Cómo cultivar una mayor inteligencia emocional en sus empleados

Hacerlo bien podría conducir a una mayor productividad, una mayor vinculación del equipo, mejores relaciones con los clientes e incluso más beneficios.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La inteligencia emocional (a veces llamada EQ o EI) tiene el poder de remodelar todo su lugar de trabajo. Con una mayor inteligencia emocional como líder, podrá ejercer más paciencia. Tendrá una comprensión intuitiva de lo que otras personas piensan y sienten. Practicarás más compasión y ganarás más confianza de tu equipo. Incluso podrá controlar sus propias emociones, tomar decisiones más lógicas y mantenerse calmado y libre de estrés bajo presión .

Pero sus empleados también pueden beneficiarse de una alta inteligencia emocional. Si tuvieras un equipo completo de personas con alta inteligencia emocional y niveles constantes de control emocional y compasión, hipotéticamente disfrutarías de una mayor productividad, una mayor vinculación en equipo, mejores relaciones con los clientes e incluso más beneficios.

La pregunta es, ¿cómo puedes cultivar una mayor inteligencia emocional en tu equipo?

Comprender los elementos de la inteligencia emocional.

La inteligencia emocional se puede definir y comprender de diversas formas, pero estas son algunas de las características más comunes de la misma:

  • Conciencia y comprensión. Las personas emocionalmente inteligentes pueden practicar la autoconciencia y la comprensión de sus propias emociones.

  • Autorregulación. También tienen la capacidad de regular y controlar esas emociones.

  • Empatía. A las personas con alta inteligencia emocional les resulta fácil practicar la empatía y la compasión, relacionarse con las personas que los rodean y sentir lo que sienten.

  • Interacciones sociales positivas. La inteligencia emocional también facilita que las personas practiquen interacciones sociales positivas. Escuchan cómo los demás se desahogan, brindan consejos significativos, expresan simpatía y hacen que otras personas se sientan bien consigo mismas.

Practica la escucha activa

Practique la escucha activa dentro del equipo. La escucha activa requiere que prestes atención a lo que dice una persona, interviniendo solo ocasionalmente para verificar la comprensión. Es lo contrario social de la gente hablando entre sí en una reunión.

Puede practicar la escucha activa llamando y minimizando las interrupciones en un entorno similar a una reunión. También puede capacitar a sus empleados sobre cómo hacer preguntas significativas y concentrarse en un oyente.

Relacionado: 5 estrategias psicológicas para construir una cultura de equipo ganador

Con el tiempo, sus empleados se convertirán naturalmente en mejores oyentes. En ese momento, podrán comprender mejor los pensamientos y sentimientos de los demás y podrán ejercer más paciencia.

Fomentar la expresión emocional explícita

Algunos entornos de oficina sufren de sentimientos negativos reprimidos como los celos o el resentimiento. La gente practica un comportamiento pasivo-agresivo , se engaña entre sí y busca oportunidades para tomar represalias sutilmente. Pero todos estos problemas a menudo se pueden evitar cuando las personas se sienten cómodas expresando sus sentimientos de manera abierta y explícita.

Por ejemplo, anime a sus empleados a decir cosas como: “Estoy estresado por la mayor carga de trabajo que he tenido recientemente. ¿Puedes ayudarme asumiendo algunas tareas? " en lugar de "¿Por qué no colaboras por una vez?" Contribuye a un entorno más saludable y tiende a generar resoluciones mucho más rápidas.

Adopte la flexibilidad

Los problemas emocionales no siempre se pueden resolver con un oído comprensivo o una disculpa rápida. Si alguien está especialmente estresado, o si hay un problema personal en juego, deberá tomar medidas más importantes. Para responder mejor a las necesidades de sus empleados y alentarlos a que respondan por sí mismos a las necesidades de los demás, intente mantener su lugar de trabajo lo más autónomo y flexible posible. Como beneficio adicional, los lugares de trabajo autónomos tienden a ser más felices .

Reconocer y responder al estrés

Una de las experiencias emocionales más importantes a reconocer en el lugar de trabajo es el estrés. Cuando una persona está estresada, tiende a ser menos concentrada, menos productiva, menos amable y menos efectiva. Si sus empleados mejoran en el reconocimiento de los primeros signos de estrés, tanto en ellos mismos como en los demás, eventualmente obtendrán más control sobre esos sentimientos.

Mejorar los lazos de equipo

La inteligencia emocional solo es efectiva si se practica constantemente. Y solo se practicará de manera constante si sus empleados se preocupan genuinamente por los demás. En consecuencia, una de sus mejores estrategias para impulsar el EQ en su equipo es facilitar mejores lazos de equipo. Organice eventos de formación de equipos y anime a sus empleados a conocerse para hacerlo.

Poner el ejemplo

Finalmente, trabaje para dar el ejemplo. Eres el líder de esta organización o, al menos, tienes influencia dentro de tu equipo. Hagas lo que hagas, la gente estará prestando atención y, ya sea que se den cuenta o no, probablemente te imitarán. Si practicas constantemente la paciencia, la empatía, el autocontrol y la comprensión, ellos harán lo mismo. Esto es difícil de hacer si tiene dificultades con la inteligencia emocional o si no tiene mucha práctica en el campo, pero deberá hacerlo si desea que los miembros de su equipo sigan estos hábitos.

Relacionado: ¿Está realmente escuchando a sus clientes?

La inteligencia emocional no se trata solo de ser amable y crear un lugar de trabajo cómodo. Con una mejor inteligencia emocional, su organización también generará más dinero . Es un proceso lento e iterativo, especialmente si su organización no ha incursionado mucho en el área de la inteligencia emocional en el pasado, pero es una inversión valiosa.