Cómo demostrar que está escuchando activamente mientras realiza una videoconferencia con su equipo

Es posible liderar con empatía, incluso en 2021. Así es como se hace.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El año pasado ha dado lugar a muchas conversaciones difíciles, y las conversaciones difíciles a menudo llevan a las personas a dejar a un lado inconscientemente su humanidad y empatía para salir ilesas. Estamos rodeados de pérdida de empleo, enfermedad, muerte, disturbios civiles y una mayor depresión y ansiedad; en nuestra realidad actual, la compasión es más necesaria que nunca.

VioletaStoimenova | Getty Images

Como neonatólogo, he aprendido mucho sobre cómo transmitir compasión y sobrellevar incluso las conversaciones más difíciles con los pacientes y sus seres queridos. Ahora he tomado lo que aprendí como médico de cuidados intensivos y lo apliqué al lugar de trabajo. En la medicina y en los negocios, las habilidades de comunicación sólidas generalmente no son inherentes: algunas de las personas más talentosas y bien intencionadas luchan por transmitir empatía cuando se enfrentan a situaciones difíciles, lo que hace que sea aún más importante tomar medidas activas para mejorar.

Incluso antes de la pandemia, las empresas comenzaban a reconocer que la empatía, una parte clave de la inteligencia emocional, tiene un impacto significativo en el desempeño organizacional. Los estudios han demostrado que los líderes empáticos pueden aumentar el compromiso de los empleados, impulsar la productividad y la colaboración, impulsar la creatividad y la innovación y aumentar la retención de empleados. Un estudio de 2019 realizado por Businessolver encontró que el 78% de los empleados encuestados trabajarían más horas para un empleador más empático y el 82% de los empleados consideraría dejar su trabajo por una organización más empática.

El rápido cambio al trabajo a distancia y la abrumadora interrupción de todos los aspectos de la vida han elevado la necesidad de un liderazgo compasivo. A medida que las políticas de trabajo desde casa se vuelven cada vez más comunes, los líderes y gerentes no solo deben priorizar el liderazgo empático, sino también aprender a transmitirlo mientras trabajan de forma remota.

Las siguientes habilidades te ayudarán a demostrar empatía, incluso cuando sea a través de una pantalla.

Escucha activa

La escucha activa se define como la capacidad de concentrarse por completo en un hablante, comprender lo que se dice y responder de manera reflexiva. La escucha activa, una parte clave para demostrar empatía, es un conjunto de habilidades que tampoco siempre es natural, se aprende y desarrolla con la práctica.

Para practicar la escucha activa, evite interrumpir, apresurar la conversación o cambiar de tema cuando se reúna con un empleado. Suponga que una reunión finaliza una llamada de Zoom. En ese caso, intente evitar la multitarea, como revisar simultáneamente un correo electrónico o un mensaje de texto. Para mitigar las tentaciones y distracciones, cierre sus correos electrónicos y plataformas de mensajería y desactive las notificaciones de escritorio antes de una llamada de Zoom. Trate las llamadas remotas con tanto respeto como lo haría en una reunión cara a cara.

La escucha activa ayuda a los líderes a conectarse mejor con sus empleados y a comprenderlos, y a fomentar un entorno de comunicación abierta que genera confianza y simpatía. Este componente del liderazgo empático le permite ver las cosas con mayor claridad desde la perspectiva del empleado y establecer una conexión emocional más fuerte.

Relacionado: ¿Te estás quedando sin cosas que decir en Zoom? Este experto en comunicación quiere ayudar.

Preste mucha atención al lenguaje no verbal

La empatía a menudo requiere una gran cantidad de lectura entre líneas. Esta habilidad implica no solo comprender lo que se dice, sino comprender las emociones y las señales no verbales, como el lenguaje corporal y el tono de voz que acompañan a las palabras. Esto puede ser aún más difícil de leer en video, así que preste mucha atención a las reacciones faciales de los empleados.

El profesor de psicología de la UCLA, Albert Mehrabian , determinó cuánto peso ponía un grupo de oyentes en la palabra hablada, el tono de voz y el lenguaje corporal. El profesor Mehrabian descubrió que solo el 7% de un mensaje se deriva de las palabras, el 38% del tono y el 55% del lenguaje corporal.

Esto subraya la importancia de utilizar señales no verbales para comprender mejor lo que siente un empleado. Piense también en su propia presencia en su próxima videollamada. Considere sus expresiones, la forma en que está sentado o incluso cómo su contacto visual podría estar enviando un mensaje. Las personas pueden saber si estás comprometido y mirándolas a los ojos, incluso en una llamada remota.

Hacer preguntas

Hacer preguntas es otra forma de demostrar empatía. Las preguntas intencionales sobre los pensamientos y sentimientos de un empleado pueden ayudar a facilitar las conversaciones y alentar a los empleados a ser más transparentes sobre cómo se están enfrentando. Un simple "¿Cómo estás?" o "¿Hay algo que necesite o cómo puedo ayudar?" tiene más peso en este entorno actual que antes. Tenga cuidado de no interrumpir. Las preguntas abiertas a menudo revelan la mayor cantidad de información y transmiten empatía.

La implementación de este tipo de preguntas en las interacciones con los empleados, especialmente en lugares remotos, puede ser de gran ayuda en términos de crear y demostrar un estilo de liderazgo más compasivo.

Relacionado: 5 juegos para jugar en su próxima hora feliz virtual

Estar completamente presente

Una parte clave para demostrar empatía es estar completamente presente cuando se conecta con los empleados. La conexión virtual no se transfiere automáticamente a la conexión humana: debe hacer un esfuerzo activo. Si bien esto puede ser más difícil de transmitir mientras trabaja desde casa, aún puede priorizar un comportamiento completamente presente cuando está lejos. Póngase en contacto con los miembros de su equipo a menudo y evite comunicarse solo a través de plataformas de mensajería. En su lugar, salte a una llamada o un video, incluso si es para una pregunta rápida. Deje en claro que todavía está allí para recibir apoyo, recursos, comentarios, etc., no solo como gerente, sino como humano.

Se puede obtener mucha comprensión cuando los trabajadores sienten que su líder es accesible y alguien a quien pueden acudir mientras trabajan desde casa.

Establecer áreas de similitud

Una de las mejores formas de conectar genuinamente con alguien, tanto dentro como fuera del trabajo, es encontrar puntos en común. En el entorno de Covid-19, todo el mundo está experimentando interrupciones en casi todos los aspectos de la vida. Al compartir algunos de los desafíos que está experimentando en su propia vida, puede establecer una conexión sólida con los miembros del equipo que probablemente se enfrentan a los mismos desafíos. Esta técnica puede abrir las líneas de comunicación con el empleado y aumentar su nivel de comodidad al hacer que el liderazgo parezca más accesible.

Los empleados necesitan líderes empáticos para hacer frente a la incertidumbre que se ha convertido en la nueva normalidad. El estudio anual de empatía en el lugar de trabajo de Businessolver señaló que año tras año, más del 90% de los empleados encuestados dicen que la empatía en sus organizaciones es importante. Aún así, a principios de 2020, hubo una disminución de 10 puntos en la cantidad de personas que dicen que su organización fue empática en los últimos dos años.

Esto apunta a la necesidad de que los líderes empresariales hagan de la empatía parte de su ADN. Con una capacitación que incluye juegos de roles y retroalimentación, puede desarrollar los comportamientos empáticos que ahora son imperativos. La firma de talentos Mercer resumió esto diciendo : "Solo una cultura empática puede mantener a los empleados con energía en medio de tanta incertidumbre, mejorando la estabilidad y la agilidad que las organizaciones buscan en estos tiempos tumultuosos".