La gente hace filas de 6 horas para probar las famosas galletas de El Juego del Calamar

Las ventas de un puesto de dalgona en Seúl ha aumentado de manera impresionante gracias a la fama de la serie donde los personajes deben deshacerlas en diferentes formas para no morir.

Por

La serie El Juego del Calamar ha cautivado a las audiencias a través del mundo, la trama trata de un juego donde los concursantes tienen que hacer una serie de retos para ganar varios millones de dólares, el twist es que si son eliminados pierden la vida. Uno de los retos es que deben comer galletas dalgona sin quebrar la forma que se encuentra en el centro del dulce. 

El juego del calamar

Ese es un juego común entre los niños de Corea, si logran sacar la forma muchos puestos les regalarán otra galleta o un juguete como premio. La serie hizo que muchas personas intenten hacer sus propias galletas, y aunque sólo tiene dos ingredientes, su preparación es bastante complicada. Las dalgona surgieron en los años 60 como un postre accesible en un país donde reinaba la pobreza extrema. 

Es por eso que los productores de la serie buscaron a expertos en la receta para poder recrear el reto de una manera acertada. Le pidieron ayuda a una pareja, Lim Chang-joo y su esposa Jung Jung-soon, quienes tienen un puesto de las galletas en Seúl. Ahora, la gente hace fila de hasta seis horas para poder comprar una de sus galletas que cuesta aproximadamente 35 pesos. 

Esta pareja sólo empezó a vender las dalgonas porque cuando Asia sufrió una crisis económica en los años 90, su sastrería familiar de dos décadas quebró. La fama le vino muy bien a la pareja emprendedora ya que a su negocio le está yendo mejor que nunca. 

Ingresa Ahora