Seis formas de aprovechar el poder de las ventas centradas en el cliente

Los líderes empresariales exitosos entienden que nunca deben subestimar el poder de su ingrediente más importante: los clientes.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La atención a los clientes hoy en día se ve muy diferente de lo que era antes. En aquel entonces, una interacción inicial con el cliente sería la primera reunión cara a cara o llamada telefónica, y esas interacciones normalmente finalizarían tan pronto como la venta fuera definitiva.

Pero los tiempos han cambiado y la interacción inicial con el cliente ahora tiene lugar mucho antes de cualquier punto de contacto. Conocer a los clientes y fomentar esas relaciones es fundamental no solo para la longevidad de su flujo de ingresos, sino también para la fortaleza de su marca.

Relacionado: El ROI real de centrarse en el cliente

Al colocar a los clientes en el centro de su estrategia de ventas, fomenta una relación en la que esos clientes se sienten valorados y escuchados, y en la que sienten que se satisfacen sus necesidades durante cada paso del proceso de ventas. Al escuchar lo que necesitan y cumplir con sus plazos, se convierte en un socio genuino, en lugar de un vendedor molesto que solo busca cerrar un trato.

Esta metodología se denomina venta centrada en el cliente .

Aquí hay seis formas en las que puede poner a su cliente en el centro.

1. Conozca a sus clientes

Los compradores responden mejor cuando sienten que una oferta se adapta a ellos. De hecho, según Accenture, el 75 por ciento de las personas comprarán de una marca que las reconozca por su nombre, recomiende opciones basadas en compras pasadas y conozca su historial de compras.

Y eso es solo el comienzo.

Si está tratando de hacer que sus clientes potenciales se sientan escuchados y comprometidos, es útil poder ver cómo se han comprometido con su marca. Saber qué publicaciones de blog han leído, las preguntas que han hecho y los correos electrónicos que han abierto pueden proporcionar información sobre el proceso de ventas.

2. Valora su tiempo: llama lo antes posible

En ventas, el que madruga realmente consigue el gusano. Si llama a un cliente potencial dentro de los cinco minutos de haber expresado interés en su producto, es 100 veces más probable que establezca contacto y 21 veces más probabilidades de calificarlo. Por eso, cuando alguien se pone en contacto con su organización de ventas, es fundamental que se comunique lo antes posible.

Relacionado: Cómo capacitar a sus empleados para que se centren más en el cliente

3. Localice su empresa

¿Cuál es su primer pensamiento cuando ve una llamada de un número gratuito? Asumes que es spam, ¿verdad? La mayoría de la gente lo hace. Solo el 7 por ciento de las personas responden llamadas de números desconocidos o gratuitos.

Si desea que los clientes potenciales contesten sus llamadas, necesita un número local . Llamar desde un número local tranquiliza a su cliente potencial. Les presenta algo familiar y conocido y los hará más propensos a captar.

4. Escuche sus necesidades

No hay nada que un cliente odie más que un vendedor agresivo que automáticamente se lanza a un tono. Escuchar es tan valioso. Descubra qué problemas está experimentando su cliente potencial e identifique cómo sus productos o servicios pueden ayudar en lugar de forzar su solución para que se adapte a sus necesidades.

5. Empatía con tu cliente

En ventas, la empatía es increíblemente importante. Póngase en el lugar de su cliente potencial para comprender mejor sus luchas y use ese conocimiento para enfocarse en cómo vende su producto o cómo puede adaptar mejor su oferta a sus situaciones únicas. Por lo general, no existe una solución única para todos los casos, y esto hace que sus clientes se sientan increíblemente valorados.

6. Cree relaciones duraderas con sus clientes.

Como se mencionó anteriormente, para construir una relación duradera con los clientes, debe comenzar incluso antes de tener una interacción con ellos. Pero iré más allá para decir que la relación posventa es aún más importante. A menudo, los clientes se sienten abandonados una vez que se cierra un trato. Las empresas prósperas se diferencian por brindar un servicio excelente. Esta es la clave para desbloquear un flujo de ingresos continuo y darse cuenta del poder de las referencias.

Al final del día, debe recordar que para convertirse en el asesor más confiable de sus clientes, deberá estar con ellos en un viaje continuo. Esto no ocurre instantáneamente, ni termina en cuanto se realiza la venta. Necesita conocerlos a través de todos sus altibajos y hacer evolucionar su oferta tanto como pueda para abordar sus necesidades actuales.

Relacionado: ¿Podría su empresa centrarse más en el cliente?