Elon Musk y el Dogecoin dispararon la demanda de perros Shiba Inu, pero no es buena noticia para los lomitos

La creciente popularidad y valor del Dogecoin, sumado a que Elon Musk adoptó un perro Shiba Inu, han provocado que aumente la demanda de esta raza de lomitos, pero los criadores éticos están preocupados por los crecientes casos de maltrato, abuso y abandono.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La criptomoneda meme Dogecoin (DOGE), famosa por ser la favorita de Elonb MUsk y aumentar 4,600% su valor en un año, disparó la la demanda de perros de la raza Shiba Inu, ícono de la divisa. Sin embargo, a los criadores y protectores de animales les preocupa el creciente número de casos de maltrato, abuso y abandono de perros.

Twitter / @kabosumama

"Todos mis amigos criadores están siendo inundados con solicitudes de cachorros y tienen listas de espera de millas de largo", relató Jeri Burnside, quien ha trabajado con perros Shiba Inu durante casi 35 años, en declaraciones recogidas por Coin Rivet.

Burnside, cofundadora del Shiba Club del Sur de California y del Shiba Rescue del Sur de California, señaló que la crianza masiva de perros podría hacer que una raza popular se convierta en una 'moda' pasajera con consecuencias muy negativas para los lomitos.

“Los criadores éticos que crían Shibas para preservar y mejorar la raza (y esto es cierto para los criadores de preservación ética de cualquier raza) NUNCA están felices de ver que una raza se dispara así en popularidad. Las consecuencias negativas de que una raza se convierta en una 'moda' son muchas, y todas son el resultado de la cría indiscriminada en volumen por parte de criadores de traspatio y fábricas de cachorros", detalló la especialista.

Esta no es una buena noticia para los Shiba Inu

Una de las consecuencias negativas para estos peluditos 'producidos' en gran cantidad, es la mala evaluación de los dueños potenciales, en este caso compradores. Se sabe que la propia venta de cachorros ya implica un debate ético, pues de unos años para acá se promueve más la adopción responsable. Sin embargo, cuado hay dinero de por medio, la mayoría los criadores no se molesta en verificar que los cachorros vayan a buenos hogares.

En las "granjas de cachorros" informales, las camadas criadas reciben una atención de salud deficiente, que en muchas ocasiones se suma a una mala alimentación, espacios reducidos y  lo que puede provocar varios problemas de salud, incluida la posibilidad de desarrollar glaucoma, que conduce a la ceguera.

Burnside añadió que la crisis se ha agravado porque los dueños de perros inexpertos carecen de conocimientos sobre el temperamento de la raza Shiba Inu. Por ejemplo, los Shibas nunca serán completamente confiables sin correa, ya que son una raza japonesa de perros de caza, desarrollada con la genética de los lobos.

“No son una raza para todos, y cuando adquieres un Shiba estás haciendo un compromiso de por vida, y eso equivale a unos 14 a 16 años para la mayoría de los Shibas. Estos no son los pequeños animales de peluche que parecen ser; son un depredador inteligente, astuto y autosuficiente en un paquete pequeño y lindo", enfatizó Burnside.

Ahora, las organizaciones de rescate luchan para lidiar con la proliferación de Shibas mal cuidados, no socializados y sin educar, que son abandonados por sus dueños.

Elon Musk, ¿culpable del boom de Dogecoin y los Shiba Inu?

La pupularidad de la raza Shiba Inu empezó a crecer hace casi una década, cuando protagonizó el meme 'Doge' y se viralizó en tiempo récord. Por su parte, el Dogecoin nació como una broma en 2013 y tomó la imagen de 'Doge' como ícono de la nueva criptomoneda 'meme'.

Si bien los Shiba Inu como 'Doge' ya eran famosos, muchos señalan al multimillonario Elon Musk, CEO de Tesla, como el culpable de catapultar su éxito.  

En junio pasado, el también CEO de SpaceX anunció en Twitter que había adoptado un perro Shiba Inu y lo llamaría 'Floki' (si eres fan de la serie 'Vikingos' seguro entiendes la referencia).

La carita de este peludo parece ser una garantía de éxito en el mundo del blockchain. el Dogecoin (DOGE) aumentó su valor alrededor de 4,600% en el último año. En agosto de 2020, cada token de DOGE costaba 0.002802 centavos de dólar, y a inicios de este mes se cotizaba en 0.2964 dólares. Este precio aún está por debajo de su máximo histórico: casi 0.69 centavos de dólar el pasado 6 de mayo. Además, es la octava criptomoneda más valiosa por capitalización de mercado con casi 32,000 millones de dólares, según datos de CoinMarketCap.

Además de inspirar otra criptomoneda llamada Shiba Inu, en junio pasado el meme 'Doge' rompió récord al venderse como NFT (token no fungible) por 4 millones de dólares, cantidad que lo convierte en el meme-NFT más caro de la historia.

Sin importar los vaivenes del mercado de criptomonedas, las subidas y bajadas repentinas del Dogecoin, o las preferencias de Elon Musk, la realidad es que ahora hay millones de perritos Shiba Inu que, en vez de ser vistos como seres vivos, se venden como mercancía de moda. Y eso no le gusta ni a los lomitos ni a sus protectores. 

 

Ingresa Ahora