Este emprendedor le quiere quitar la cruda o resaca a todo México

Andrés Ojeda trajo al país una bebida a base de cúrcuma que te ayuda a sentirte considerablemente mejor después de una noche de copas.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En el mundo emprendedor hay de todo, desde portavasos para mega cervezas, empresas de tecnología que se convierten en unicornios, organizaciones con enfoque social, comida, hasta bebidas que te ayudan a superar una cruda o una resaca. 

Cortesía de Shark Tank México

“Empezamos casi quebrados”, fue una de las frases que compartió conmigo Andrés Ojeda, un joven emprendedor que lleva “el hacer negocios en las venas”, ya que su abuelo materno fue el fundador de varias empresas. 

Andrés trajo a México, desde la India, una bebida hecha de curcumina, “un extracto de la cúrcuma”, potasio y electrolitos, llamada Survivor Shot.  La misma ayuda a evitar los efectos causados por el consumo de alcohol. 

“Cuando una persona consume alcohol, el hígado lo procesa y lo convierte en una sustancia que se llama acetaldehído, este es el químico que te causa la cruda en realidad… [El producto] acelera el metabolismo para eliminar el acetaldehído 30% más rápido de tu cuerpo… Te ayuda a eliminar esta sustancia y te rehidrata… Ayuda a desintoxicar el hígado”, explica Andrés Ojeda en entrevista para Entrepreneur en Español.

“Si te funciona a ti es que sí funciona”

El emprendedor tuvo la oportunidad de estudiar en la India, primero un año de intercambio en la preparatoria y después una carrera de tres años. Durante su estancia en el país asiático tuvo la oportunidad de trabajar en la embajada de un país sudamericano, cuyo embajador se convertiría en uno de sus primeros mentores de negocios. 

“Él me enseñó y me dijo: ‘sabes qué, hay muchas cosas que ver aquí en India, enfócate y busca’. Yo empecé con una empresa de software que es una aplicación para escuelas, y de ahí me la traje a México”, dice Andrés. 

Este negocio y su esposa hicieron que el joven emprendedor mantuviera una vida muy activa entre México y la India, por lo que cierto día, en uno de sus viajes, Andrés entró en una farmacia de India y leyó la etiqueta de un producto que decía  “evita la cruda”, acto siguiente, compró la bebida con el objetivo de probarla.  

“Mi novia me dijo: ‘ah sí, yo no lo he probado pero es famoso’, entonces lo probé y me gustó muchísimo… Después compré otro y dije ‘guau amanecí sin cruda’ y a mi las crudas me dan horrible, de hecho mi amigo el embajador me dijo: ‘si te funciona a ti es que sí funciona’”, expresa.

¿Casualidad, coincidencia o destino? 

Después de haberla probado, el joven emprendedor se dio a la tarea de platicar con los dueños de la marca, quienes para su sorpresa resultaron ser conocidos. 

“Me invitan a la oficina de una empresa familiar en la que se dedican a hacer extractos herbolarios y resulta que el papá me ve y me dice: ‘yo te conozco’ y yo no sabía de dónde… Después me di cuenta de que íbamos al mismo club deportivo porque la familia con la que yo vivía eran amigos de ellos. Ahí se armó una muy buena relación, y me dijeron ‘Andrés lo qué quieras aquí estamos para ayudarte’”, comenta.

¿Empezamos casi quebrados? 

Uno de los primeros retos a los que se enfrentó Andrés al importar un producto fue el tema del etiquetado. 

“Cuando llega el producto se equivocaron, hubo un error de dedo y en lugar de colocar en la etiqueta 60 mg 5% pusieron 60 mg 0%... Por ese error me mandaron a reetiquetar todo, y yo no sabía que en los puertos tú podías reetiquetar en tu bodega como tú quisieras y sin problemas… Se tardaron cuatro meses y cada etiqueta salía en cuatro pesos por botella”, explica. 

Sin embargo, esos cuatro pesos por botella no fueron el problema. 

“Sale el producto ya reetiquetado y todo, después de un mes de trabas y demás, y me llega una factura casi de 200 mil pesos… Les dije: ‘oye ya llevate mi producto’, y ahí fue cuando me explicaron que el registro fiscal te cobra por etiquetar dentro de su almacén, es decir no importa que tu etiquetes te cobran por mantenerlos ahí… Yo no sabía eso, entonces me tocó desembolsar un montón de dinero y casi casi que empezamos quebrados la empresa, el primer pedido todos quebrados”, agregó. 

Survivor Shot salió al mercado mexicano en 2019, y en sus primeros cuatro meses de vida generó ventas sobre los 100 mil pesos mensuales, más de 10 mil botellas aproximadamente. Sin embargo, cuando llegó la pandemia pasaron de esa cantidad a cero. 

Actualmente, se encuentran recuperando el mercado y a sus distribuidores, de esta manera ya han logrado posicionarse entre las ventas de 30 a 60 mil pesos mensuales.

“Te lanzan a los tiburones, literal”

Imagen: Cortesía de Shark Tank México. 

Andrés Ojeda llegó a Shark Tank México, que se transmite todos los viernes a las 21:30 horas por Canal Sony, buscando una inversión de tres millones de pesos mexicanos por el 15% de la marca. 

Aunque algunos tiburones no estuvieron de acuerdo con el producto y argumentaron que “nunca apoyarían algo que dice que no sucede nada si consumes alcohol”, el tanque se llenó de mordidas cuando otros tres tiburones le hicieron una oferta al joven emprendedor. 

“Arturo me hizo la primera oferta, luego Rodrigo y luego Marcus… yo estaba analizando qué hacer, pero no te da tiempo de pensar y como que entré en shock, al principio tienes que procesar una oferta y después recibes más, yo sentí que en 30 segundos tuve que procesar en qué me podía ayudar cada quien… Te lanzan a los tiburones, literal”, dijo Andrés. 

Finalmente, el joven aceptó una oferta conjunta de Rodrigo Herrera y Arturo Elías Ayub, quienes le ofrecieron la cantidad que pedía, pero por 30 pesos de regalía en cada botella vendida durante tres años y si en ese tiempo esas regalías les regresan su dinero ambos empresarios decidirán si reinvertir lo que ganaron y quedarse con el 30% de la marca o salirse.

Sobreviviente de importación 

Importar un producto no es una tarea sencilla, y varios errores como el de la etiqueta le confirmaron a Andrés ese hecho, sin embargo, nunca se dio por vencido y hoy nos regala tres consejos para aquellas personas que tienen pensado traer un producto a México.

1. Investiga todo lo que puedas, más que nada las barreras de entradas al país, esto incluye todos los requisitos. 

“Que no te metan gol como a mi, haz una check list y ve marcándola cada vez que consigas un requisito…  Asesórate e importa una muestra antes con la etiqueta real para que estés preparado y tengas tiempo de pensar en cuál va ser tu siguiente movimiento”. 

2. Analiza tu mercado y los puntos de venta para tu posible producto. 

“Si es una inversión muy grande, pero si puedes trata de colocar producto antes de que te llegue. Por ejemplo: yo ya tenía vendido 25% del contenedor, antes de que me llegara el producto en el primer pedido”.

3. Lo más importante es el servicio al cliente. 

“En todos los negocios lo más importante es el servicio al cliente, ya sea de tu punto de venta o consumidor final, dales el debido seguimiento y el mejor servicio que esté a tu alcance”.

Ingresa Ahora