Estos errores de liderazgo de Jeff Bezos y Elon Musk son una advertencia para todos los emprendedores

En lugar de sacudir la cabeza ante los errores de liderazgo de Jeff Bezos y Elon Musk, aprende de los tropiezos de estos íconos del ámbito emprendedor.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En el lapso de un mes, Jeff Bezos dejó Amazon y literalmente se lanzó al espacio. Al aterrizar, agradeció a clientes y empleados del gigante del ecommerce por pagar la factura, malinterpretando enormemente a su audiencia. Ese momento en que no vio cómo se percibían sus acciones, y cómo se reflejaban en la empresa, no salió nada bien.

Getty Images

Por su parte, el CEO de Tesla, Elon Musk, ha perdido por completo el rumbo en cómo trata a los empleados de la compañía, mostrando al mundo una imagen muy distinta de su liderazgo. Según informes, ordenó a los trabajadores de Tesla que busquen quejas sobre él en redes sociales y pidan a los usuarios que las eliminen, una petición que se siente inapropiada al provenir de uno de los directores ejecutivos más venerados de nuestro tiempo.

Estos casos son perjudiciales para la reputación de estos hombres, pero también son indicativos de un problema mayor: las empresas que dirigen están ganando cada vez más una mala reputación por el maltrato a sus empleados. Un trabajador informó que la cultura empresarial de Amazon ha dejado a los empleados corporativos llorando en sus escritorios, y la evidencia muestra que a los trabajadores de sus enormes almacenes les va mucho peor. La investigación realizada por el Centro de Organización Estratégica encontró que el 5.9% de los empleados del almacén de Amazon sufrieron lesiones graves en 2020 que los obligaron a faltar al trabajo o realizar tareas livianas: la 'reserva de lesionados' del almacén. Para poner esa cifra en perspectiva, es un 80% más alta que la tasa de todos los demás empleadores en la industria del almacenamiento.

Tesla también tiene bastantes problemas. Según un ex empleado: “Algunos de los gerentes realmente impulsan este culto espeluznante en torno a Elon Musk. Uno de ellos señalaba las cámaras de la fábrica y decía: 'Elon está mirando' o 'Él puede leer tus correos electrónicos'. El objetivo deseado era acelerar el proceso. Nos preocupa que si no trabajamos lo suficiente, este pequeño tirano vendrá".

Un enfoque insostenible

No se puede negar que Amazon y Tesla son empresas increíblemente exitosas, pero sus imperios son más frágiles de lo que parecen. A pesar de lo que afirman muchas fuentes, una empresa no puede sobrevivir solo con un CEO enigmático. Se necesita talento apasionado y de alta calidad para que una organización innove y supere a la competencia en el mercado. Teniendo en cuenta los informes de que Amazon y Tesla están ganando reputación por maltratar a los empleados, es probable que tengan dificultades para atraer ese talento y retener ese calibre de empleados.

El New York Times informó que la tasa de rotación en Amazon de los empleados por hora es del 3% a la semana, lo que equivale a alrededor del 150% anual, casi el doble de la tasa de la industria minorista y de logística en general. Para Tesla, los problemas de retención existen incluso en los niveles más altos. Según una investigación de Yahoo Finance, al menos 88 ejecutivos dejaron la empresa entre enero de 2018 y febrero de 2019, y el artículo explica que "la lista sería significativamente más larga si incluyéramos a los gerentes".

Quizá Amazon y Tesla actúan como si no hubiera motivos para preocuparse, pues siempre habrá más empleados deseosos de trabajar para ellos. Pero también siempre habrá otros empleadores. Incluso las compañías más grandes del mundo no pueden huir de una mala reputación. Los líderes de todo el mundo deben tomar en serio las siguientes tres lecciones:

1. Sé coherente y pon a las personas primero

Los empleados de Amazon y Tesla han sido transparentes sobre la toxicidad en sus lugares de trabajo, pero las empresas no han respondido de forma que reconozcan o validen sus preocupaciones. Incluso, cuando Amazon negó abiertamente los reportes de que los empleados orinaban en botellas por las limitaciones de tiempo, documentos internos revelados por Intercept mostraron que la directiva estaba al tanto del problema. Esta no es la manera de poner a las personas en primer lugar.

Según Laurence Turner, responsable de investigación y políticas de GMB Union en Reino Unido, "el nuevo director ejecutivo de Amazon tiene una oportunidad histórica de trazar una línea bajo la intensa hostilidad ideológica de Jeff Bezos hacia los sindicatos y, en cambio, hacer que mejorar la situación de los trabajadores sea una prioridad absoluta". Las empresas en esta posición deben priorizar el cambio organizacional interno real para crear una mejor experiencia para los empleados y una cultura más fuerte en general.

2. Se honesto, incluso cuando la honestidad sea dura

Algunos trabajos exigen más a los empleados que otros. Eso siempre será cierto, pero no tiene por qué ser algo malo. La clave para las organizaciones es tener en cuenta la narrativa que rodea la cultura laboral de la empresa, en lugar de pintar una imagen falsa que no refleje la realidad. La autenticidad es fundamental. A Amazon le iría mejor si hiciera todo lo posible y construyera una reputación de marca que justifique y contextualice las duras realidades bien documentadas, para así compartir una narrativa empresarial más honesta y, al mismo tiempo, le dé a las personas más razones para entender, apreciar y respetar a la empresa.

Un artículo del Wall Street Journal califica a Amazon como 'la fábrica de CEO's de Estados Unidos'. Claramente, la compañía es un lugar donde algunos de los mejores y más brillantes se codean y construyen carreras. Al resaltar esta cultura competitiva y enfocarse en el impacto formativo en las trayectorias profesionales de sus empleados, por ejemplo, Amazon podría resignificar su naturaleza exigente como un diferenciador que distinguirá a sus empleados.

3. Alinea las expectativas y la experiencia de los empleados

¿Otra ventaja de optar por la autenticidad? En vez de tener un rudo despertar al ingresar a un trabajo, los empleados obtienen la experiencia que esperan. Si un joven profesional está buscando una 'prueba de fuego' que lo impulse en el camino a un puesto directivo, por ejemplo, Tesla podría ser la opción perfecta. Tesla podría centrar estratégicamente su brand story como empleador en las duras realidades de trabajar allí, lo que le ayudaría a atraer cierto tipo de talento listo para resistir y prosperar en esas condiciones. Las marcas nunca deben construirse sobre promesas que sean incongruentes con la experiencia del empleado, o basadas en los caprichos de un líder/genio excéntrico que es propenso a un comportamiento errático y suposiciones ingenuas de gestión de talento.

Salesforce, que se refiere a sus empleados como su 'Ohana', el término hawaiano para familia o comunidad, podría prometer y brindar una experiencia mejor y más apropiada para otros. La empresa se vende a sí misma como "un sistema de apoyo profundamente arraigado". Según su sitio web, los empleados “colaboran, se cuidan unos a otros, se divierten juntos y trabajan para hacer del mundo un lugar mejor”.

En general, la empresa de software está a la altura de estas afirmaciones. Salesforce contrató a los amigos y familiares de sus empleados que fueron despedidos durante la pandemia, y los datos de Great Place to Work indican que el 90% de los empleados recomendarían trabajar para la empresa. Sin embargo, si un prospecto acepta un trabajo en Salesforce bajo esta promesa y lo encuentra una cultura más parecida a la de Tesla, no se quedaría. Alinear la promesa y la experiencia real de tus empleados es muy importante y puede ser la diferencia entre una empresa exitosa y una que lucha por mantener el momentum.

Amazon y Tesla están lejos de ser las primeras empresas que construyen una reputación que representa la realidad por completo. Aunque los estrictos estándares que imponen pueden ser parte de su éxito, su reputación también podría provocar la caída de sus imperios si no se controla (o al menos se modera un poco en el caso de Amazon).

Para los líderes de todas las industrias, garantizar la autenticidad y la honestidad es el camino para empezar a construir la reputación de su empresa y de su marca como empleador. Ofrecer a los trabajadores una experiencia de apoyo que refleje sus promesas, así como sus intenciones y aspiraciones, es absolutamente fundamental para un éxito sostenido.

Ingresa Ahora
Bryan Adams

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network VIP

Bryan Adams is the CEO and founder of Ph.Creative, a global employer-branding agency. He is a prominent employer-brand thought leader as well as a podcaster, speaker and author of "Give and Get Employer Branding."