La emprendedora que quiere que no tengas que elegir entre ser mamá y tener una carrera exitosa

Giving Birth de Silvina Prekajac es un proyecto que busca motivar a estas mujeres a que no renuncien a su carrera.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Silvina Prekajac era una mujer profesional encarrilada hacia su crecimiento laboral cuando tomó la decisión de ser mamá. Fue cuando lo vivió de primera mano que se dio cuenta de las dificultades que implica trabajar y tener hijos a la vez. Se puso las pilas y empezó a ver qué se había estudiado al respecto y qué acciones se podrían tomar para mejorarlo. 

Cortesía Giving Birth

“En esta disyuntiva es que empecé a investigar muchísimo. Después de 13 años de trabajar en una compañía vi que había oportunidad. Es un tema que trasciende culturas y es una barrera para que la mujer crezca en muchos casos”, narra su experiencia Silvina Perkajac en entrevista con Entrepreneur en Español

Se sabe que la equidad de género puede producir un crecimiento del 70% en el PIB global para 2025, pero apenas un 7% de las mujeres mexicanas llega a tener participación en los Consejos de Dirección. 

Aunque está haciendo lo que puede, es difícil arreglar un problema que la gente no cree que existe. Cuando le dan consultas a las mamás, también incluyen en la conversación a los jefes. Por lo general, los hombres no sienten que la maternidad sea un obstáculo dentro de su compañía. Es ahí cuando les pregunta cuántas mujeres hay en los puestos altos de sus empresas y cuántas de ellas son madres. Cuando empiezan a contar se van dando cuenta que, en efecto, son una minoría las mujeres con hijos en puestos directivos. En México hay 75 mujeres ejecutivas, de las cuales el 64% no tiene hijos. 

Con esto en mente, Silvina creó Giving Birth, la primera consultora de mentoreo de Latinoamérica enfocada en el desarrollo de programas de maternidad y carrera con resultados probados en seis países de la región. La firma tiene como objetivo que nunca más tengan que escoger entre una y la otra. También quiere que las compañías puedan entender que el ser madre no se debe ver como una pérdida ni desventaja, sino que añade mucho valor. 

“Hay muchas habilidades transversales que una gana siendo madre y que puede poner en juego en el trabajo y que claramente van a ganar una ventaja competitiva: liderazgo más humano, empatía, resiliencia, adaptación al cambio, innovación, creatividad, paciencia. Se vuelve más equilibrado entre ambas esferas y una puede posicionarse competitivamente”, explica Silvina.

¿Ser mamá o enfocarme en mi carrera? 

Su consultoría funciona en tres etapas: antes de convertirse en mamá, durante la licencia de maternidad y cuando se vuelven a incorporar al trabajo. Tienen dos sesiones en cada una en la cual una de ellas están incluidos los jefes en la conversación y un representante de recursos humanos. Esto es importante porque para asegurar un regreso que fluya, tienen que asentar las bases y llegar a acuerdos en donde estén beneficiados ambos lados. 

En la primera junta con la mamá lo que Silvina quiere hacer es ponerlas en el papel de protagonista. Tiene que ver con conectarse con lo que va a venir y como cada una va a encararlo desde su lugar. Conectarse con el deseo con el propósito, antes de irse tener conversaciones de cómo van a quedar los entregables, las responsabilidades de cada una durante la licencia para asegurar que no se vean 

“Da la confianza de sentir que está haciendo lo necesario para tener una buena salida. Es fundamental porque quien se va mal, sin saber a qué va a volver, preguntando si quiere volver, sin conversar temas estructurales es quien no vuelve o vuelve poniendo un freno.”

Se vuelven a juntar una vez que tiene a su bebé ya que eso cambia por completo la perspectiva. Es importante ver si la madre sigue queriendo lo mismo o si los deseos a futuro han cambiado en este proceso. Las últimas se llevan a cabo para ver si se cumplieron las expectativas que tenían del regreso. 

Es importante apoyarlas desde casa también, por lo que las consultorías incluyen conversaciones con la pareja o cualquier persona que ayude con el bebé. Así la mujer no tiene que sentir culpa por estar trabajando. En la primera sesión les quieren ayudar a entender que tienen más roles que sólo el de la madre y que no tienen que dejar de lado los demás si las llena como personas. 

“Tu satisfacción y tu validación pasan por tus otros roles más allá del de madre. Para muchas es el más importante, pero no es el único. Necesitas tus otros roles para nutrirte como persona, para sentirte bien, para sentirte plena, ¿por qué dejarlos de lado?”, se cuestiona la fundadora. 

Su propuesta ha ayudado a muchas mamás y ya está en 6 países de Latinoamérica. Cada vez quieren involucrar a más compañías y para facilitar la incorporación también tienen programas de autogestión que son una serie de videos, dinámicas y ejercicios. Han estado innovando y creciendo desde 2018 y logrando romper barreras para la mujer dentro del mundo de los negocios. 

“Lancé Giving Birth objetivo con el deseo de ayudar a una mujer que tiene el deseo de crecer en su carrera al mismo tiempo que ser madre, que pueda tener herramientas, tener conversaciones, plantear acuerdos que conecte con su deseo. Que trate de inspirar a otras y concrete sus deseos. Que si quiere ser madre, no se frene”, afirma Silvina.

Ingresa Ahora