7 enseñanzas personales que me dejaron los errores cometidos durante mi viaje como emprendedora

Es mas valioso aprender de los errores cometidos que de los éxitos logrados.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

A todos los emprendedores nos ha gustado siempre leer acerca de los consejos para emprender, consejos y hábitos de emprendedores exitosos como Rockefeller, Bill Gates, Jeff Bezos, Elon Musk, Henry Ford, entre muchos más, y por supuesto empezamos a tener cierta pasión por llenarnos de libros inspiracionales bien sea para animarnos a dar ese gran paso de hacer nuestro emprendimiento, o para no desfallecer durante el intento.  

Brooke Cagle vía Unsplash

Sin embargo, en el magnífico viaje del emprendimiento es importante también conocer y aprender de los errores que se presentan durante todo el proceso; errores, que pueden ayudarnos a tener otra perspectiva y darnos otro tipo de enseñanzas que pueden ser apropiados para intentar no caer en los mismos, o al menos tenerlos presentes al momento de iniciar o avanzar en nuestro emprendimiento.

Por esto quiero compartir algunas enseñanzas personales que me han dejado este maravilloso viaje como emprendedora:

1. Involucrarse en una idea de negocio sin conocimiento

Imagen: Depositphotos.com

Por más maravillosa y fácil que pueda ser la idea o el emprendimiento, es importante conocer a profundidad acerca de todos lo factores, áreas, recursos y riesgos que involucran el emprendimiento. El no conocer de forma integral como opera el negocio puede tener consecuencias graves y pueden afectar el crecimiento del emprendimiento, el trabajo en equipo y el cumplimiento de compromisos. En un emprendimiento dónde la mayoría del tiempo somos los “Toderos” se vuelve indispensable el aprendizaje constante e integral para comprender todos los movimientos y entender que actividades aportan o restan valor. 

2. Dividir responsabilidades

Imagen: Depositphotos.com

Si tiene socio(s) amigo, socio(s) familiar o aún mejor si la/él socio es su pareja es muy importante dividir y dejar en claro el papel que ocupará cada uno en el emprendimiento cuáles serán las responsabilidades, cómo será la forma de rendir resultados y cada cuanto se reunirán para la toma de decisiones. Con o sin salario, hay que dejar claro que los emprendimientos no se hacen para generar pérdidas y cómo tal se debe establecer la importancia de generar y medir esos resultados. 

Parece que fuera lógico y demasiado fácil, pero no lo es, y se hace más difícil cuando se deja avanzar volviéndose una bomba de tiempo, aparecerán momentos del “querer tener la razón” o de “tomar decisiones sin consensuar” esos momentos, que pueden volver tenso el ambiente, dañar relaciones y peor aún destruir el emprendimiento.

3. “Zapatero a sus zapatos”

Imagen: Depositphotos.com

Tanto los negocios como las personas deben de estar en la silla correcta, haciendo lo que saben y aman hacer de lo contrario el emprendimiento se verá afectado. Especializarse en un eslabón de la cadena puede ser mejor decisión que pretender hacerla toda. Tomemos un ejemplo: en caso de que mi especialidad y la de mi equipo sea vender, ¡Amamos vender!, para que involucrarnos en la parte de producción o elaboración del producto. Igual pasaría, al contrario, si mi pasión es producir, pero no tengo la habilidad de comercializar para que busco comercializar. Si este es su caso, lo mejor es tercerizar alguno de los procesos, trabajar en equipo y en asociatividad ayudando ambos lados sin desgastar al equipo de trabajo ni a sí mismo.

4. ¡Un paso a la vez!

Imagen: Depositphotos.com

No se camina con los dos pies a la vez, das un paso y después viene el otro, pero es que entender esto es muy difícil cuando se emprende pues nos llenamos de mucha ansiedad, en algunos momentos llegan miedos de que las cosas no se den como se habían planeado, tenemos temor al fracaso, pánico a quedar mal y todo esto nos llena la cabeza haciendo que queramos tener las cosas más rápido de lo que tarda un proceso normal. Saltarnos los pasos no es el camino, correr no es lo primero que aprendemos hacer cuando somos pequeños ¡No lo olvide! es lo mismo que pasa con un emprendimiento.

5. Calma

Imagen: Depositphotos.com

El desespero y falta de calma atraen más desgracia, si hacemos un ejercicio muy sencillo en casa de seguro lo entenderá mejor. Me tomo a mi como ejemplo, cuando tengo afán y tengo el reloj en contra todo se vuelve un caos, trato de colocar mi pantalón muy rápido y mi mente está diciendo que me retrasé se me enredan los pies, el pantalón me lo coloco al revés, debo quitarlo y volver a ponerlo, me lastimó fuera de eso al servir el café se estropea toda la cocina, olvido las llaves y cierro la puerta con tanta fuerza que todo el edificio escuchó y se molestó. Aunque sea un ejemplo muy superficial podemos visualizar que la falta de control destruye y lastima; me lastimé cuándo me vestí, la cocina quedó hecha un desastre, aumenté el problema dejando las llaves y además molesté a los vecinos con el ruido de la puerta. Lo mismo pasa cuando perdemos el control y nos dejamos llevar por el desespero con nuestros emprendimientos es fácil de decir y quizás no de hacer. La Mente con la razón, y el Alma con nuestra conexión interna de fe dos componentes que deben de estar unidos para la toma de decisiones manteniendo la calma, claridad y coherencia.

6. Establecer límites estrictos con el endeudamiento

Imagen: Depositphotos.com

Cuando se inicia un emprendimiento los gastos abundan y en cambio los ingresos son lentos, dependiendo del tipo de negocio algunos se tardan más que otros por lo que los gastos fijos se van volviendo una sombra atemorizante para muchos emprendedores. Y es allí donde empezamos a endeudarnos para cubrir gastos fijos, pero de repente sin darse cuenta las deudas las tomamos para cubrir otras deudas “destapar hoyos para tapar otros”. Establecer los límites frente a la capacidad integral del emprendimiento y socios es indispensable, así se deba hacer un “Stop” en el camino para encontrar el equilibrio, de lo contrario todo se volverá un desastre imposible de salvar afectando la salud mental y emocional.

7. No hacerse ciego antes las señales

Imagen: Depositphotos.com

La vida nos brinda continuamente señales colocándonos en el camino personas o actividades clave, por lo cual es importante interpretarlas y luego analizarlas. Todo pasa por alguna razón, esas señales pueden cerrar puertas para no equivocarnos o abrirlas para dar un paso más grande y aprovechar las oportunidades. Siempre recuerde que detrás de un No hay un gran Sí.

Ingresa Ahora