Soluciones originales para tu bloqueo creativo

Como creador de contenido, el bloqueo creativo puede ser un obstáculo muy común en el trabajo. Hoy te cuento varias soluciones divertidas que usan artistas para quitarlo.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Como creador de contenido, uno de los obstáculos más grandes a los que te enfrentas son los bloqueos creativos. Esos momentos en los que nada más no llegan las ideas o no encuentras la manera de aterrizarlas. Si te ha pasado, sabes que es increíblemente frustrante y puede llegar a afectar tu autoestima

Eddy Klaus en Unsplash

No se puede prometer eliminarlos por completo. Los bloqueos pueden aparecer porque estás pasando por un mal momento emocionalmente, y esos no se controlan. Pero hay maneras en las que puedes estimular tu creatividad. Si le das su importancia y tiempo durante tu vida cotidiana, puede mejorar el flujo de ideas. Estas son algunas de las ideas más originales de diferentes artistas que recomiendan para tener momentos creativos. 

Ve a una cita contigo mismo

Tienes que cortejar a tu artista interior. Una vez a la semana deberías salir completamente solo a hacer algo que te encante. Puede ser ir a un museo, a caminar al parque, a patinar, a un concierto, etc. Planéala con tiempo, dedícale cierto esfuerzo como si fuera una cita real. La idea es que te tomes el tiempo de solo disfrutar algo que te gusta. No tiene que ser perfecta y no tiene que involucrar arte, el punto es pasar tiempo contigo. Muchas veces la creatividad se frena cuando sentimos que la necesitamos para el trabajo y eso genera estrés. Si regresas sólo a disfrutar, es probable que surjan buenas ideas. 

Unsplash

Imagen: Unsplash

Dale nombre y cara a tu crítico interno

Igual que Bruno de la película Luca, ayuda mucho a antropomorfizar a tus pensamientos negativos. Una de las principales causas del bloqueo creativo es la duda, el creer que tu proyecto no va a salir bien o que tus ideas no son buenas. Funciona mucho ponerle nombre y cara a todo lo que sean pensamientos negativos. Así es algo concreto que puedes controlar. Dices “Lupe, hoy no tengo ganas de escucharte” o puedes pensar que es una persona que también comete errores y tiene sus opiniones propias pero no necesariamente sean decisivas. Que a Lupe no le guste tu arte no quiere decir que es malo y que a nadie más le va a gustar. 

Aprende algo nuevo

Cuando aprendes algo nuevo, tienes que poner toda tu atención en lo que estás haciendo. Cuando apenas estás aprendiendo a manejar tienes que estar pensando en checar los espejos, mantenerte en tu carril, no pasarte del límite de velocidad, agarrar bien el volante, etc. Cuando ya llevas un rato de conductor, esas cosas las haces sin pensarlas.  Hay veces que llegas a tu casa del trabajo y no te acuerdas del trayecto. Por eso aprender algo es un buen reto. Obliga a tu cerebro a concentrarse, a empujarse a cosas nuevas, es como hacer ejercicio mental. Mejora los procesos cognitivos y saca a tu cerebro de zona de confort, brindándole un campo más amplio de ideas. 

Unsplash

Imagen: Unsplash

Crea un alter ego

Inventa un personaje divertido y ponle nombre y conviértete en él. Si eres muy extravagante, esto lo puedes llevar hasta el extremo de actuar y vestirse como la persona, pero no es necesario. La idea es ponerte en sus zapatos y poder preguntar, ¿Qué haría esta persona? ¿Qué le interesa? ¿Cómo resolvería este problema? Esto suele funcionar cuando hay un problema que resolver y no encuentras la manera. Te ayuda a salir de tus límites y construcciones para poder ver el mundo de una manera diferente. 

Crea un archivo de ideas

Cada vez que encuentres un artículo o una foto o un póster que te guste, guárdala en un archivo de ideas. Cuando veas frases que tienen sentido o te guste algún personaje en particular, lo puedes poner en el archivo. Cuando estés pasando por un momento de sequedad puedes revisar ese archivo y encontrar fuentes de inspiración. Te recordará que sentiste y qué pensaste cuando lo viste y conectaras con ideas que habías tenido en el pasado o ideas de otras personas. Toma notas, si ves a alguien vestido interesante en la calle, si un maestro dice algo emotivo, si hubo un chiste que te hizo reír demasiado o el nombre de un cóctel que te encanto. ¡Todo sirve! La inspiración se encuentra en los lugares más extraños, entonces aprende a ponerle atención a las cosas chiquitas y registrarlas para no perder tus ideas. 

¡¡¡DESCANSA!!!

Descansar es esencial en la vida. Es necesario desconectarse del mundo y todas tus responsabilidades aunque sea un rato. Cuando no te tomas el tiempo de descansar, tu cerebro está en overdrive pensando en responsabilidades y no tiene espacio para divagar.

Unsplash

Imagen: Unsplash

Ingresa Ahora