Los puntos claves para triplicar una empresa antes de los 25 años

La única forma de llegar lejos, es tener una visión clara de nosotros mismos y del negocio.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Desde pequeños, nos has enseñado que comenzaremos a cosechar nuestros éxitos profesionales hasta que contemos con una edad superior a los 30 años… Y esto no es del todo cierto. 

Depositphotos.com

¿Cómo lograrlo? Primero, hay que tomar en cuenta que para ser exitosos, (desde que nos encontramos en la educación superior) debemos establecer las metas profesionales y el plan de vida que guiará nuestras decisiones. Puesto que con esta fórmula, con tan solo 25 años, he logrado convertirme en el director comercial de una de las 10 empresas de seguridad más importantes en México y también, hemos triplicado el capital y posicionamiento de nuestra empresa. 

A continuación, te presento los cuatro puntos clave que debes tomar en cuenta si deseas triplicar los ingresos de tu empresa antes de los 30: 

1. Nutrir nuestra mente

Aunque parezca ser un punto muy espiritual, antes de pensar en incrementar el tamaño de tu negocio, deberás documentarte en todos los aspectos y ramificaciones del negocio (operativos, legales, publicidad y ventas). 

Adicionalmente, será indispensable mantener una relación profesional con personas que tengan mayor experiencia que tú, pues esto fortalecerá tu constante capacitación empresarial y nutrirá no solo a la empresa, sino también al equipo de trabajo que te acompaña en cada éxito.

2. Mantener la mente ambiciosa 

La única forma de llegar lejos, es tener una visión clara de nosotros mismos y del negocio. Esto lo podrás lograr a través del cumplimiento metas ambiciosas que te motiven a seguir evolucionando. El hecho de contar con metas que involucren potencializar tu negocio de forma ambiciosa, te obligará y presionará a buscar alternativas y adecuaciones para que se pueda moldear a lo que necesita ser, logrando alcanzar la grandeza. Para esto, recomiendo contar con reuniones mensuales en las que se califique el avance de la meta a la cual queremos llegar, establecer nuevos procedimientos de trabajo que faciliten el camino y compartir los obstáculos que hemos transitado para sí evitar caer en ellos.

3. Buscar o crear nuestro océano azul

Si bien el concepto del océano azul y rojo es muy conocido, los tendemos a delimitar, o más bien, tipificar como una forma de encontrar industrias poco penetradas y con mucha demanda. Aunque esto es cierto, también podemos buscar océanos azules dentro de una misma industria, los cuales a veces, se tienen que crear. Para esto, debemos tener claro la problemática que estamos intentando solucionar (una vez teniendo esto, usar nuestra creatividad para encontrar una solución no disponible que pueda ponerse encima de lo que ofrece la competencia).

4. Implementar marketing, marketing y más marketing 

Podemos tener el mejor producto y/o servicio, pero si no contamos con un equipo o que tenga las habilidades comunicativas (ya sea digitales o físicas), no lograremos conectar el negocio con quienes lo necesitan. Herramientas tales cómo el Marketing digital, (el cual incluye las ramificaciones como: UX, Redes Sociales y AI) permitirán posicionarnos sobre los competidores y así alcanzar con facilidad las metas que buscamos.

Adicionalmente, es importante valorar las profesiones que rodean a todos los negocios para así establecer una base sólida que nos de la mano en cualquier situación que encontremos. 

Además de todo lo mencionado anteriormente, recomiendo contar con un tiempo de valoración antes de comenzar cualquier actividad laboral que tengamos. Es decir, evaluar las competencias con las que contamos, las que necesitamos potencializar y aquellas que serán cubiertas por nuestro equipo. El miedo a conseguir el éxito siempre estará presente, pero es esa misma energía negativa la que debemos ocupar para convertirnos en el éxito que deseamos conseguir, sin importar nuestra edad.

Recuerda: el éxito no se puede medir con la edad, si no con constancia laboral y las herramientas que estemos dispuestos a utilizar para concretar nuestras metas. 

Ingresa Ahora