Trabajó en una maquiladora de Ciudad Juárez por 10 años. Así forjó un nuevo camino con una franquicia

En el marco del Día internacional de la Mujer Emprendedora, Araceli Meraz, quien desde hace más de 10 años decidió emprender a través de una franquicia, nos comparte su historia.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Depositphotos.com / Cortesía

Cuando hablamos de emprendimiento, no solo hablamos de innovación y océanos azules, sino también de una oportunidad de inversión y rentabilidad en el mediano y largo plazo. Aún más importante, hablamos de historias de personas que han decidido aventurarse a tener un negocio propio y una mayor independencia financiera. Para ellas, existen diversas alternativas al momento de decidir iniciar un negocio. Por un lado, tienen la posibilidad de comenzar una empresa desde cero con sus propios medios, o bien, explorar un modelo de franquicias, las cuales destacan por ofrecer una apuesta probada lo cual representa un respaldo a la hora de emprender. Que en México existan alrededor de 1,500 franquicias operando lo demuestran.

Aunque la incertidumbre ha definido la conversación económica y financiera durante los casi últimos dos años, el panorama es alentador para las mujeres mexicanas. Ciertamente, el camino por recorrer es largo, y todavía faltan cosas por cambiar; sin embargo, los logros de las mujeres emprendedoras en el país son dignos de celebrarse dentro y fuera del marco del Día Internacional de la Mujer Emprendedora.

Impacto de las franquicias en México

En un estudio realizado por la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), se detectó que, al cierre del 2019, el sector de las franquicias en México aportaba el 4.2% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, con un crecimiento del 8% anual. Es decir, presenta un crecimiento mayor que el de la economía nacional. Asimismo, se identificó que las franquicias son capaces de generar alrededor de 900,000 empleos por año. Para finalizar, del total de número de franquicias que existen en el país, el 85% de son nacionales, mientras que el 15% restante proceden del extranjero.

Las mujeres están ganando terreno

De acuerdo con el INEGI, en México solo el 19% de los emprendedores son mujeres. Sin embargo, su participación en sectores económicos como el comercio –el sector con mayor peso dentro del Producto Interno Bruto (PIB) nacional–, servicios sociales, restaurantes, y servicios de alojamiento, supera el 50%; las mujeres son un pilar de la economía nacional.

Araceli, de trabajar en la industria maquiladora a dueña de un negocio propio

Araceli Meraz es una de las tantas mujeres mexicanas que han decido que un negocio propio era el siguiente paso en su desarrollo, y lo ha hecho de la mano de un modelo de franquicias. Fue así como después de 15 años de dedicarse a los Recursos Humanos, decidió investigar las mejores opciones para lograrlo, y finalmente dio con la propuesta de Subway: “Nació de un sentimiento de querer emprender, de querer pasar más tiempo con mi familia y de seguir trabajando”, comenta. En ese entonces, Subway mostraba un fuerte crecimiento tanto a nivel nacional como a local en Ciudad Juárez, y la solvencia que ofrecía fue lo que la ayudó a tomar una decisión. La versatilidad de este modelo y su flexibilidad para estar cerca de sus hijos la llevaron a abrir su restaurante en 2009.

Un servicio rápido y cercano

Araceli, de Ciudad Juárez, trabajó durante muchos años en el área de Recursos Humanos en la industria maquiladora, lo que le ayudó a reconocer que las relaciones personales son un pilar importante para el crecimiento profesional, algo que sería clave en su nueva aventura. “Quería seguir creciendo, y estar al frente de un área como Recursos Humanos te sirve para entender que las personas son lo más importante. En Subway, más que colaboradores somos una familia”.

La cercanía con el cliente y con los miembros de su equipo ha sido uno de sus sellos distintivos, lo que sin duda la ha convertido en una gran líder y emprendedora. “Disfruto mucho estar al pendiente del restaurante y acompañar al equipo. Cada que tengo la oportunidad, me gusta ofrecer una degustación a nuestros clientes y buscar una “excusa” para poder convivir con los chicos y que crezcamos como equipo. Lo esencial es siempre estar ahí y cuidar de todos”.

Dónde hay retos, también hay logros

Si algo nos enseñan las adversidades es que siempre podemos hacerles frente. Las medidas de higiene que se tomaron a raíz de la pandemia impactaron mucho en la economía y en el estilo de vida de todos al frente y detrás del mostrador. “El hacer sentir seguro al equipo en medio de la incertidumbre y el ofrecer un buen servicio evitando el contagio, fue lo más importante en estos últimos años”, comentó Araceli. Además, México y el mundo se encuentra navegando en un proceso de recuperación económica, por lo que apoyar a los clientes es un aspecto que todo negocio debe cuidar. Ante este panorama, Araceli siguió viendo en Subway un modelo rentable: “Uno de los principales logros que me gusta celebrar es haber sido uno de los locales con más ventas”.

Un estilo de vida para las mujeres que buscan emprender 

De acuerdo con cifras del INEGI, del total de mujeres emprendedoras que existen en el país, el 29% buscaban tener un negocio propio y mayor independencia financiera, mientras que el 20% lo hacían para mejorar la calidad de vida propia y de sus familias.

Sin duda las mexicanas son trabajadoras, y para Araceli el éxito se mide también por el estilo de vida que se lleva. La independencia financiera y la flexibilidad laboral son elementos que hacen prosperar a las franquicias orientadas al servicio: “El estar al frente de este restaurante se adapta muy bien a una mujer con familia en tiempos y horarios, de tal manera que incluso en los días de inventario, tengo tiempo para dejar todo listo, pasar tiempo con mis hijos e ir a trabajar”.

Liderar un negocio implica enfrentar retos y estar siempre dispuesto a identificar y apostar por las oportunidades que puedan surgir. “Las mujeres tenemos muchas oportunidades para emprender; mi consejo para ellas es que encuentren eso que las apasiona, lo siembren y lo hagan crecer”, concluye Araceli. Sin duda, las situaciones adversas van a estar presentes, ya sea que se emprenda desde cero, se busque innovar en el mercado, o bien, se replique un modelo preexistente.

Este Día Internacional de la Mujer Emprendedora, las historias de mujeres tenaces y apasionadas, como la experiencia de Araceli, pueden servir de ejemplo para todas aquellas que tienen un sueño, una motivación y quieran prosperar de la mano de un negocio propio.

Ingresa Ahora