Lo que nos enseña el liderazgo de Phil Jackson sobre la formación de equipos remota

La creación de equipos con éxito cuando se utiliza a distancia tiene sus desafíos, pero no es imposible y definitivamente vale la pena.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

"La fuerza del equipo es cada miembro individual. La fuerza de cada miembro es el equipo". - Phil Jackson.

Es posible que Phil Jackson, el entrenador en jefe más exitoso en la historia de la NBA, no haya podido prever un mundo en el que los equipos colaborarían a través de las computadoras. Sin embargo, su consejo aún se mantiene. Los líderes y profesionales no pueden simplemente levantar la mano y culpar a Covid-19 por sus dificultades. Después de todo, todavía hay negocios por hacer, y para lograr ese trabajo, las empresas aún necesitan fomentar una mentalidad de un solo equipo. Esto no solo mejora el equipo, sino que también le da al cliente la sensación de ser parte de una familia real.

Relacionado: 5 formas de construir una cultura de equipo en un mundo remoto

Ir más allá de la colaboración

La mayoría de las empresas han descubierto los secretos técnicos detrás de la colaboración. Si bien los empleados pueden ser muy multitarea, involucrados en múltiples conversaciones a través del mismo número de plataformas, han enfrentado el desafío. Las empresas han aprendido a aprovechar las reuniones virtuales, administrar proyectos y discusiones a través de Slack, y han recorrido un largo camino hacia la construcción de una base para el trabajo remoto en los próximos años.

Sin embargo, es hora de ir más allá de la mera colaboración. Las empresas han realizado el arduo trabajo de mantener a los empleados conectados técnicamente ; ahora es necesario mantener a los empleados conectados emocionalmente . Eso puede ser extremadamente difícil en una realidad en la que los gerentes ni siquiera conocen a las nuevas contrataciones en persona , un año después. Es difícil conceptualizar cuán perjudicial puede ser para el trabajo en equipo. Hacer que los nuevos empleados se sientan parte del equipo es difícil incluso en circunstancias normales; ahora, los líderes necesitan aprender a hacer que alguien se sienta lo suficientemente cómodo para contribuir, incluso si nunca han conocido físicamente a sus compañeros de trabajo.

Planificación para el éxito en el lugar de trabajo

La pregunta sigue siendo si los empleados aceptarán de todo corazón el trabajo remoto o si volverán a la oficina en masa tan pronto como puedan. La realidad probablemente se encuentre en algún punto intermedio, una solución híbrida en la que las personas asisten a reuniones o eventos específicos y trabajan desde casa. Debido a este futuro probable, los nuevos espacios de trabajo deberán estar tan conectados como lo han estado los hogares de los empleados, con acceso a todas las diversas herramientas de colaboración que las empresas han adoptado durante el año pasado. Los líderes pueden tener que repensar seriamente la distribución de sus espacios de oficina , tanto con el interés de fomentar el distanciamiento social como de facilitar la colaboración entre una fuerza laboral dividida a diario.

También está el problema de romper el hábito de la multitarea que surgió debido a Covid-19. La gente se ha acostumbrado a asistir a una reunión de Zoom en una pantalla, respondiendo correos electrónicos en su segunda pantalla y, al mismo tiempo, enviando mensajes a otra persona en su teléfono. Todo esto ha estado sucediendo mientras la gente se ocupaba de los niños, de los parientes enfermos y también de su vida cotidiana. Tratar de desaprender este hábito será difícil pero necesario una vez que haya un regreso a algún tipo de normalidad post-Covid; La multitarea daña la productividad y podría dañar aún más la capacidad de los equipos remotos para buscar una innovación real.

Hay algunas formas de abordar estos problemas. Fomentar una mentalidad de "un solo equipo" es fundamental. Alentar a los empleados a que sientan que su grupo de trabajo es otra familia puede ser difícil pero necesario. En Austin, durante los principales cortes de energía en febrero, abundan las historias de empresas que intensifican, controlan a los empleados a diario y aprovechan los recursos que tenían a mano para asegurarse de que las personas tuvieran agua o alimentos. Estas historias son un ejemplo brillante de cómo una empresa puede pasar de ser un grupo de trabajo a ser un equipo .

Colaborar para "rodear" al cliente

Todo esto plantea la pregunta de cómo planificar mejor los desafíos futuros mientras se mantiene un enfoque centrado en el cliente. Puede ser un desafío generar confianza con un cliente cuando no ha habido una reunión física. Las empresas han confiado durante mucho tiempo en los toques personales para asegurarse de que los clientes se sientan cuidados. Eso se vuelve más difícil, pero aún no es imposible. En lugar de hacer una llamada a la oficina, los equipos remotos podrían establecer un contacto más frecuente con sus clientes, controlarlos con más frecuencia y comunicarse aunque no se hayan conocido en persona.

Rodear a un cliente significa estar disponible para las necesidades del cliente, enfocarse en el cliente y tomar medidas para que el cliente se sienta como parte de la familia. Con equipos remotos que administran cuentas, los gerentes deben enfatizar la comunicación excesiva y ayudar a los empleados a sentirse capacitados para comunicarse con los clientes de manera regular. A veces hay una vacilación para comunicarse en exceso, tal vez por el deseo de evitar molestar a un cliente, pero podría ser justo lo que necesitan en este entorno. Crear puntos de contacto virtuales y usarlos con frecuencia puede ayudar a recrear las conexiones físicas que en gran parte se han perdido.

Se anima a compartir conocimientos

También existe una oportunidad para los líderes que han encontrado soluciones funcionales para compartir esos conocimientos con otros. Los líderes de todo el mundo buscan formas innovadoras de superar estos problemas, y es complicado porque los conjuntos de problemas cambian continuamente. Después de un año de bloqueo, muchos empleados que pueden haber tenido un desempeño superior pueden estar luchando contra sentimientos de desesperación o desesperanza. Cada día parece traer un nuevo conjunto de desafíos. Los clientes también podrían estar luchando, tratando de insertar algo de previsibilidad en una situación tremendamente dinámica.

Compartir conocimientos entre empresas o industrias puede ayudar con eso. No se sabe qué consejo necesita alguien escuchar o qué valor puede obtener de una declaración aparentemente simple. Ser un líder transparente que se comunica con el aliento, los consejos y las mejores prácticas solo puede ayudar a que todos sean más fuertes.

Relacionado: 3 consejos inteligentes para administrar con éxito equipos remotos

Nunca dejes de construir el equipo

El trabajo de formar un equipo nunca se termina. Incluso cuando se han sentado las bases, se necesita un mantenimiento constante y el deseo de seguir innovando. Los mejores equipos entienden que están formados por miembros individuales y esos miembros, a su vez, saben que son parte de algo más grande que ellos mismos. Un equipo que ha alcanzado ese nivel de atención y responsabilidad mutua no puede evitar cuidar a sus clientes también. Es difícil en un mundo que se está digitalizando cada vez más, pero eso hace que sea aún más importante seguir intentándolo.