Estos son los asuntos legales que debes tener en mente al emprender

A continuación, se enumeran algunos puntos críticos que se recomienda que el emprendedor tenga en mente al momento de iniciar su negocio.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Depositphotos.com

Por: Carlo Pérez-Arizti, socio del área transaccional y de venture capital de Baker McKenzie

Algo que caracteriza a los emprendedores es que normalmente tienen una gran idea, poco dinero, muchas barreras de entrada y el tiempo en su contra. Es entendible que la mayoría de ellos dejen en segundo plano la tarea de crear una estructura legal adecuada a sus objetivos, que les brinde certeza legal.

Sin embargo, esta estructura es tan importante como su propuesta de negocio, de ahí que en numerosas ocasiones, se escucha decir a emprendedores exitosos y a aquellos que no tuvieron tanta suerte que uno de sus principales errores fue el no estar adecuadamente asesorados al momento de comenzar su negocio.

A lo largo de años asesorando a emprendedores y empresas de reciente creación, hemos detectado una serie de aspectos legales iniciales que usualmente se pasan por alto y que son fundamentales para cimentar el éxito de una compañía.

Por esto, a continuación, se enumeran algunos puntos críticos que se recomienda que el emprendedor tenga en mente al momento de emprender:

Constituye una sociedad

  • Correrás menos riesgos porque limitas el riesgo de tu patrimonio personal. 
  • El costo de constituir una sociedad mercantil es bajo comparado con la cantidad de beneficios que produce.
  • Permite obtener inversiones con el transcurso del tiempo.
  • Tu negocio será formal y legal.

Escoge el tipo de sociedad que mejor se adecua a tus necesidades

Elegir un tipo de sociedad depende de las necesidades de cada negocio, pero las más populares en México son las siguientes:

Sociedad de Responsabilidad Limitada (S. de R.L.). La principal ventaja de esta sociedad es que tienes más control sobre tu estructura de participación y puede servirte en temas fiscales con otros países con los que existe tratado de doble tributación. 

Sociedad Anónima (S.A.). Hay menores restricciones para los accionistas en cuanto a número y transmisiones. 

  • Sociedad Anónima Promotora de Inversión (S.A.P.I.). Sin duda, este es el tipo de sociedad que se recomienda para emprendedores porque es la sociedad más flexible para operar en México, ya que los accionistas pueden llegar a acuerdos en los estatutos, los cuales no podrían llegar en una S. de R. L. o S. A. 
  • Sociedad por Acciones Simplificada (S.A.S.). Se permite que sea conformada por un solo accionista, de manera que esa persona física tomará todas las decisiones de la sociedad y llevará la administración de la misma. Si se prevé que el negocio no generará ingresos anuales mayores de 5 millones de pesos, este tipo de sociedad es la ideal para el emprendedor. 

Todas las sociedades inician con un capital que no se puede modificar, éste es su capital social fijo. Sin embargo, a cualquiera de estas sociedades, se les puede agregar la modalidad de capital variable, conocida por su abreviación C.V. Esto significa que el capital social puede aumentar o disminuir cuando entran nuevos socios o cuando se retira cierta cantidad o el total de las aportaciones. 

Registra tus marcas, patenta tus productos y protege tus secretos industriales

Para realizar el registro de tu marca y poder utilizarla para anuncios comerciales y en tus productos o servicios, deberás acercarte a un abogado o al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial; ahí te darán toda la información y orientación que necesitas para protegerla. Es muy conveniente que realices el registro de tu marca, de esta manera tendrás exclusividad sobre tu “signo distintivo”, y otras empresas que ofrezcan un servicio o producto similar al tuyo no podrán utilizar el nombre de tu marca, tu logotipo o cualquier otro signo que sea parte de tu marca. 

Patenta tus productos y protege con contratos de confidencialidad tus secretos industriales. Para un inversionista institucional, es muy valioso que tengas en regla tu propiedad intelectual.  Es lo que te distingue de tus competidores y le da valor a la empresa.

Crea un buen equipo, incentívalo y protégete 

Un buen equipo es clave cuando se está emprendiendo.  Hay veces que necesitas empleados, socios, consejeros, prestadores de servicios o inclusive una buena incubadora o aceleradora para crecer el equipo. Entiende la importancia de cada uno de ellos y documenta correctamente su relación contigo y con la compañía.  Alinear incentivos económicos o "stock options" es una gran manera de tener un equipo diverso y de primera, pero hay que tener mucho cuidado con la documentación legal, para limitar el riesgo del patrimonio y para seguir teniendo el control de la sociedad.

Estudia tu área de negocios y que no te falten los permisos o autorizaciones necesarias

Es clave entender a qué se va a dedicar tu empresa y saber que permisos o autorizaciones gubernamentales se necesitan para poder vender tus productos o dar tus servicios.  En muchas ocasiones se ve que emprendedores salen al mercado sin considerar este punto, y las penas económicas, pérdida de tiempo y costos de abogados acaban siendo mucho más onerosos que si hubieran hecho un buen estudio de principio. Lo más recomendable para este caso es acercarse a un abogado que conozca el rubro del negocio, o acercarse a las cámaras u organizaciones empresariales; estas normalmente ya tienen estudiado el marco regulatorio.

Ingresa Ahora