3 grandes mitos sobre las startups exitosas al descubierto

Mira por qué el éxito de tu startup no depende de tu idea de negocio, la calidad de tu producto o tu capital inicial.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El concepto de 'startup' ha crecido tanto que su esencia misma ha sido mitificada por las normas de la industria, las historias y los medios de comunicación. Cada año surgen alrededor de 472 millones de emprendedores y se crean 305 millones de startups. De esas nuevas empresas, 1.3 millones están relacionadas con la tecnología. Independientemente de la industria, la mayoría fracasan. ¿Por qué el 90% de las startups no logran salir adelante?

Depositphotos.com

Estos son los 3 grandes mitos sobre las startups exitosas revelados:

Mito #1: Las startups necesitan una idea original para tener éxito

Muchos asumen que una startup es una empresa joven que ha desarrollado una idea de negocio original, tiene como objetivo generar un impacto inmediato y se apodera del mercado. Este es un mito grave. Muchos creen en este concepto erróneo porque el éxito de las startups generalmente se basan en 'estrellas unicornio' como Mark Zuckerburg, Larry Page, Elon Musk, Jack Ma, etc.

Sin embargo, esto no logra revelar la razón principal detrás de su éxito, que radica en su modelo de negocio, el posicionamiento del producto y la experiencia del cliente, y no realmente en la singularidad de su idea. Facebook no fue la primera red social. Era un clon de houseSYSTEM y Myspace. Google no fue el primer motor de búsqueda. Google no inventó la monetización de las búsquedas; Overture lo hizo. Zynga no inventó Farmville; Zynga copió el juego de Farmtown. Farmtown era, a su vez, una copia del juego chino HappyFarm. Microsoft Windows no fue el primer sistema operativo GUI. De hecho, era técnicamente inferior a sus competidores, pero ganó la guerra de cuotas de mercado entre IBM y Apple. Esto fue simplemente porque Microsoft entendió lo que los consumidores realmente querían más que IBM y Apple.

Conclusión: Los consumidores quieren que tu oferta sea única y que tu ejecución sea impecable. El éxito no tiene nada que ver con tu idea de negocio.

Mito #2: Si tú lo construyes, ellos vendrán

El segundo misterio común sobre las startups es la controversia de "si tú lo construyes, ellos vendrán". Lo llamo controversia porque es un mito que desaceleró mi camino como joven emprendedor, y las estadísticas hablan por sí mismas. Las investigaciones afirman que el 21.5% de las nuevas empresas fracasan en el primer año, el 30% en el segundo año, el 50% en el quinto año y el 70% en su décimo año. Muchos han construido nuevas empresas durante años, han invertido su tiempo, energía y ahorros de toda la vida, creyendo en vano que sus patrocinadores notarán su arduo trabajo y vendrán a ellos. La mayoría de la gente nota el tremendo éxito de empresas como Yahoo, Google y Facebook. Después de todo, estos son solo sitios web gratuitos a los que la gente acude en masa. Esto les da una falsa sensación de confianza a los emprendedores que piensan que desarrollar tecnología y difundirla es todo lo que necesitan hacer para atraer usuarios. No se dan cuenta de que Google fracasó durante años antes de hacerse notar. Facebook era apenas popular en la Universidad de Harvard, donde inició, y requirió varios pivotes para ganar la tracción que tuvo. El caso es que solo vemos la punta del iceberg del éxito.

El público no conoce el 90% del trabajo que implica la construcción de una startup. No se habla de ello en los medios. Solo cuando lees los recuerdos y las autobiografías de los fundadores años después, descubres el viaje real que tuvieron que emprender para construir una startup exitosa. En este mundo, no es el mejor producto el que gana, es el producto más conocido. Como emprendedor y fundador de una startup, debes invertir la mayor parte de tu tiempo en difundir tu idea. Hablar con las personas a las que pretendes servir, comprender sus problemas, sus esperanzas y sueños. Descubre por qué dirían que 'no' a tu solución y aborda esas objeciones.

Conclusión: En este mundo, no es el mejor producto el que gana, es el producto más conocido.

Mito #3: Necesitas conseguir dinero antes de empezar

Este mito es responsable de acabar con millones de modelos de negocio originales cada año. Millones de jóvenes emprendedores tienen ideas exquisitas como el próximo Amazon, Facebook o TikTok cocinándose en sus cabezas. Desafortunadamente, están presionando a los inversores como si fuera lo primero para empezar a implementar. La mayoría ni siquiera están listos para invertir un centavo en su propio negocio o en su propio crecimiento personal, sin embargo, sueñan con obtener millones de firmas top de capital de riesgo.

Los negocios se tratan de personas. Si puedes comprender los problemas de las personas y resolverlos de manera significativa, tu startup prosperará. Tanto si tienes inversores como si no. La buena noticia es que puedes comenzar a implementar tu modelo de negocio invirtiendo tu tiempo. Hablando con personas, recibiendo comentarios sobre tu idea, afinándolo, haciendo prototipos. Si los fundadores se mantienen constantes, verán que sus ideas gradualmente cobrarán protagonismo. Por ejemplo, en 2017, Manuj Aggarwal quería comercializar sus servicios de Asesoramiento Estratégico entre los ejecutivos de Fortune 500. Pero nunca tuvo los recursos para construir una empresa de consultoría internacional digna de estos gigantes globales. Entonces, lanzó un podcast con solo 100 dólares (unos 2,000 pesos mexicanos), y ahora puede hacer negocios con algunos de los nombres más reconocidos del planeta.

Conclusión: La primera y mejor inversión que necesitas para iniciar, eres tú mismo. La segunda es el tiempo que inviertes en comprender a tus prospectos.

Ingresa Ahora
shawn miller

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network Contributor

Shawn Miller is a Western University alumnus, three-time founder and CEO.