La estructura de 9 pasos de talleres remotos impactantes

Cómo asegurarse de que su taller con el mejor rendimiento sea compatible con control remoto.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La forma en que trabajamos y enseñamos ha cambiado. Las notas adhesivas se han reemplazado por herramientas digitales colaborativas y charlas de café con salas para grupos pequeños en Zoom. No interrumpimos, hacemos clic en el icono de levantar la mano . Ya no intercambiamos miradas, cambiamos nuestro enfoque de ventana en ventana.

Vichien Petchmai | Getty Images

Entre líderes y educadores, la opinión es unánime: “No es lo mismo”. La mayor queja cuando se trata de talleres remotos es la falta de compromiso. ¿Nuestros asistentes siquiera están prestando atención? Hay tantas señales no verbales que se pierden cuando cambiamos de un entorno cara a cara a un entorno en línea. ¿Cómo podemos asegurarnos de que nuestros alumnos estén comprometidos e interesados detrás de la pantalla?

Para abordar esta preocupación, utilizarélos 9 eventos de instrucción de Robert Gagne adaptados a un entorno remoto.

1. Llame la atención

Gagne identificó las condiciones mentales para el aprendizaje en su libro Condiciones de aprendizaje , publicado por primera vez en 1965 y todavía muy relevante para los diseñadores instruccionales de hoy. El primero de los nueve eventos está "ganando atención", y parece obvio si lo pensamos. Si no puede captar la atención de los asistentes, ¿por qué querrían escuchar lo que tiene que decir?

Este principio se puede aplicar fácilmente a talleres remotos. Por ejemplo, introduzca un tema con una pregunta que haga reflexionar o despierte la curiosidad de los asistentes con una historia o un problema interesante. En esta etapa, la clave es sorprenderlos, involucrarlos, incluso incorporar un rompehielos si es necesario. Esto funciona mejor cuando su taller es realmente completamente remoto. Si la mitad de su equipo está sentado junto y la otra mitad está remota, asegúrese de que cada persona esté iniciando sesión desde su propia computadora. Será mejor si se asegura de que todos estén involucrados y que nadie se quede atrás. Ahora que tienes su atención, están listos para escucharte.

Relacionado: 5 rompehielos profesionales que puedes hacer de forma remota

2. Informe a su audiencia de los objetivos.

Si lograste entusiasmar a tu audiencia, bien hecho. El siguiente paso es gestionar las expectativas. Esto a menudo se pasa por alto incluso en circunstancias típicas, lo que tiene un gran impacto en lo atractiva y significativa que es la experiencia. ¿Qué aprenderán sus asistentes? ¿Qué podrán lograr al final de la sesión? ¿Cómo les beneficiará esta formación? Si tiene un impacto directo en su trabajo, ¿cuál es su desempeño requerido? Asegúrese de proporcionar esta información y también ejemplos para que todos entiendan claramente lo que se espera de ellos. Esto es especialmente importante cuando está llevando a cabo un taller remoto, porque siempre que sus alumnos comprendan los beneficios y riesgos, estarán más motivados y receptivos a la capacitación.

3. Estimular el recuerdo del aprendizaje previo

Dar sentido a la nueva información no es fácil y puede desmotivar fácilmente a sus alumnos si el tema les es completamente ajeno. En un entorno remoto, donde muchas personas pueden no sentirse cómodas hablando (sin mencionar los temidos retrasos), puede ser especialmente abrumador aprender algo nuevo. Una forma sencilla de abordar este problema es preguntar a los alumnos sobre sus experiencias pasadas. ¿Cuál es su comprensión de la información relacionada? Si ha cubierto el mismo tema en talleres anteriores, asegúrese de que puedan relacionarse con conceptos anteriores. Hágales preguntas, haga un examen sorpresa, hágalo divertido.

Relacionado: Qué esperar después de un año de lo inesperado

4. Presenta el contenido

Ahora está listo para enseñar. En esta fase se pueden aplicar varias estrategias y enfoques de aprendizaje, pero cuando se trata de talleres remotos, hay algunas consideraciones clave para recordar. Presente la información en pequeños fragmentos e implemente descansos con frecuencia. La fatiga del zoom es real. No importa cuán atractivo sea su tema, perderá la atención de su audiencia si presenta durante demasiado tiempo. Mantenga sus materiales variados usando videos, texto, imágenes y ejemplos prácticos. Asegúrese de que sus alumnos estén involucrados y no sea solo usted quien esté hablando. Invítelos a discutir el tema, incorpore actividades y anime a todos a hacer preguntas. Herramientas como las salas de reuniones de Zoom o las pizarras digitales pueden ayudarlo a hacer que el taller sea más interactivo.

5. Proporcionar orientación para el aprendizaje

Este paso es crucial para cualquier actividad de aprendizaje remoto. Cuando las personas interactúan cara a cara, es natural pedir orientación adicional. En un taller remoto, debe hacer un esfuerzo adicional para estar presente y brindar la orientación adecuada para el aprendizaje. Por ejemplo, si está realizando una actividad para romper el hielo que requiere una herramienta específica, asegúrese de que todos entiendan cómo usarla. Proporcione ejemplos siempre que pueda. Si divide a su audiencia en grupos y salas de reuniones, haga lo mismo que haría en persona: alterne entre grupos y ayúdelos a completar las actividades requeridas. Lo último que desea es que sus alumnos se sientan sin apoyo, especialmente si no están familiarizados con las herramientas tecnológicas.

6. Obtener desempeño (práctica)

Dale a tu audiencia la oportunidad de aplicar lo que aprendieron. Esto a menudo significa darles tareas en un entorno remoto y un merecido descanso lejos de la computadora. Si la actividad requiere que sus alumnos estén juntos en el mismo entorno, considere programar una sesión separada. Si bien es fácil organizar un evento de un día en persona, no puede suceder lo mismo de forma remota. No obligue a sus asistentes a sentarse frente a la computadora durante horas. Necesitas adaptar tu entrenamiento a circunstancias remotas.

Relacionado: Cómo la tecnología moderna está remodelando la industria del e-learning

7. Proporcione comentarios

Una vez que sus alumnos hayan intentado aplicar lo que han aprendido, necesitarán recibir comentarios. La retroalimentación es más efectiva cuando es inmediata, personalizada y detallada. Si no puede dar comentarios durante la sesión, asegúrese de proporcionar comentarios por escrito sobre cualquier asignación o tarea. Considere combinar sus aportes con la evaluación de pares y la autoevaluación. Por ejemplo, puede proporcionar un formulario de autoevaluación antes de abordar la tarea en detalle en la siguiente sesión.

8. Evaluar el desempeño

¿Qué tan efectivo fue tu entrenamiento? Solo puede responder a esta pregunta si mide el éxito de sus resultados de aprendizaje. Para hacer eso, necesitará evaluar el desempeño de su audiencia. Hay diferentes formas de medir el impacto de la formación, según los objetivos del taller. Las evaluaciones escritas pueden ayudarnos a comprender el progreso y la comprensión general de un tema determinado, pero a menudo no son suficientes. Especialmente en un entorno remoto, donde es fácil buscar información en línea, a menudo nos enfrentamos al dilema de memorizar o comprender versus aplicar. Asegúrese de realizar un seguimiento de los objetivos correctos para poder evaluar el rendimiento real y el impacto de su capacitación en su audiencia.

9. Mejorar la retención y la transferencia

El propósito de cualquier taller es que su audiencia (equipo, empresa, clientes) pueda aplicar lo que ha aprendido a situaciones del mundo real y mejorar su desempeño o habilidades en base a ese conocimiento recién adquirido. Un programa de formación eficaz se centra en el rendimiento y facilita la retención y la transferencia en el trabajo. Al final de su taller, sus asistentes deben sentirse preparados y empoderados para aplicar lo que han aprendido por sí mismos. Presente a sus alumnos ejemplos de la vida real y permítales practicar dentro del espacio seguro de su taller. La repetición, el recuerdo, la retroalimentación y la práctica son fundamentales en este proceso. Si hay materiales de referencia que serán útiles para las tareas diarias de sus alumnos, asegúrese de proporcionarlos.

La aplicación del modelo de nueve pasos de Gagne a un taller remoto lo ayuda a crear un programa de capacitación que sea efectivo, atractivo y significativo. El marco de Gagne también se puede utilizar en combinación con otros métodos y modelos de entrenamiento populares. Un programa de formación solo tiene éxito cuando se produce el aprendizaje. Para que suceda el aprendizaje, necesitamos comprender la ciencia detrás de cómo las personas aprenden y aplican estos principios a cada contexto único. Ese es el corazón de nuestro nuevo entorno remoto, primero digital.