5 habilidades que deberían ser parte de la capacitación de todo gerente

Un manual, por sí solo, no será suficiente. La formación continua es clave.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Tener líderes sólidos en cada parte de su organización es uno de los factores más importantes para el éxito a corto y largo plazo. Los gerentes fuertes contratan y retienen empleados de calidad, aumentan la productividad, inspiran la innovación y ayudan a desarrollar una cultura sólida que genera éxito.

FG Trade | Getty Images

Si bien contratar a las personas adecuadas para los puestos directivos es obviamente un primer paso importante, proporcionarles una formación adecuada y continua es el siguiente paso fundamental. Como dijo John Rockefeller, "la buena administración consiste en mostrarle a la gente promedio cómo hacer el trabajo de la gente superior". Al brindar una capacitación eficaz a los nuevos gerentes, los líderes organizacionales ayudan a preparar a los gerentes para el éxito al mismo tiempo que les brindan la confianza que necesitan en su nuevo rol.

Es fácil pensar que la capacitación de nuevos gerentes es una formalidad que podría abordarse en gran medida a través de un manual de gestión. Evite esta tentación. Sea reflexivo sobre lo que se incluye en la formación de gestión. Hacerlo conducirá a gerentes más seguros, empleados más felices y productivos y mejores resultados organizacionales.

Aquí hay cinco habilidades esenciales que deberían ser parte de la capacitación de todo gerente.

1. Comunicación eficaz

Ser un buen comunicador y comprender la importancia de una comunicación eficaz es una de las claves para ser un buen gerente. Los gerentes se comunican constantemente, tanto con los empleados que administran como con la gerencia de nivel superior a la que dependen. Como resultado, es clave que los gerentes comprendan cómo comunicarse de manera clara y concisa y que desarrollen hábitos de comunicación regular, tanto formal como informal, con sus equipos.

Parte del desarrollo de buenas habilidades de comunicación implica ser consciente de la comunicación no verbal, escuchar atentamente y aprender a responder a las quejas y comentarios negativos. También implica dar retroalimentación regular, tanto buena como mala, y desarrollar las habilidades para ofrecer retroalimentación constructiva de una manera productiva. Los mejores comunicadores son capaces de abordar conflictos y son expertos en la resolución de conflictos.

Obviamente, las habilidades de los grandes comunicadores se desarrollan durante largos períodos de tiempo y mediante un trabajo extenso. Sin embargo, la comunicación efectiva es un tema en el que los gerentes deben estar capacitados desde el principio. Centrarse en la comunicación en la formación de nuevos gerentes no solo ayudará a que los gerentes sean mejores comunicadores, sino que también dejará en claro que la buena comunicación es algo que su organización valora y con lo que está comprometida.

2. Desarrollar y entrenar a los miembros del equipo

Los mejores gerentes son efectivos para entrenar y desarrollar a todos los miembros de su equipo. Si bien esta es una habilidad que es más natural para algunos que para otros, es algo que debe abordarse en la capacitación de nuevos gerentes y revisarse constantemente en el desarrollo profesional continuo.

Los buenos entrenadores pueden ayudar a los empleados a concentrarse y desarrollar habilidades específicas, trabajar en áreas de lucha y encontrar oportunidades para un crecimiento y desarrollo continuo en su organización. También pueden generar confianza, inspirar a sus equipos y alentar a todas las personas que administran.

El coaching es una de las tareas más importantes de los gerentes, pero también es una de las más difíciles. Dadas las complejidades de este rol y los diferentes conjuntos de habilidades que aportan los gerentes, es una buena idea incluir una introducción básica al coaching en la capacitación gerencial y luego incluir una capacitación de coaching más personalizada en el desarrollo profesional continuo de cada gerente.

3. Inclusividad

"Inclusividad" es un término que se usa mucho en la capacitación, pero es uno en el que los gerentes deben enfocarse y priorizar. Tener un equipo diverso donde todos los miembros se sientan valorados y escuchados no solo garantizará un lugar de trabajo positivo y saludable, sino que también conducirá a una mayor retención de empleados, una mayor capacidad para contratar empleados de calidad y una mayor productividad. Los líderes y gerentes deben dedicar tiempo a enfocarse en cómo es la inclusión y por qué es esencial.

Relacionado: 4 formas de cultivar la inclusión y la compasión en el lugar de trabajo

4. Creación de un plan de desarrollo profesional personalizado a largo plazo

Los empleados de todos los niveles deben desarrollarse constantemente y mejorar en sus trabajos. Los gerentes, en particular, deben adoptar y modelar una mentalidad de crecimiento, mostrando a su equipo cómo se ve al reconocer áreas de oportunidad para el crecimiento y trabajar para desarrollar habilidades en esas áreas.

Con eso en mente, parte de la capacitación gerencial debe ser identificar áreas específicas para el crecimiento de cada gerente y crear un plan de desarrollo a largo plazo para abordar esos problemas. El desarrollo continuo del liderazgo siempre es importante, pero es particularmente útil crear planes personalizados desde el principio. Idealmente, esto también ayudará a los gerentes a hacer lo mismo con sus equipos y a construir de manera más efectiva una cultura de autoconciencia, mentalidad de crecimiento y compromiso con el desarrollo continuo.

Relacionado: Cómo priorizar el desarrollo profesional de su equipo, incluso de forma remota

5. Gestión del tiempo

Uno de los mayores desafíos para los nuevos gerentes es la administración del tiempo. Las interrupciones inesperadas, el aumento de las obligaciones y reuniones y las nuevas responsabilidades a menudo dificultan que los gerentes hagan malabares con sus muchas tareas. Las habilidades sólidas de administración del tiempo son importantes y, a menudo, determinan el éxito de los nuevos gerentes.

Durante la capacitación, considere sentarse con los gerentes y programar una semana promedio. Ayude a asignar tiempo para tareas específicas, reservar algo de tiempo para las interrupciones y priorizar las metas diarias, semanales y mensuales. Esta será una habilidad que los gerentes continuarán desarrollando una vez que estén en su rol, pero es importante que todos los gerentes tengan habilidades efectivas de administración del tiempo desde el principio, junto con las herramientas necesarias para organizar eficazmente sus horarios y compromisos.

Relacionado: ¿El secreto para una gestión eficaz del tiempo? Bloques de tiempo más pequeños

La capacitación adecuada preparará a los gerentes para el éxito. La mejor medida de una gestión adecuada es el desempeño. El objetivo de la capacitación y el desarrollo gerencial es asegurar que todos los gerentes se desempeñen, que sus equipos se destaquen y que lideren a los empleados invertidos, productivos y felices.

Pensar en la capacitación y el desarrollo continuo es una de las cosas más importantes que los líderes pueden hacer para garantizar que todos los gerentes tengan las habilidades y la mentalidad necesarias para liderar y ayudar a hacer crecer sus organizaciones.