5 consejos de educación financiera para nuestros abuelitos

Nunca es tarde para ahorrar: Las personas adultas mayores son uno de los grupos poblacionales más vulnerables en cuestión financiera.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Sin duda alguna, uno de los sectores de la población mexicana más afectados económicamente por la pandemia de COVID-19 ha sido el de las personas adultas mayores. De acuerdo con datos del coach financiero, Coru, durante la pandemia solo el 17% de este sector de la población pudo cubrir la totalidad de sus necesidades básicas gracias a que contaban con algún plan de retiro y ahorros suficientes, el resto tuvo que pedir ayuda económica a familiares o solicitar préstamos.

Depositphotos.com

La importancia de saber manejar y administrar los recursos económicos de las y los mexicanos de la tercera edad cobra mayor importancia, ya que una buena educación financiera  les permitirá disfrutar de una vejez sin preocupaciones financieras.

Datos de Coru revelan que en México la pandemia dejó graves secuelas en las finanzas de las familias, pues el 63.8% de la población tiene dificultades recurrentes para solventar sus necesidades básicas, ya sea el pago del servicio de luz, agua, gas o cualquier otro, el 18.0% no lo encuentra tan complicado y solo el 18.2% no tiene problemas con ello.

Cabe destacar que en este complejo escenario, las personas adultas mayores son uno de los grupos poblacionales más vulnerables en cuestión financiera.

“Por lo general las personas de la tercera edad presentan diversos problemas financieros. Esto a consecuencia de no haber planeado con antelación un fondo para el retiro para disfrutar de una vejez digna, debido -en gran medida- a la falta de educación financiera y gestión efectiva sobre sus ingresos; por lo que, hoy en día, tenemos a una población que cuenta con pocos recursos para subsistir”, comenta Gabriela Aguirre Curcó, Chief Financial Coach en Coru.

Para tener un control más eficiente en la economía de las personas de la tercera edad, Coru recomienda:

Ingresos de pensión bien planificados: De acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), el 24% de las y los adultos mayores cuentan con jubilación, el 22% subsiste gracias a una pensión alimentaria y solo el 15% tienen una pensión. Aunado a esto, los montos que reciben no son suficientes para solventar todos los gastos. Lo ideal es que mes con mes realicen un presupuesto acorde a sus necesidades,  gastos fijos,  ingresos y egresos, ya que así tendrán mayor independencia económica y finanzas planificadas.

Nunca es tarde para ahorrar: Si bien lo más aconsejable es ir guardando dinero desde el momento en que se inicia la etapa laboral, nunca es tarde para comenzar un plan de ahorro. El análisis profundo de la presente situación financiera en cada etapa de la vida es algo que no tiene que ver con la edad, sino más bien con la cultura de la prevención ante cualquier imprevisto, por lo que siempre será una excelente idea tener una cuenta de ahorro.

¡Nunca es tarde para ahorrar! / Imagen: Depositphotos.com

Solicitar un seguro: La adquisición de un seguro de gastos médicos mayores puede ayudar a solventar este tipo de gastos, los cuales representan una importante carga financiera para la población de la tercera edad. Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señalan que en México, la pandemia aumentó los gastos en salud de las familias mexicanas hasta en un 40%.

En la actualidad existen planes de seguros a la medida de cada bolsillo. Antes de contratar estos servicios es importante comparar precios, cobertura y el monto de deducibles o copagos.

Planificación de servicios funerarios: Hablar de servicios funerarios es un tema complicado, tanto por lo doloroso que es para la familia como por el costo que implica. La mayoría de las personas no cuentan con estos servicios de manera anticipada, lo que ocasiona que estos se tengan que contratar de último minuto, cuando la familia comienza a vivir su duelo. Por lo anterior, Coru aconseja que las personas de la tercera edad cuenten con un ahorro destinado para este suceso o contraten este servicio de manera anticipada, así la elección será un gasto planificado y se podrán comparar precios y opciones.

Sin miedo a solicitar un crédito: Como en cualquier etapa de la vida, hay situaciones en las que es conveniente contar con algún servicio financiero para cubrir alguna necesidad o imprevisto, por lo que solicitar un crédito puede ser de gran ayuda. De acuerdo con estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para América Latina y el Caribe, para el año 2030 la población de la tercera edad en México aumentará un 55%, es decir, habrá 14 millones de mujeres y hombres con más de 60 años, por lo que el acercamiento de productos y servicios  financieros para este sector cobra mayor importancia.

Contrario a lo que se piensa, el uso correcto e inteligente de un crédito puede ayudar a mejorar considerablemente la calidad de vida de una persona de la tercera edad, ya que le permite afrontar gastos, solventar alguna emergencia médica o hacer crecer su patrimonio.

Ingresa Ahora