Empresa 'contrata' gatito y su historia se hace viral

¿Por qué es importante contar esta historia? Es una muestra de que las acciones simples pueden levantar la moral del equipo y mejorar la reputación de una marca.

Por

El "Wero" García es un empleado como muchos otros. Cumple con sus obligaciones mientras lleva con orgullo su uniforme. Un único detalle: el Wero es un gato

@MiroslavaRoHe vía Twitter

Esta linda historia para arrancar la semana se dio en una empresa en Nuevo León que adoptó al michi y hasta le dio su gafete y uniforme. 

La anécdota se hizo viral cuando la usuaria de Twitter @MiroslavaRoHe compartió que la compañía en la que trabaja su mamá decidió adoptar y "contratar" al gato callejero que entraba a las instalaciones en busca de refugio, comida y compañía. 

La empresa que captó a este talento peludo fue Daltile, en su sucursal de San Pedro, Nuevo León. Decidieron darle un pequeño uniforme y un gafete con su nuevo nombre “Wero Albeto García Martínez”.

En él se puede ver que el "Wero" entró a trabajar el 24 de septiembre de 2021, cobra en sobres de comida para gatos y su actividad principal es dormir. Además, la identificación cuenta con un número de emergencias. Como detalle, la vigencia del gafete señala que estará empleado hasta el 30 de agosto de 2026, pero estamos seguros de que una vez cumplido el ciclo, será recontratado. 

¿Por qué este tipo de acciones son importantes? 

La buena reputación de marca es un activo que no suele llegar tan fácilmente como antes, sobre todo ante los públicos millennials y GenZ que son cada vez más exigentes con los principios que las marcas que consumen. 

Acciones humanitarias y de compasión pueden tener un efecto muy positivo ante los públicos externos de una compañía. Basta ver algunas de las reacciones que la contratación del "Wero" generó: 

Por otro lado, este tipo de iniciativas puede ayudar a subir la moral del equipo y ser parte del salario emocional de una empresa, aquel que se paga con actitud y creatividad ya que remunera mucho más que el bolsillo del empleado, lo fideliza y lo empodera. La Asociación Española de la Calidad define al salario emocional como un concepto relacionado con la retribución que recibe un empleado de carácter no económico cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador.

Darle un chalequito y un gafete a un gatito callejero realmente no cuesta nada, pero puede generarte mucha buena voluntad e impacto positivo para tu marca. 

Ingresa Ahora