¿Qué es C.1.2, la nueva variante de COVID en Sudáfrica?

La nueva cepa posee mutaciones similares a las observadas en la variante Delta.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

No hemos acabado de domar a la variante Delta, y el SARSCov2 ya nos trae otra sorpresa: la cepa C.1.2

Depositphotos.com

La semana pasada, el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica emitió una alerta sobre la variante C.1.2. señalando que se ha detectado en todas las provincias del país, aunque a una tasa todavía relativamente baja. 

Según reporta el diario britanico The Guardian, esta variante se detectó por primera vez en mayo, pero Delta sigue siendo la cepa más extendida en el mundo. 

El C.1.2 ha despertado el interés de los científicos porque a pesar de su baja tasa en la población, tiene mutaciones dentro de su código genético similares a la variante Delta que la harían más resistente al sistema inmunológico. 

¿De dónde salió C.1.2?

De acuerdo con Forbes, el primer informe sobre la variante C.1.2 se dio por el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica y la Plataforma de Secuencia e Innovación en Investigación de KwaZulu-Natal. En él se indica que esta nueva cepa evolucionó del linaje C.1, una de las variaciones del SASRCov2 que produjo la primera ola de infecciones en Sudáfrica a mediados de mayo del año pasado. 

El C.1.2 se detectó por primera vez en las provincias sudafricanas de Mpumalanga y Gauteng en mayo de 2021 y desde entonces se ha diseminado por toda Sudáfrica y algunos países de África, Europa, Asia y Oceanía. 

El estudio todavía está pendiente de revisión por pares

¿Debemos preocuparnos?  

Cabe recordar que las variantes como Delta y Lamda del coronavirus son las que más han preocupado a las autoridades de salud porque tienen mayor transmisibilidad, virulencia y cambios en su desarrollo como enfermedad. Sin embargo, no son las únicas variantes que el SARSCov2 ha presentado en el año y medio que lleva la pandemia. Se cree que hay entre 44 y 59 mutaciones del virus original detectado en Wuhan.

Las variantes del COVID-19 surgen todo el tiempo, y la mayoría de ellas desaparecen antes de convertirse en un problema real. La Dra. Megan Steain, viróloga y profesora de inmunología y enfermedades infecciosas de la Escuela Clínica Central de la Universidad de Sídney, dijo a The Guardian que los mutantes clave son los que sobreviven a los cambios y continúan, y comienzan a sobrepasar las variantes del pasado, que es lo que vimos con Delta.

El C.1.2 se detectó por primera vez en las provincias sudafricanas de Mpumalanga y Gauteng en mayo de 2021 / Imagen: Depositphotos.com

"C.1.2 tendría que ser bastante bueno y rápido para superar a Delta en esta etapa", dijo Steain. “Creo que todavía estamos en un punto en el que esto podría desaparecer, la prevalencia es realmente baja.

La especialista señaló que este fue el caso de la variante Beta, que parecía diseminarse bastante bien, sobre todo en áreas de fácil transmisión. Sin embargo, fue superada por la cepa Delta. Entonces esas variantes básicamente se extinguen. Ese podría ser el caso de C.1.2. 

Entonces, ¿por qué se emitió la alerta?

Antes de entrar en pánico, cabe señalar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha incluido a C.1.2 como una variante de interés o preocupación todavía. Es decir, todavía se realizan pruebas para ver si las mutaciones de esta nueva cepa podrían hacerla más infecciosa y determinar su resistencia ante las vacunas. 

La cepa C.1.2 tiene mutaciones que podrían darle mayor transmisibilidad y capacidad superior para evadir los anticuerpos del sistema inmune.

La Dra. Steain señaló The Guardian que la nueva variante contiene bastantes mutaciones clave que vemos en otras variantes que se han convertido en preocupación. “Cada vez que vemos aparecer esas mutaciones particulares, nos gusta estar atentos a la variante para ver qué va a hacer. Estas mutaciones pueden afectar cosas como si evade la respuesta inmune o se transmite más rápido".

Ingresa Ahora