Trabajadores de Starbucks denuncian a la cadena por acoso y amenazas para impedirles crear un sindicato

Un grupo de trabajadores de Starbucks afirma que desde hace casi tres meses han sido víctimas de intimidación y amenazas por parte de Starbucks, con el fin de hacerlos desistir en su intento por crear un sindicato.

Por

En este momento, muchas empresas en Estados Unidos compiten para conseguir personal, en medio de una crisis por la escasez de mano de obra. A pesar de ello, la cadena de cafeterías Starbucks no teme enfrentar un pleito legal con sus trabajadores, quienes denunciaron a la empresa por acoso, amenazas e intimidación, con el fin de impedirles formar un sindicato.

Depositphotos / SBWorkersUnited vía Twitter

El pasado 4 de noviembre, el sindicato Workers United presentó una denuncia contra Starbucks en un juzgado de Buffalo. Los documentos, citados por agencia Efe, representan las quejas de 128 trabajadores de tres locales de la cadena en dicha ciudad, ubicada al norte de Nueva York, quienes intentan crear el que sería el primer sindicato de esta gran compañía con presencia global, la cual ha boicoteado todas las iniciativas de este tipo hasta ahora.

Los denunciantes señalan que en agosto de 2021 la cadena inició una “campaña de amenazas, intimidación y vigilancia” contra el grupo de empleados. La estrategia habría sido una “respuesta a los esfuerzos de los compañeros de Buffalo de organizar un sindicato”,

El grupo de empleados de Buffalo creó una cuenta de Twitter donde reafirman las acusaciones contra Starbucks por acoso. También invitan a otros compañeros a sumarse al movimiento y compartir sus experiencias, publican actualizaciones y hasta tienen un logo: un puño negro alzando uno de los icónicos vasos de las famosas cafeterías.

La próxima semana, los 128 trabajadores de Buffalo que procedieron contra Starbucks iniciarán una votación online para decidir si se organizan bajo un sindicato o no.

¿Cómo empezó el problema por el sindicato de Starbucks?

En agosto pasado, los empleados solicitaron sindicarse a la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, por sus siglas en inglés), organismo que autoriza la formación de organismos gremiales.

En un intento de frustrar la iniciativa, Starbucks argumentó ante la Junta que la votación debía incluir a todos los empleados de sus veinte locales en Buffalo, y no solo a los de las tres cafeterías que lanzaron la propuesta original.

Tras más de dos meses de debate, la NLRB por fin dio su veredicto el pasado 29 de octubre: garantizó el derecho de los trabajadores a crear un sindicato en los tres locales que lo solicitaron.

A pesar de las acciones tomadas por miembros de su staff, Starbucks ha respondido públicamente que no aprueba la creación de un sindicato.

“Trabajamos juntos y colaboramos, así es como resolvemos los problemas, así es como evolucionamos, así es como servimos a nuestros clientes, como socios. Por eso estamos en desacuerdo (con la idea de un sindicato), pero estamos buscando opciones y vamos a hacer lo que siempre hemos hecho, servir a nuestros socios”, dijo Kevin Johnson, director ejecutivo de Starbucks, a CNBC el pasado 29 de octubre.

Ingresa Ahora