¿Su cultura en el lugar de trabajo está perdiendo el factor X?

Para saberlo, analice detenidamente estas nueve áreas clave.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Pasamos mucho tiempo en el trabajo, por lo que tiene sentido que los propietarios de negocios, los líderes y los profesionales de RR.HH. se preocupen por sus entornos de trabajo y cómo los empleados perciben sus organizaciones. Sin embargo, muchos de estos mismos líderes piensan que la cultura del lugar de trabajo se encarga automáticamente de sí misma.

Drazen_ | Getty Images

La realidad es que la cultura del lugar de trabajo debe ser una serie de consideraciones, decisiones y acciones intencionales para cultivar una organización donde los empleados y el negocio en general prosperen. Aquí hay nueve puntos de control de la cultura del lugar de trabajo que debe revisar para asegurarse de que la cultura de su empresa vaya en la dirección correcta:

1. Tu MVP

MVP significa misión, visión y propósito. Este es tu por qué. Es el pegamento que mantiene unida a su organización y la guía hacia el futuro. Como líder, su MVP realmente se convierte en su jugador más valioso. Tener un buen MVP puede ayudar a los empleados a navegar por la incertidumbre e inspira su compromiso con la organización.

2. Valores

Los valores son sus hitos al dirigir a los líderes y empleados a tomar las mejores decisiones para la organización. En mi primer trabajo después de la universidad, trabajé para una empresa que valoraba la honestidad y el servicio. Los líderes ejemplificaron estos rasgos y se filtraron a través de todos los niveles de la organización. Estos valores formaban parte del tejido de la empresa y formaban parte de las reuniones, el logo y las comunicaciones corporativas. Como resultado, los empleados estaban comprometidos y orgullosos de ser parte de algo más grande que ellos. Cuando los valores están claramente articulados, los empleados tienen expectativas claras y saben cómo actuar en el mejor interés de la organización.

3. Tradiciones y prácticas

Es probable que su empresa tenga una forma particular de hacer las cosas: cómo se comunican los empleados con los demás, los procedimientos operativos estándar y la estructura organizativa son algunas de las normas específicas de una empresa. Todos estos forman las tradiciones y prácticas de su organización, y cultivar estos hábitos hará que su lugar de trabajo sea único.

Relacionado: 6 consejos de comunicación para fortalecer la cultura de su empresa

4. El factor X

Hay ciertas empresas que la gente considera como culturas de trabajo con aspiraciones. Está bien tomar prestado parte del buen trabajo que estas organizaciones han hecho e implementarlo en su propia cultura, pero también necesita definir lo que lo hace especial. ¿Por qué la gente quiere trabajar para su empresa? ¿Por qué la gente se queda una vez contratada?

5. El proceso de contratación

Su éxito como empresa depende de a quién contrate, pero hacer una buena contratación en realidad comienza antes del proceso de entrevista. Si bien la contratación tiene un componente de ventas y marketing, es importante ser transparente sobre lo que implica específicamente el trabajo. Preste especial atención a la experiencia general de los empleados; algunas empresas incluso incluyen una vista previa del trabajo, que incluye un adelanto de un día realista en ese puesto en particular. También existe una tendencia creciente a incluir información de compensación en la publicación del trabajo, por lo que no hay dudas sobre el pago desde el comienzo del proceso de contratación.

También debe prestar atención a la diferencia entre "agregar cultura" y "ajustar cultura". Agregar cultura significa que una persona está aumentando la diversidad del equipo a través de sus experiencias únicas, sus antecedentes, historial laboral y diversidad de pensamiento. Un equipo de empleados cortadores de galletas no lo ayudará a lograr sus grandes objetivos.

6. Compromiso

El compromiso de los empleados conlleva una variedad de significados diferentes, pero me gusta simplemente preguntar: "¿Qué hace que nuestros empleados se levanten por la mañana?" Si comprende lo que motiva a su personal, es más probable que consiga que se queden y se desempeñen eficazmente en sus trabajos. Las organizaciones con niveles más altos de participación también tienden a tener niveles más altos de retención.

Relacionado: 3 formas de involucrar a los empleados externos en su cultura

7. Crecimiento y desarrollo

El crecimiento y el desarrollo de su personal comienza con la orientación y la incorporación, pero no debería detenerse allí. Para mejorar continuamente su cultura, la organización debe tener oportunidades de capacitación que enseñen a los gerentes cómo liderar sus equipos y oportunidades de aprendizaje para preparar a los empleados para el futuro. Los eventos de formación siempre deben incluir contenido que refuerce la cultura, el MVP y los valores.

8. Desempeño y retroalimentación

Una de las mejores formas de asegurar una comunicación regular entre gerentes y empleados es instituir la práctica de reuniones individuales regulares. La comunicación no siempre ocurre de manera orgánica, por lo que el liderazgo debe asegurarse de que los gerentes y empleados tengan tiempo para dedicarlo a estas importantes conversaciones.

9. Bienestar en el lugar de trabajo

Si no cuida a su gente, no se quedarán. Debe considerar cómo se recompensa y reconoce a los empleados, si existe un equilibrio entre el trabajo y la vida personal y la estructura de compensación y beneficios de la organización. Los líderes deben estar motivados por lo que pueden hacer personalmente para crear un excelente lugar para trabajar.

Una vez que su equipo tenga la oportunidad de revisar las nueve áreas, estará listo para pasar a la fase de planificación de acciones y establecimiento de objetivos. Cuando alinee sus objetivos con los principios culturales, sea proactivo y comuníquelos con regularidad al personal. Cultivar la cultura en el lugar de trabajo es un proceso continuo que ocurre de manera constante, así que no tema hacer correcciones y revisiones de curso a lo largo del camino.

Relacionado: Un camino alternativo hacia la cultura empresarial 'siempre activa'