Merck permitirá a farmacéuticas alrededor del mundo replicar su píldora contra el COVID-19

Esto con el objetivo de ayudar a reducir contagios y riesgos de muerte.

Por
Nota original publicada en Alto Nivel

Merck aceptó permitir que otros fabricantes de medicamentos del mundo produzcan su píldora contra COVID-19. Esto, con la intención de ayudar a reducir contagios y hospitalizaciones, sobre todo en los países más pobres donde el proceso de vacunación avanza lentamente.

Depositphotos.com

Este fármaco —desarrollado por la farmacéutica estadounidense Merck Sharp & Dohme en colaboración con la biotecnológica Ridgeback Biotherapeutics—, puede reducir la capacidad del SARS-CoV-2 de multiplicarse en el cuerpo, evitando incluso el fallecimiento de adultos contagiados, según sugieren estudios.

El organismo Medicines Patent Pool mencionó mediante un comunicado que había firmado un acuerdo voluntario de licencia con Merck para producir molnupiravir. En este sentido, se podrán otorgar futuras licencias a empresas autorizadas para replicar el medicamento.

Hoy, anunciamos un acuerdo de licencia voluntaria con Medicines Patent Pool para ayudar a facilitar el acceso global de nuestro tratamiento contra Covid-19, una vez autorizado”, anunció Merck mediante sus redes sociales.

En contraste, ninguna farmacéutica recibiría regalías en tanto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considere que el Covid-19 es una emergencia mundial, donde el molnupiravir nace como la primera píldora con efectividad para combatir dicho padecimiento.

Con los resultados optimistas del fármaco de Merck, se espera que el acuerdo de licencia voluntario para un tratamiento contra el SARS-CoV-2 abra paso a otros. En tanto, ya se ha solicitado la autorización de la píldora a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y a la Agencia Europea de Medicamentos.

Efectividad de molnupiravir

A inicios de octubre, Merck reportó que su píldora reducía las hospitalizaciones y el riesgo de defunciones hasta en un 50% si esta se administraba desde la aparición de los primeros síntomas. El fármaco puede tomarse desde casa, por lo que refiere un alcance mayor en relación con la vacuna, ya que su administración es más sencilla.

De replicarse el molnupiravir a nivel mundial, habría una estrategia doble para combatir al SARS-CoV-2: Por un lado, el tratamiento con la píldora y por el otro, la prevención a largo plazo por medio de las vacunas.

Ingresa Ahora