¿Qué sucede con la deuda de mi empresa si estoy en cartera vencida?

Todo lo que debes saber sobre la cartera vencida y cómo afecta a tu empresa.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El impacto económico de la pandemia llegó a todos los sectores, pero sin duda, el empresarial ha sido de los más afectados. De acuerdo con el Inegi el 91.3%, de las compañías en México tuvieron afectaciones.

Tim Gouw vía Unsplash

En este sentido, a pesar de los esfuerzos realizados por las instituciones financieras, como el programa de diferimiento de pagos y la reestructuración de créditos, muchas empresas vieron limitadas sus posibilidades de pago y entraron en la cartera vencida.

“La cartera vencida es cuando una obligación de pago se encuentra incumplida por más de 90 días a nivel bancario. Ésta juega un papel fundamental en la planeación financiera de los negocios, ya que estar en cartera vencida o tener muchas deudas sin pagar representa un riesgo de consideración para la liquidez y salud financiera de una empresa”, afirma el abogado Yisroel Cimet, del despacho Cimet & Almazán.

De acuerdo con datos del Banco de México, el saldo de la cartera vencida de los créditos otorgados por la banca comercial al sector privado no financiero ascendió a más de 126 mil millones de pesos en enero de 2021, se trata de la cifra más alta en los últimos 16 años.

¿Qué sucede con la deuda de mi empresa si estoy en cartera vencida?

El litigante refiere que luego de que se cumplió el plazo de 90 días que dan las instituciones bancarias para ponerse al corriente con las obligaciones de pago, hay tres escenarios: el primero es que la deuda sea comprada por un despacho de cobranza, se trata de empresas que compran la cartera vencida a un costo menor de la deuda total y se dedican a cobrar las deudas.

También, señala, existen despachos de compra de cartera vencida, los cuales no se encargan de cobrar las deudas, sino que fungen como intermediarios y venden la cartera a un tercer interesado que podría ser un despacho de cobranza o incluso inversionistas, estos son los que buscan recuperar la deuda.

Un tercer escenario ocurre cuando un inversionista adquiere la cartera vencida. Para ellos, la deuda es más atractiva si está respaldada por bienes inmuebles, ya sea que intenten cobrarla o ir a juicio para quedarse con los bienes y después rematarlos para obtener una ganancia mayor.

Lo anterior es prueba de que en México el sector de compra y venta de cartera vencida es un mercado en crecimiento, ya que los bancos o instituciones financieras ven en estas empresas una oportunidad de sanear deudas difíciles de cobrar. Mientras que las empresas que recuperan la cartera se dedican a desarrollar diversas estrategias para obtener altos flujos de rendimiento de dichos portafolios.

La cartera vencida es cuando una obligación de pago se encuentra incumplida por más de 90 días a nivel bancario / Imagen: Dylan Gillis vía Unsplash

¿Qué hacer si mi deuda ya no está con la institución financiera que me dio crédito?

Ya sea que la deuda esté en un despacho de cobranza o en manos de inversionistas, lo ideal es negociar, ya sea un descuento a cambio de cumplir con el pago o reestructurar la deuda.

Para ello es importante que las empresas cuenten con la asesoría de un abogado financiero, ya que este especialista cuenta con la experiencia y el conocimiento para llegar a una negociación favorable acorde a las posibilidades de pago del negocio.

No obstante, la clave para que una empresa tenga finanzas sanas está en la política de prevención. De igual forma, un abogado financiero que brinde asesoría permanente es vital para guiar a la empresa en el buen manejo de recursos, negociaciones, solicitudes de crédito e incluso en los criterios para otorgar crédito para los clientes y que de este modo las deudas sean cobrables.

Los clientes también dejan de pagar

Otro de los grandes desafíos que enfrentan las empresas llega al momento de cobrar a los clientes; sin embargo, deben realizar un análisis costo-beneficio para saber si es viable enviar la deuda de sus clientes a cartera vencida o si es posible buscar otras alternativas de pago.

Uno de los beneficios de las deudas ‘incobrables’ es que la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) permite deducciones sobre estas pérdidas, siempre y cuando se trate de cartera vencida y “se encuentre registrada como tal en la contabilidad de la institución de crédito o de la organización auxiliar de crédito, al momento de su enajenación”, según lo señala el capítulo 11.2 De la enajenación de cartera vencida contenido en la Miscelánea Fiscal 2020.

También cabe destacar que el incumplimiento de pago por parte de los clientes puede traer consecuencias legales que se disputen en tribunales y dar como resultado un embargo o pérdida de bienes.

Ingresa Ahora