Los hermanos que se llevaron una inversión de Shark Tank México con una tintorería de tenis

Magdiel y Alonso Pedraza conquistaron a dos sharks con un negocio de nicho.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Mandarías tus tenis a la tintorería? Dos hermanos buscaban tener su pequeña colección de zapatos deportivos limpia y en buen estado siempre, por lo que se les ocurrió que podrían experimentar varias técnicas y métodos de limpieza hasta encontrar el adecuado y así lo hicieron. 

Cortesía de Shark Tank México

Tras encontrar una forma apropiada de limpiar sus zapatos deportivos, Magdiel Pedraza (Mag), empezó a ofrecer este servicio a amigos, y familiares, lo que nunca imaginó es que fuera a tener “tan buena respuesta”. 

“Tuvo muy buena respuesta, tanto así que nos aventamos a crear una página de Facebook y de Instagram para ofrecer el servicio a los sneakerhead, que son los amantes de los tenis, y a toda la gente a la que le encanta estar con sus zapatos lo más presentables posibles”, explica Magdiel en entrevista para Entrepreneur en español. 

De esta forma, un diseñador gráfico, Mag, y un economista, Alonso Pedraza, se atrevieron a lanzar “BACK2LIFE” en redes sociales, un servicio de limpieza profesional para tenis y calzado deportivo. Los hermanos lograron combinar la parte creativa de uno con la mente calculadora del otro para consolidar el negocio y así iniciaron este camino en 2017. 

“De mi lado, está como la parte orientada a los números y de Magdiel está 100% la parte creativa”, comenta Alonso Pedraza. 

Mandar tus tenis a limpieza es como llevarlos al doctor 

“Básicamente, cuando tú tienes un par de tenis sucios o les ocurrió algo y quieres contactar a Back2Life para que te ayude a devolverles la vida. Hay varias formas de hacerlo, puedes mandarnos un WhatsApp, un mensaje de Facebook o un DM por Instagram y cada uno de estos es atendido”, dice Mag. 

Luego de enviar el mensaje, el personal se encarga de hacerle una serie de preguntas y pedirle fotos del calzado al cliente con el objetivo de realizar un diagnóstico que les permita saber qué tipo de servicio necesitan los zapatos. 

“Una vez que tú nos diste el contexto, nosotros te pedimos fotos de tu calzado para poder evaluarlos y darte un diagnóstico real, no nos gusta mentirle a la gente y decirles que sus zapatos van a quedar como nuevos porque no existe un método para dejar unos tenis como nuevos, pero ya con estas fotos nosotros te decimos: muchas gracias como vemos si están llenos de lodo o les cayó cerveza, etc.,” expresa Mag. 

Luego del diagnóstico, especificar los servicios que necesitan los tenis y el precio de ellos, los empleados de la empresa acuerdan un punto de encuentro con el cliente, que puede ser en su taller físico o en cuatro lugares específicos dentro de la Ciudad de México. 

Una vez que recogen tu calzado te lo regresan entre tres y cinco días, dependiendo del servicio que este requiera. Asimismo, cuando te entregan tus zapatos te dan recomendaciones para seas capaz de darles “una especie de RCP” en cualquier situación de emergencia y “mientras llega la ambulancia”.

“Nosotros siempre nos andamos desplazando en diferentes puntos de la ciudad para poder tener cada vez más cobertura de la gente y que se acaben los pretextos de seguir usando tenis sucios”, dice Mag. 

Generar confianza 

¿Le darías tus tenis a unos desconocidos? El mayor reto para estos emprendedores ha sido ganarse la confianza de sus clientes, ya que en un inicio no contaban con un taller físico, y las personas no se sentían tan seguras de entregar sus tenis a unos desconocidos.

“No es tan fácil que tengas la confianza de darle tus tenis a alguien con quien te encuentras en la calle y nos vemos en una semana, mucho menos si te gastaste entre 30 y 40 mil pesos en ellos”, expresa Alonso. 

Sin embargo, la pandemia llegó para reafirmar el modelo de ventas digital tanto de productos como servicios, y pese a que la gente empezó a gastar menos dinero en lavar sus tenis durante la cuarentena, los hermanos explican que se arriesgaron a seguir y hasta el momento lo que empezó con un capital de no más de 500 pesos ha logrado concretar el servicio de aproximadamente ocho mil tenis.  

“Algunas de las personas no tienen esa confianza de decir ‘sí te voy a dejar mis tenis porque sé que me los vas a regresar limpios o más allá de eso que sí me los regresen’. Romper esa barrera de la confianza nos ayudó muchísimo a que las personas se aventaran y a que los mismos consumidores recomendaran el servicio”, explica Mag. 

Las recomendaciones de boca en boca fueron su mejor aliado, tanto, que ahora cuentan con un programa de referidos y promociones para que las personas puedan seguir “disfrutando de sus servicios”.

Al cliente lo que pida 

Este pequeño negocio que antes solo se encargaba de limpiar tenis y calzado deportivo ha ido ampliando su catálogo. “La demanda nos dejó a nosotros como lección que la restauración tenía que ir muy de la mano con la limpieza, entonces incursionamos en esto, tomamos cursos sobre restauración, repintura, restaurar algunos detalles en la piel desgastada, blanquear las suelas amarillas, entre otros”, dice Mag. 

Ahora además del aseo de calzado deportivo, Back2Life también ofrece reparaciones y, por qué no, limpieza de maletas, mochilas, y hasta gorras. Todo con base en lo que sus clientes han ido pidiendo. 

Ingenio mexicano 100% 

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

Mag y Alonso llegaron a Shark Tank México, que se transmite todos los viernes a las 21:30 horas por Canal Sony, pidiendo 700 mil pesos mexicanos (35,000 dólares aproximadamente) por el 20% de participación en su empresa, además ofrecían cinco pesos por cada tenis lavado en su nuevo taller físico. 

“De verdad que es increíble cómo se las han ingeniado para resolver un montón de cosas, esto es ingenio mexicano al 100 por ciento”, expresó Marcus Dantus en el programa. 

Sin embargo, los tiburones que se mostraron interesados en el proyecto fueron Deborah Dana y Arturo Elías Ayub quienes les ofrecieron a los emprendedores la cantidad que pedían por el 20% de la empresa para cada uno (es decir el 40%) más los cinco pesos por cada tenis lavado tanto en la sucursal como a través del canal online hasta que recuperaran su inversión. Mag y Alonso aceptaron esta propuesta. 

“Queremos seguir haciendo crecer el proyecto, la marca, todo el contenido que generamos, pero principalmente, queremos llegar a más lugares, cada vez estar más cerca de muchas más personas”, dice Mag. 

Al ser un negocio de nicho los emprendedores nos regalan dos consejos para quienes intentan o se encuentran en un giro que va dedicado a un público muy específico: 

1. Sé arriesgado pero con fundamento

“Si no tiene base lo que estás diciendo en ese momento para mí va a restar importancia y contundencia, yo soy de las personas que toma una decisión, pero cuando antes ya probé algo o busqué a alguien que ya lo había probado para aprender de él… Creo que siempre hay que ser arriesgado, pero con un conocimiento y argumento detrás de ese riesgo”. 

2. No dejes espacio a las dudas 

“Bajo ese mismo principio del arriesgar. No titubear en lo que vas a hacer, la verdad es que puede que falles o que tengas éxito, pero no tienes que dudar en hacerlo porque eso es un aprendizaje muy personal muy propio”. 

Ingresa Ahora