3 conceptos a tener en cuenta al convertirse en director de operaciones

Evite errores comunes al asumir este puesto de alto nivel.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Parte de convertirse en un director de operaciones (COO) exitoso es dejar atrás los errores. A menudo me he dado cuenta de que debe salir de su zona de confort y someterse al proceso. Ya sea supervisando a sus trabajadores, aprendiendo más sobre lo que implican los trabajos de sus empleados o haciendo un esfuerzo adicional para calificar al miembro ideal del equipo, todo es un proceso de aprendizaje.

Estas son las tres áreas principales en las que entendí, desde el principio, que podía hacerlo mejor cuando comencé mi carrera como director de operaciones de una empresa de $ 30 millones. Sin duda, unos pocos ajustes simples en su enfoque marcarán la diferencia en el lugar de trabajo.

1. No se concentre demasiado en las operaciones diarias.

Convertirse en el director de operaciones de una empresa que estaba en una trayectoria de crecimiento ascendente fue emocionante. Tener una gran carga de trabajo y un servicio de atención al cliente y personal de ventas apasionados fue un sueño. Sin embargo, la tentación de perderse en el día a día está justo frente a ti. Es común que los empresarios supervisen sus operaciones. Pero el papel correcto a desempeñar es ser un líder, no un microgerente .

Para hacerlo mejor para su empresa, debe concentrarse en un nivel superior. Mire lo que impulsa no solo a su equipo, sino a usted mismo. Exprese su plan de negocios e inspire a sus empleados a desarrollar habilidades que permitan que su empresa prospere. Continúe aprendiendo lo que sucede dentro de su empresa mientras brinda a sus empleados una plataforma para tener éxito. Esta actitud creará una fuerza laboral productiva y positiva.

Relacionado: Poder con propósito: los cuatro pilares del liderazgo

2. Manténgase conectado a tierra.

Si bien es pertinente dominar la comprensión del negocio, es igualmente importante continuar aprendiendo. Siéntete cómodo haciendo preguntas a las personas en áreas que no conoces tanto. Al hacerlo, puede brindar más apoyo a sus empleados.

Es posible que también desee programar algo de tiempo para aprender el flujo de trabajo, operando en paralelo con su equipo, de modo que pueda conocer de primera mano lo que se necesita para administrar la organización. Las reuniones de personal también pueden ser una gran experiencia de aprendizaje. Intente programar una conferencia con su equipo con regularidad. Incluso puedes preguntarles a los demás: "¿Qué has aprendido últimamente?" Les dará la oportunidad de brillar mientras expresan sus ideas, desafíos e inquietudes.

Relacionado: 6 habilidades de liderazgo esenciales que impulsan el éxito

3. Contratar lento significa contratar inteligente.

Uno de los errores más grandes que puede cometer un nuevo director de operaciones es contratar a la persona equivocada para el equipo. Mantener a un empleado incompetente o negativo es perjudicial para el lugar de trabajo en general. Cuando un empleado está luchando durante su día o no quiere estar en su trabajo, desmoraliza al resto del personal. Un empleado que no está a la altura puede retrasar a otros, ya que deben tomar el relevo. La cultura general de la oficina puede ser destruida por un mal trabajador. Despedir a alguien que no está haciendo su trabajo es una situación incómoda. Sin embargo, puede evitarlo tomándose su tiempo en el proceso de contratación.

Antes de la entrevista, comprenda qué se necesita para hacer el trabajo de manera eficiente. Pregúntese, ¿qué tipo de personalidad encajaría con la cultura de la empresa? ¿Cuáles son las calificaciones laborales? ¿Cuánta experiencia y educación se necesita para este puesto? ¿Están involucradas tareas físicas, como levantar y limpiar? Pero lo más importante: ¿Qué tan bien puede encajar una contratación potencial en la empresa?

Comparta un resumen de la descripción del trabajo con las posibles contrataciones. Hágales saber en qué se enfrentarán y pregúnteles si tienen alguna pregunta o inquietud.

Al contratar empleados, no se detenga en los clasificados o LinkedIn. Asegúrese de aprovechar también su red de profesionales. Cuantas más personas le cuente sobre la vacante, mayores serán sus posibilidades de calificar al empleado ideal. Al tomarse su tiempo en el proceso de contratación, ahorrará tiempo a largo plazo al no tener que "volver a contratar". Tener a las personas adecuadas en los puestos adecuados ayudará a que su negocio crezca. Y usted, como director de operaciones exitoso, tendrá tiempo para poner más énfasis en otros esfuerzos.

Relacionado: La diferencia real entre liderazgo y administración, y por qué la mayoría de las personas luchan por lograr el éxito