puedes optar a diferentes premios o concursos. Para los que te ayudará tener un plan de negocio trabajado y donde se muestre el potencial de tu proyecto. De acuerdo con la Secretaría de Economía de México puedes optar por diversas opciones para Pymes y emprendedores.

Prototipado

En la fase de prototipado has comenzado a probar tu producto o servicio con un producto mínimo viable y te encuentras en una fase de desarrollo y adaptación al mercado, pero ya has comprobado que tienes un grupo de clientes objetivo que pueden estar interesados en adquirirlo. En esta fase puedes acudir a:

Incubadoras o aceleradoras de empresas que te ayudarán a la mejora de tu producto o servicio, a la constitución de tu empresa, elaboración del plan de negocio y a testar tu producto de una forma más ágil en el mercado, mediante un grupo de mentores expertos que te ayudarán en estas diferentes áreas. La principal diferencia surge a raíz de que las aceleradoras suelen tomar una pequeña parte de capital; de forma que, el emprendedor tenga una inyección de capital que pueda utilizar en su proyecto empresarial. Para la búsqueda de posibles incubadoras o aceleradoras la Secretaría de Economía mantiene un amplio listado y adicionalmente las mayores son Angel Ventures, la mantenida por el Instituto Tecnológico de Monterrey y el Direcciónde  Incubación de Empresas de Base Tecnológica (DIET) perteneciente al Instituto Politécnico Nacional de México (IPN). Recientemente se ha abierto también la convocatoria para el programa de aceleración para soluciones tecnológicas alrededor del futuro del trabajo con el nombre de Finance Forward Latin America 2021 convocado por Village Capital, con el apoyo de MetLife Foundation en Brasil y México, y Moody’s.

Angel Investors o redes de inversores especializados en invertir en proyectos empresariales en estas fases iniciales para poder ayudarles a cambio de una rentabilidad posterior en el momento de su salida mediante la venta de la empresa o su salida a bolsa. En México puedes encontrar por ejemplo a Angel Hub, Angel Nest y Angel Investment Network.

Crowdfunding a través de plataformas online, como Kickstarter o Republic pueden servirte como herramienta de financiación a cambio de una parte de tu capital en la empresa mediante tan solo un plan de negocio detallado y atractivo. Un ejemplo de este tipo de proyecto lo puedes encontrar en Republic.io donde unos emprendedores con un proyecto inmobiliario en Tulum para su explotación como alojamiento de corta estancia han conseguido más de 500 mil dólares, el nombre del proyecto es Nectar Tulum

Lanzamiento

En la fase de lanzamiento puedes utilizar las mismas fuentes de financiación, pero con la principal diferencia que, dado que ya tu producto o servicio se encuentra ya desarrollado, debes intentar perder el mínimo capital posible. Motivado por esto, si utilizas crowdfunding, es recomendable elegir en vez de ofrecer capital, ofrecer deuda o instrumentos convertibles en capital. Estos instrumentos derivados suelen ser deuda convertible en capital, pero siempre que la empresa llegue a un valor y a un valor determinado en el momento de emisión de la deuda. Esta posibilidad te permite ceder una pequeña parte del capital dado que se establece en función de ese valor futuro.

A partir de esta fase entras en la fase de crecimiento donde puedes optar por rondas de financiación entre inversores profesionales o firmas de capital riesgo o venture capital. Estos inversores basan sus previsiones en cifras de ventas y en una rentabilidad requerida para su inversión que suele rondar entre un 20% y un 30 por ciento.

En resumen, existen diferentes alternativas de financiación, aunque no todas pueden encajar en tu proyecto empresarial dependiendo de la fase en la que te encuentres. Motivado por la situación global que nos encontramos, la planificación de estas necesidades financiación cobra una mayor importancia al alargarse todos los procesos y puede determinar el éxito o fracaso de tu proyecto.

Ingresa Ahora