Cómo influye el auge de la 'economía gig' en la fuerza laboral

Los trabajadores deben seguir siendo relevantes en su campo, ya que el futuro del trabajo girará en torno a este sistema.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hoy en día, muchos profesionales dejan atrás la seguridad de su trabajo de 9 a 5 por la flexibilidad que ofrece la economía gig. Has sido testigo del aumento en el número de personas que se unen como freelance o trabajan por asignaciones en la última década. Trabajar en el momento y lugar que prefieras son incentivos atractivos para esta forma de laborar.

Unsplash vía Unsplash

Contrariamente a la creencia popular, la gig economy no es nada nuevo. Este concepto de trabajo ha existido desde que las empresas comenzaron a contratar trabajadores temporales o estacionales. Hoy en día, la economía gig se refiere al segmento de la fuerza laboral involucrado en empleos independientes, contractuales o a tiempo parcial en lugar de los trabajos tradicionales de 9 a 5. Entre los ejemplos de empleados gig se incluyen escritores independientes, tutores en línea, especialistas en marketing digital, desarrolladores web, especialistas en ciberseguridad y muchos más.

El auge de la economía gig 

Los trabajos por encargo pueden no ser un concepto nuevo, pero se ha vuelto popular entre la generación más joven a lo largo de los años. La pandemia amplificó aún más su popularidad ya que la actual crisis de salud interrumpió muchos negocios y alteró el curso de muchas empresas.

Puedes rastrear el surgimiento de esta forma de trabajo hasta la crisis financiera global en 2007 y 2008, la cual afectó en gran medida a muchas compañías tradicionales, lo que resultó en su declive o en la alteración total de la naturaleza de su negocio. En consecuencia, muchas personas recurrieron al trabajo autónomo o por contrato para sobrevivir a la crisis financiera, que está sucediendo nuevamente en medio de la pandemia.

Sin embargo, incluso antes del COVID-19, muchos estadounidenses ya se estaban moviendo hacia la economía de los gig. En 2017, se estima que 55 millones de ellos formaban parte de la misma, o el 36% de la fuerza laboral. Un reporte de CNBC en febrero de 2020 declaró que el número de trabajadores gig aumentó en un 15% desde 2010. Eso es aproximadamente seis millones de empleados más que en 2010.

El crecimiento de la economía gig

Quizás te preguntes por qué numerosas personas están pasando del trabajo tradicional a la economía del trabajo por encargo. En mi opinión, dos factores influyen significativamente en su crecimiento.

El primero es el turno de preferencia de los trabajadores. Un trabajo de 9 a 5 ya no es el horario soñado de muchos, especialmente de la generación más joven. El empleo tradicional ha perdido su brillo. Más personas buscan flexibilidad, lo que les permite seleccionar su horario. Ya no quieren estar atrapados en un escritorio de oficina durante al menos ocho horas al día. Es por eso que cada vez más personas se sienten atraídas a unirse a este sistema. 

El empleo soñado para mucha gente hoy es trabajar en sus computadoras portátiles mientras viajan por el mundo. Los nómadas digitales son personas que utilizan las nuevas tecnologías para hacer su trabajo de forma remota. Aproximadamente el 36% de ellos realizan trabajos independientes para varias empresas. Como son empleados remotos, no trabajan en espacios de oficinas, sino en cafeterías, bibliotecas públicas, frente a la playa o en vehículos recreativos. Por lo general, pueden pasar varios meses en un lugar y luego mudarse a otro.

El segundo es Internet. Se podría suponer que el auge de la economía de los gig está conectado con el auge de Internet. Las nuevas tecnologías digitales no solo alteraron el panorama empresarial, sino que también reformaron la forma en que las personas hacen su trabajo. Internet hizo posible que pudiéramos trabajar y ganarnos la vida en cualquier lugar sin necesidad de presentarnos físicamente. Hace unos 50 años, tal escenario era inimaginable, pero la pandemia puso de relieve que el trabajo ya no está ligado a los espacios de oficinas. Las personas pueden realizar sus tareas de forma remota.

Una encuesta en línea reciente de profesionales activos reveló que alrededor del 30% de ellos optarían por dejar su trabajo si tuvieran que regresar a la oficina en el escenario posterior a la pandemia. La encuesta también mostró que la flexibilidad sobre dónde trabajar se convertiría en una parte integral de cualquier acuerdo de empleo. Las empresas que no estén dispuestas a hacer tales ofertas podrían convertirse en poco atractivas para los posibles empleados y experimentar dificultades en la retención de los mismos. 

La economía gig y la fuerza laboral

Muchas empresas deben reconocer que el futuro del trabajo girará más en torno a la gig economy. No es solo una tendencia en los Estados Unidos, sino que también está sucediendo en otras partes del mundo.

El crecimiento de la economía de los gig beneficiará significativamente a muchos trabajadores hoy en día al ofrecer nuevas oportunidades laborales y múltiples fuentes de ingresos, ya que las personas pueden trabajar en varios gigs simultáneamente. Los trabajadores subcontratados pueden invertir más tiempo en adquirir nuevas habilidades que los tradicionales porque pueden aceptar empleos de baja intensidad mientras aprenden destrezas adicionales. Por otro lado, el inconveniente sería un beneficio de jubilación menor que los que tienen un empleo tradicional.

Este tipo de economía también permite a las empresas conseguir trabajadores que se especialicen en áreas específicas como TI y marketing. Contratar empleados altamente experimentados con habilidades específicas sería costoso. Es por eso que sería ventajoso para muchas compañías adquirir los servicios de autónomos con habilidades de nicho, ya que pueden obtener las mismas habilidades con un costo general más bajo.

La gig economy puede ayudar a las personas y las empresas a mantenerse a flote incluso durante las recesiones. La gente pueden realizar varios trabajos en cualquier momento, mientras que las organizaciones pueden ahorrar más con menores gastos generales.

Al igual que los músicos de jazz que se ganan la vida con conciertos, los trabajadores de la economía gig deben seguir perfeccionando su oficio. Deben saber que necesitan seguir practicando y perfeccionando para lograr un éxito sostenido. Deben seguir siendo relevantes en su campo, ya que el futuro del trabajo girará en torno a la economía de los trabajadores por tareas. 

Ingresa Ahora
Andrew Pek

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network Contributor

Andrew Pek has traveled over two million miles, coaching, teaching, laughing, learning from and helping top leaders and the companies they lead grow and innovate. Pek's mission is to build the next generation of entrepreneurs, innovators and change makers.